Les xarxes socials s 'han tornat tan omnipresents que fins i tot els, fins ara, més escèptics comencen a investigar com treure 'n el màxim profit. Personnel Today revisa com les principals xarxes socials estan revolucionant RH.

Hubo un tiempo en que los blogs y las redes sociales eran vistos como poco más que una moda pasajera y los escépticos aseguraban que nada podría con la comunicación cara a cara. Actualmente, Facebook ya cuenta con unos 500 millones de usuarios y LinkedIn tiene 80. Adrian Moss, Director General de la consultora en redes sociales Focus Business Communications, explica que los profesionales de RH en particular deberían estar aprovechando al máximo las redes sociales. “RH tiene mucho que ganar compartiendo información y recursos, especialmente en cuestiones de derecho laboral y resolución de problemas. A menudo se trata de conectar con personas de fuera, enterarse de lo que se cuece y obtener ideas frescas. Los directivos tienen que conectar con la generación más joven. Reclutar los mejores talentos es siempre un reto –incluso en una recesión. Pero las empresas tienen que espabilarse, pensar en su marca y en cómo la percibirán las próximas generaciones.”

Facebook
Quizás, la red social más popular para todos los públicos, desde estudiantes hasta directores generales retirados. Facebook permite al usuario estar en contacto con sus amigos y compañeros de trabajo con las actualizaciones de estado, las publicaciones en el muro o los correos electrónicos. También se puede “etiquetar” a los amigos en fotos, compartir música y vídeos y unirse o crear grupos de intereses comunes. Facebook además ofrece un servicio de mensajería instantánea online.

Cada vez más empresas usan Facebook para impulsar su marca y reconocen su potencial como herramienta de selección. La consultora KPMG tiene un perfil de Facebook para contratar a nuevos empleados, que ya “gusta” a más de 2.360 personas. La página ofrece varias funciones interactivas, como pequeños ejercicios mentales, “juegos” de auditorías e impuestos empresariales y una sección de habilidades en la entrevista. También permite a este gigante de la consultora publicar información sobre los próximos procesos de selección de personal. Vanessa Soames, Responsable de marketing en selección de KPMG, estima que cerca del 19% del tráfico del sitio web de contratación de la compañía proviene de las redes sociales: “La clave es la comunicación bidireccional y que sea un buen ‘embajador de la marca’. Se hablará de la empresa tanto si se toma parte en las redes sociales como si no; éstas le dan vida a la marca y demuestran tus valores y cultura a los candidatos. Y si hay un feedback negativo en esos entornos, la empresa puede dialogar y tratar de convencer de su punto de vista.”

Pero no solo las grandes compañías tradicionales usan Facebook. La Armada Británica también se sirve de la página para atraer a nuevos soldados. Un asesor laboral supervisa el sitio de la Armada en la red social y responde a todas las preguntas que se publican en el muro, desde dudas médicas hasta si un nuevo recluta se debe llevar la tabla de planchar al alistarse. La página ofrece asesoramiento sobre todo el proceso de unirse a la Armada, formación y desarrollo profesional.

Starbucks apenas necesita recordar al mundo que existe, ya que está en casi cada calle importante del planeta, pero también está conectado y tiene 16 millones de fans en Facebook. Los fans pueden sugerir ideas, expresar su amor por el latte especiado con calabaza, subir sus fotos o de sus hijos y mascotas y usar la aplicación de búsqueda de empleo de Starbucks (aunque de momento esta última aplicación sólo está disponible en Estados Unidos).

Twitter
Twitter ha atraído a más de 100 millones de usuarios desde que fue creado en 2006. El portal, descrito en Wikipedia como el de “los SMS en Internet”, ofrece un servicio de micro-blogging que permite a los usuarios mandar y leer “tweets”: publicaciones de texto de menos de 140 caracteres. También se pueden seguir los tweets de otros subscriptores. Y desde el año pasado, también se puede seguir a los tweeters por grupos. En este entorno además se pueden seguir categorías temáticas (hashtags) creadas por la comunidad – por ejemplo “#hrjobs” para puestos de trabajo en Recursos Humanos.

Como en Facebook, grandes empresas como HSBC, IBM o PepsiCo publican sus puestos vacantes en Twitter. La página de empleo de PepsiCo reza: “Añade un poco de sabor a tu carrera profesional –es tan fácil como apuntarte a nuestro equipo de Captación de Talentos aquí en Twitter!” Las publicaciones relacionadas con empleos deben tener el mismo formato que cualquier otro tweet – no más de 140 caracteres (por ejemplo: Responsable de RH, Oxford, Reino Unido). El tweet incluirá un enlace al anuncio del puesto en la página web de la empresa. Una página de empleo en Twitter necesita tener un número suficiente de “seguidores” para que valga la pena mantenerla. La página de empleo de PepsiCo, por ejemplo, tiene más de 700 seguidores. Las empresas usan los hashtags para asociar palabras clave a sus tweets. Así, un hashtag enlaza cada publicación con otras ofertas de empleo y otros usuarios que buscan esa misma palabra clave la pueden ver. Esto se aplica también a otros tipos de temáticas en las publicaciones, como conferencias o eventos.

LinkedIn
LinkedIn ha saltado a la fama desde que fue lanzado en 2003 como una página de relaciones profesionales. El portal es muy popular en RH porque permite a los usuarios ver currículums, publicar anuncios de empleo y compartir información en grupos virtuales.

