Una cuarta parte de las empresas son totalmente rígidas en el horario de entrada y salida, mientras que un tercio son totalmente o bastante flexibles. Estos son algunos datos recogidos por un nuevo estudio.

La gestión del tiempo que los empleados pasan en sus puestos de trabajo es todo un reto para las organizaciones. Los trabajadores demandan cada vez más a las empresas políticas flexibles en cuanto a sus horarios y, por su parte, las compañías empiezan a darse cuenta de que la cultura de la presencia constituye en muchos casos una mala opción.

Ignacio Buqueras, presidente de la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios, asegura que se trata de un requerimiento muy importante, ya que 'cada persona tiene sus peculiaridades, como el desplazamiento desde el domicilio, que no es igual para todos, las cargas familiares, la formación o la necesidad de ir al gimnasio '. El experto aboga por una flexibilidad de una hora y media en los horarios de entrada y salida, 'siempre adaptada a las necesidades del sector, de la empresa y de los trabajadores '.

Una cuarta parte de las empresas son totalmente rígidas en el horario de entrada y salida, mientras que un tercio son totalmente o bastante flexibles. Estos son algunos datos recogidos por el estudio Flexímetro 2006, elaborado por la agencia de comunicación CVA. 'La gestión horaria es una de las medidas más populares adoptadas por las empresas porque tiene un coste mínimo y ayuda mucho en la planificación. Los gestores casan las distintas necesidades de los trabajadores con las de la propia compañía ', afirma Asunción Velasco, socia de CVA.

Otra medidas que recomiendan los expertos, aunque está menos extendida, es la bolsa de horas. 'Es un intercambio. Consiste en que si en un determinado momento te ves obligado a trabajar más, luego puedas disfrutar de ese tiempo libre ', indica Velasco. Sólo el 14,2% de las grandes empresas y el 7,80% y 11% de las medianas y pequeñas respectivamente, ofrecen a sus empleados esta posibilidad, según el Flexímetro 2006.

Entre las principales ventajas que tiene la correcta gestión del tiempo de trabajo, Ignacio Buqueras destaca la mayor satisfacción de los empleados, una mayor productividad y un mejor clima laboral.

Los expertos aseguran que la flexibilidad no hace referencia en ningún momento a menos horas de trabajo, sino a una mejor distribución del tiempo. 'Uno de los peligros de estas políticas es que los empleados interpreten la flexibilidad como un derecho adquirido y la exijan de forma rígida. Tiene que haber un control por parte de la compañía. Aunque muchas veces son los propios trabajadores los que ejercen este papel ', declara la socia de CVA.

¿Por dónde empezar? 'Hay que ver qué piden los empleados, si es viable, implantar las políticas oportunas y poner en conocimiento de los trabajadores qué beneficios supone para ellos. En caso de que una política no valga, se retira y se explica a los trabajadores la decisión ', señala Velasco.

En Microsoft, una de las empresas mejor posicionadas en el Flexímetro elaborado por CVA, aseguran que la existencia de un horario flexible en el que cada uno gestiona su tiempo en función de sus necesidades personales forma parte de la cultura de la compañía y los resultados son muy positivos. 'Trabajamos con un sistema de gestión por objetivos que nos permite hacer esto. No tenemos tanto en cuenta la permanencia en el puesto de trabajo ', comenta Esther Pérez Bravo, del departamento de recursos humanos.

Información para todos en la red

Se llama MyWebTime y facilita la comunicación y el intercambio de información entre el trabajador, sus superiores y los responsables de recursos humanos.

Sus creadores lo presentan como un portal del empleado en el que se halla toda la información relativa al control horario de forma clara, ya que permite que cada implicado en esta labor introduzca y valide la información necesaria en cada momento del procedimiento correspondiente. 'Aunque supone un importante beneficio para todos está muy pensado para el trabajador, para que pueda tener acceso a información que sea de su interés y pueda organizarse y planificar mejor su tiempo ', señala Georgina Pares, directora de marketing de Spec, la compañía elaboradora de este espacio virtual.

A través de MyWebTime tanto las incidencias (visitas al médico u otro tipo de ausencias cortas) como las vacaciones previstas a futuro son introducidas directamente por los empleados y validadas por sus supervisores definidos según el organigrama dibujado por el administrador del sistema. Los responsables de recursos humanos pueden consultar, validar o corregir en todo momento esta información desde el mismo portal.

'Este método de control de horarios conforma una relación de transparencia entre el empleado y la empresa. Además, ayuda a que la gente sea más puntual o justifique sus ausencias, pero también a que sus horas extras estén debidamente consideradas ', afirma Pares.

Acceso a Comunicación de Valor Añadido (CVA): http://www.cvalora.com

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.