Segons un estudi, l 'assetjament va poder afectar fins al 15% de les dones, ja que elles no sempre ho consideren com a tal. Les víctimes solen ser noies joves, universitàries, solteres i molt vulnerables.

El acosador es un hombre casado y con hijos, su carácter es infantil, caprichoso y machista.

El 10% de las trabajadoras ha sufrido acoso sexual en el ámbito laboral durante el último año y sólo un 25% reconoce haberlo comentado con alguien. Más del 56% de las empresas ignora el problema.

La investigación ha consistido en 2.007 entrevistas a mujeres, entre 16 y 64 años, que se encuentran trabajando o lo han estado en el último año.

Según el estudio, la violencia contra las mujeres, un entorno laboral sexista, y un marco con abuso de poder —tanto por su posición en la empresa, como por su sexo-, son los ejes principales sobre los que se asienta el acoso sexual en el trabajo. El papel de la empresa en estas situaciones es determinante: más del 56% ignora el problema y responde con pasividad.

La investigación ha tenido en cuenta los diferentes grados de acoso que pueden propiciarse en estas situaciones. Parte del acoso leve(chistes de contenido sexual, piropos, acercamientos excesivos, gestos y miradas insinuantes), pasa por el acoso grave (preguntas sobre la vida sexual, insinuaciones sexuales o pedir abiertamente este tipo de relaciones), y llega hasta el acoso muy grave (tocamientos, acorralamientos, amenazas, presiones para obtener sexo…)

El informe diferencia entre acoso técnico y acoso declarado. Así, cerca de un 15% de las encuestadas han padecido alguna de estas situaciones —acoso técnico-, mientras que sólo un 10% considera que haya sufrido acoso laboral —declarado-. Esto se debe, entre otras cosas, a la conciencia machista que todavía existe en numerosos centros de trabajo.

Perfil de víctima y acosador

Las víctimas suelen ser chicas jóvenes, universitarias, solteras de 16 a 34 años y sobre todo vulnerables (destaca el alto índice de trabajadoras extracomunitarias que sufre estas situaciones). El acosador suele ser un hombre casado y con hijos, su carácter es infantil, caprichoso, sexista y machista. En el 75% de los casos suelen ser compañeros de trabajo y en el 21% un superior directo.

El acosador comienza el 'ritual ' eligiendo una víctima vulnerable y continua ganándose su confianza por medio de un rol paternal. Una vez superada la barrera de la relación meramente laboral, comienza sus proposiciones y demandas sexuales. Las amenazas, represalias e incluso agresiones llegan ante la reiterada negativa de la víctima.

Sólo un 25% de las víctimas hablan del problema. Casi un 50% lo comenta con sus amigas, mientras que el 30% decide acudir a la familia. Las acosadas demuestran muy poca confianza en las instituciones, sólo un 1’6% acudió a alguna institución pública en busca de ayuda. Más de un 70% de los consejos obtenidos denota pasividad ante el problema.

Ley de Igualdad

Con motivo de la futura Ley de Igualdad, el Instituto de la Mujer ha querido dar un primer paso y estudiar la situación actual de las trabajadoras en el ámbito laboral. Según la secretaria de Estado, Soledad Murillo, este informe es "el primer abordaje" para poder continuar profundizando en esta realidad que "aunque no es tangible, está ahí".

Soledad Murillo confirmó que la futura normativa toca este tema en 14 artículos donde "se incluyen protocolos de actuación para propiciar ambientes y llegar a la igualdad" en este terreno.

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.