Segons un informe de l 'Instituto Nacional de Estadística (INE), el tan esperat canvi que ha de culminar en la igualtat real de sexes no acaba de produir-se per molt que els legisladors estableixin lleis a favor.

El tan esperado cambio que debe culminar en la igualdad real de sexos no termina de producirse por mucho que los legisladores establezcan leyes a favor. La mujer sigue siendo la encargada del cuidado de los hijos, así como de la atención a los mayores dependientes, y eso, a pesar de que está incorporada casi de lleno al mundo laboral. Así lo pone de manifiesto el primer informe de conciliación entre vida laboral y familiar de la Encuesta de Población Activa, elaborado por el Instituto Nacional de Estadística (INE), y que también revela la falta de servicios especializados de atención como guarderías o centros para mayores, así como los graves problemas que tienen los trabajadores para organizar su jornada laboral con el objeto de atender a cuestiones familiares.

Según el INE, la mitad de los varones ocupados y con hijos confía el cuidado de los mismos a su cónyuge, también trabajadora. Esto explicaría en buena parte por qué la gran mayoría de los contratos a tiempo parcial corresponden a mujeres y por qué las reducciones de jornada por cuidado de menores tienen también nombre femenino, En el caso contrario, es decir, trabajadoras que dejan el cuidado de los hijos a su pareja, el porcentaje desciende gráficamente a menos de un 12%.

Del total de 6.291.400 trabajadores de entre 16 y 64 años, con hijos menores de 15, sólo un 20% recurre a servicios especializados (guarderías, campamentos urbanos en periodos no lectivos...), porcentaje que en el caso de las mujeres se eleva al 27%, frente al 16% de los varones. Fuentes del INE explican esta amplia diferencia en el elevado número de hogares monoparentales femeninos con hijos a cargo (221.663 están formados por una mujer y uno o más menores, frente a los 60.490 hogares constituidos por un hombres y uno o más menores). En el conjunto de los trabajadores con hijos, destaca que apenas un 18% recurre a un familiar para que cuide de ellos. A estos datos hay que sumar otro: el 8,6% de las mujeres en paro atienden a niños de otros hogares, frente al 3% de los varones parados.

Si en el caso de los hijos es la mujer la principal cuidadora, la situación se repite en la atención a dependientes. El 13% de las mujeres cuidan de algún dependiente, frente al 7% de los varones. Casi el 20% de los empleados reconoce que no pueden trabajar más horas ya que no disponen de los recursos precisos para atenderlos.

El informe del INE revela de manera clara las dificultades que tienen los trabajadores para conciliar la vida laboral y familiar. El 88% no puede tomarse días de permiso para cuidar los hijos en situaciones especiales como las siempre problemáticas vacaciones escolares, y entre los que sí tienen esta opción es mayoritariamente la mujer la que acomoda sus días libres a los de sus hijos (el 15% frente al 8% de los varones). Además, el 44% de los trabajadores asalariados no pueden modificar su horario laboral (entrar antes y salir antes o pactar una reducción del horario de comida para llegar antes a casa, entre otros), aunque un 18% de ellos reconoce que podrían hacerlo sólo en casos muy especiales.

La situación para los trabajadores de cuenta propia es completamente distinta. De hecho, casi el 81% reconoce que puede flexibilizar sus horarios. Tampoco tienen problemas para cogerse un día libre por cuestiones familiares: un 75% puede hacerlo, frente al menos del 40% de los trabajadores por cuenta ajena.


Una seropositiva en la ONU

Khensani Mavasa, una joven de Sudáfrica de 27 años, infectada con el virus del sida (VIH) y portavoz de una entidad que aboga por que los enfermos de países pobres tengan acceso a tratamiento, se convirtió ayer en la primera seropositiva que se dirige a la Asamblea General de las Naciones Unidas. Mevasa, en la cumbre para revisar los planes contra el sida, pidió que éstos no queden en promesas y que se recuerde que el sida causa " 14.000 infecciones y 8.000 muertes cada día". El secretario general de la ONU, Kofi Annan, dijo que fracasa la prevención de mujeres, niños y jóvenes, y hay que redoblar esfuerzos. Urgió a países islámicos y católicos y a EE. UU. a facilitar la prevención del VIH a prostitutas, homosexuales y toxicómanos. Fuera de la ONU, una protesta de activistas acabó con 21 detenidos.

Acceso a módulo sobre conciliación de la vida laboral y familiar (INE-Marzo 2006): http://www.ine.es/daco/daco42/daco4211/modu05.htm

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.