Los delegados sindicales ya cuentan con una nueva formación complementaria. El Centro de Análisis y Asesoramiento de Psicología Empresarial (CAAP) desarrolla un proyecto que fusiona la psicología industrial con las necesidades específicas de cada empresa.

Los delegados sindicales de toda España ya cuentan con una nueva formación complementaria. Desde hace tres meses, el Centro de Análisis y Asesoramiento de Psicología Empresarial (CAAP) desarrolla el proyecto Forsincom, que fusiona la psicología industrial -estudio del comportamiento humano dentro del ámbito laboral- con las necesidades específicas de cada empresa. El objetivo de estos cursos de formación es "potenciar el liderazgo de los dirigentes sindicales" para que el sindicato al que representan "incremente su peso y obtenga mayor poder de negociación", explica el gerente y fundador del CAAP, José Jané, actualmente delegado sindical de la UGT.

A juicio de Jané, que lleva más de 10 años en el comité de empresa de Seat, en Barcelona, el delegado sindical "tiene que saber negociar y resolver conflictos", pero también "dinamizar la organización mediante la incorporación de nuevas afiliaciones". En su opinión, esta última cualidad es la más importante, puesto que "posibilita la autonomía económica del sindicato".

Sin embargo, las personas que desempeñan este cargo "suelen carecer de una formación específica", con lo que su repercusión "se ve limitada en demasiadas ocasiones", lamenta Jané. "Esta falta de formación", señala, "podría ser la causa de que en muchas empresas españolas los sindicatos tengan problemas de falta de credibilidad y baja afiliación". El porcentaje de trabajadores que pertenece a un sindicato en España no llega al 20%, según el último informe de la plataforma de información económica Global Policy Network.

Forsincom quiere resolver estas carencias mediante la formación personalizada. En el caso de que una unión comarcal decida contratar sus servicios, un equipo técnico se desplazará hasta la localidad donde se encuentre la empresa. Allí, varios psicólogos industriales estudiarán sus necesidades, así como las aptitudes de sus dirigentes sindicales. "Una vez realizada la radiografía de la empresa y obtenido el perfil que precisamos", detalla la psicóloga industrial Mercedes Franco, "ajustamos la formación con el fin de mejorar las habilidades sociales del delegado sindical".

Los dos principales sindicatos españoles -CC OO y UGT- tienen sus propios programas de formación sindical. Pero, en opinión de Jané, dado el "dinámico" contexto laboral, marcado por las deslocalizaciones y la incorporación de nuevas tecnologías, se trata de programas "caducos", que "no se adaptan a las nuevas necesidades de los trabajadores". La psicóloga Franco explica que los cursos privados que ofrecen "están diseñados para complementar la formación estandarizada que se da hoy en día".

Para poder comercializar estos cursos, que tienen un precio aproximado de 200 euros por delegado sindical formado, primero necesitan el "visto bueno" de los sindicatos, señala Jané. Fuentes de la UGT en Cataluña indican que actualmente están valorando la propuesta. La secretaria de formación sindical de CC OO en Cataluña, Rosa Sans, asegura que su sindicato no ha recibido ninguna noticia relacionada con el proyecto Forsincom.

Sans, que cada año dirige la formación de 3.000 afiliados, asegura que no necesita "asesoramiento externo". Esta enseñanza, tanto técnica como psicológica, forma parte de la "médula espinal" de CC OO, afirma. "Y la queremos seguir gestionando nosotros", concluye. Sea como fuere, el objetivo del CAAP es formar a 1.000 delegados sindicales durante este año.

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.