Hi ha sectors que són bons per trobar la primera feina, però dels quals els treballadors surten quan poden i no arriben a jubilar-se. En un estudi s 'identifica a la indústria, el comerç i l 'hosteleria com els que expulsen a més treballadors.

Los empleos de antes, los que eran para toda la vida, se acaban. El estudio de las vidas laborales de la Seguridad Social refleja que la crisis que han sufrido sectores como la industria y la precarización que viven otros, como la hostelería y el comercio, llevan a muchas personas a alejarse del sector de su primer empleo en busca de otro mejor.

Hay sectores que son buenos para encontrar el primer empleo, pero de los que los trabajadores salen en cuanto pueden y no llegan a jubilarse. Ésta es una de las conclusiones del estudio La muestra continua de las vidas laborales de la Seguridad Social, realizado por el servicio de estudios del Banco de España, que identifica los sectores de la industria, el comercio y la hostelería como los que expulsan a más trabajadores a lo largo de su vida laboral. La industria, con la crisis de los últimos años, ha prescindido de miles de trabajadores que han tenido que rehacer su vida profesional, mientras que en el comercio y la hostelería, en cambio, son los bajos salarios y los malos horarios laborales, con aperturas en festivos incluidas, los que provocan una fuga masiva de empleados en busca de mejor calidad de vida.

El estudio, elaborado por Isabel Argimón y Clara Isabel González, analiza por primera vez las bases de datos de las vidas laborales de la Seguridad Social, que recogen la trayectoria profesional de 25 millones de personas, desde que empezaron a cotizar en su primer empleo, pasando por las épocas de paro y hasta su jubilación. Sus conclusiones, basadas en una muestra de 1,1 millones de personas, entre cotizantes y pensionistas, confirman que si la movilidad laboral entre sectores es elevada la geográfica, en cambio, es muy pequeña: el 83% de los trabajadores cotiza actualmente en la misma comunidad autónoma en la que empezó su vida laboral. Por comunidades, hay algunas "de emigración": las dos Castillas, Extremadura y Ceuta y Melilla, principalmente, mientras que Canarias, Valencia, Murcia, Navarra y Madrid captan trabajadores procedentes de otras comunidades.

Según Guillem Salvans, responsable de empleo de CC. OO. de Catalunya, la capacidad de un sector de retener a trabajadores va ligada también a la tasa de temporalidad y a la rotación laboral. "Hay sectores muy precarizados, con una tasa de temporalidad muy alta: son sectores donde los trabajadores están poco cualificados, cobran poco y viven mal, y donde también las empresas tienen muy poca productividad, porque ni siquiera pueden formar a sus trabajadores", explica Salvans.

Según la Seguridad Social, los sectores que ofrecen a sus trabajadores una mayor estabilidad laboral son el financiero, energía y educación. Por el contrario, los trabajadores que han cambiado más veces de empresa son los de sanidad, construcción, servicios para empresas (un epígrafe que incluye desde las empresas de trabajo temporal hasta otros sectores como informática, inmobiliaria, limpieza industrial o seguridad), hostelería y transporte.

Según los datos de la encuesta de temporalidad que elabora CC. OO. referidos al mercado de Catalunya, "hay sectores que acumulan tasas de temporalidad altísima", como la construcción, el comercio, la hostelería, la sanidad o el servicio doméstico. Y en muchos de ellos, además, la rotación es feroz: en el sector de servicios empresariales, que lidera el ranking, los trabajadores temporales firman una media de 18 contratos de trabajo al año.

El estudio del Banco de España destaca también que los trabajadores siguen diferentes "estrategias" de cara a la jubilación, para utilizar "las normas sobre cómputo de derechos con el objetivo de maximizar las transferencias netas recibidas". Así, el estudio señala que el periodo medio de cotización de los trabajadores que ya se han jubilado es de 35 años, aunque la situación es dual: la mayoría cotiza menos años aunque un número reducido de trabajadores se jubila tras una vida laboral más larga. En el régimen de autónomos, en cambio, los jubilados han cotizado de media 18 años, ligeramente por encima del mínimo de 15 que se exige para tener derecho a pensión, mientras que en el de empleadas del hogar la cotización media es de 13. El estudio señala, con todo, que la mayoría de los pensionistas, un 95%, ha cotizado alguna vez en su vida a la Seguridad Social.

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.