Peter Burgess, Director General de la consultora The Appointment, es un gran fan de LinkedIn. “Como empresa, recibimos con los brazos abiertos a las redes sociales. Cuando páginas como LinkedIn o Twitter evolucionan, también crece nuestro conocimiento sobre cómo sacar el mayor provecho de cada nueva función que ofrecen. Todos nuestros consultores usan LinkedIn, y también la nueva aplicación de LinkedIn para iPhone,” comenta.

Los usuarios pueden elaborar un currículum en su perfil, colgar una foto, establecer una red de conexiones directas y extender su red para incluir conexiones de segundo o tercer nivel con otros contactos. Como en Facebook o Twitter, los usuarios pueden seguir a diversas organizaciones y recibir notificaciones cuando hay puestos vacantes. El portal también ofrece un servicio de respuestas parecido al de Yahoo!, que permite a los usuarios publicar preguntas para que la comunidad las conteste. El grupo de RH del Reino Unido actualmente tiene más de 2.800 miembros que pueden publicar preguntas sobre cualquier tema.

Según Burgess, lo mejor de LinkedIn es que invita al intercambio de información y, como red social, ayuda a derribar algunas barreras en el sector de la selección. “Del mismo modo que se sabe que muchas empresas consultan el perfil de Facebook de posibles candidatos, un perfil de LinkedIn y una cuenta en Twitter también ayudan a crearse una imagen de cada persona más allá de su currículum. Si se usan correctamente, pueden ayudar mucho a la relación entre empresas y candidatos.”

Blogging, YouTube y Yammer
Las redes sociales han hecho que las personas y las organizaciones sean más visibles y la creciente popularidad de los blogs ha propiciado un sentimiento real de comunidad virtual.

Bill Marriott, Director General y Presidente de la cadena hotelera homónima, es un blogger prolífico. A sus 78 años, cree que saber escuchar es una de las habilidades más importantes de un buen líder: “Como no puedo llegar a cada hotel, tenemos muchas formas para que nuestros clientes se comuniquen con nosotros, desde tarjetas de visita en las habitaciones a varias redes sociales como Twitter, Facebook e incluso mi blog.”

Recientemente, YouTube también se ha popularizado en el mundo empresarial. Muchas empresas difunden vídeos corporativos que antes sólo se mostraban en las universidades para atraer a futuros candidatos. KPMG ofrece varios vídeos en el sitio como uno con tres contables interpretando una canción de Backstreet Boys. Las universidades también publican vídeos promocionales para futuros estudiantes.

Nick Shackleton-Jones, Responsable de formación online para la BBC, es un gran defensor de los vídeos educativos y cree que todos los profesionales del sector de la formación deberían saber dirigir, grabar, editar y distribuir vídeos. “Portales como YouTube, VideoJug o LifeHacker demuestran lo efectivo que puede ser el lenguaje audiovisual en el aprendizaje. El vídeo tiene el poder de transmitir el entusiasmo personal –que es precisamente lo mismo que hace que una conversación cara a cara valga la pena. Es ideal para compartir historias de éxitos en las empresas– y los profesionales de la formación son los más apropiados para hacerlo,” argumenta en su blog.

Yammer es otra historia de éxito. Usada por unas 80.000 organizaciones en todo el mundo desde que fue lanzada en 2008, esta red social es como un servicio de Twitter para empresas. A diferencia de Twitter, que difunde mensajes al público, Yammer opera dentro de las organizaciones y los usuarios necesitan una dirección de correo corporativo para poder conectarse. Como con el Facebook, los usuarios pueden publicar mensajes y actualizaciones de estado, hacer preguntas y compartir noticias y enlaces. También incluye una herramienta de eventos, donde los usuarios pueden buscar e invitar a sus compañeros mediante el Google Calendar o el Microsoft Outlook.

RH y la paradoja de las redes sociales
Existe, no obstante, una paradoja en el mundo de las redes sociales. Aunque ya se ha aceptado que tienen un papel esencial en los negocios, RH ha tenido históricamente la tarea de vigilar el uso de Internet en el trabajo y el de tomar medidas con los empleados que publiquen comentarios peyorativos sobre la empresa en esos sitios.

Vanessa Robinson, Responsable de desarrollo en la práctica de RH del Chartered Institute of Personnel and Development, argumenta que las compañías ya empiezan a reconocer el valor de las redes sociales para seleccionar a futuros empleados: “Es fácil poner todas las páginas de redes sociales en el mismo saco, pero los profesionales de RH actualmente ya están buscando comprender los diferentes usos de dichos portales y cómo ajustar sus políticas en función de los mismos.”

El Chartered Institute of Management Accountants, por ejemplo, levantó hace poco la prohibición que había impuesto dentro de su organización sobre las redes sociales. Brad Taylor, Responsable de RH, explica: “Fue una forma de promover un enfoque responsable del acceso a redes sociales por parte del personal, y también para ayudar a que nuestros estudiantes y miembros vieran cómo tratamos de usarlas. Yo era (y sigo siendo) cauto sobre esta medida, pero espero que nos ayude a desarrollar una cultura organizacional basada en la confianza que aquí buscamos.”

Acceso a la noticia: http://www.personneltoday.com/articles/2010/10/27/56807/a-dummies-guide-to-social-media-for-hr.html

Acceso al Grupo de Linked In de la Fundació Factor Humà: http://www.linkedin.com/groupRegistration?gid=2155878

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.