Aún queda camino por recorrer, pero las empresas españolas siguen esforzándose por adaptar sus instalaciones para facilitar el acceso a personas con discapacidad, según un estudio.

Aún queda camino por recorrer, pero las empresas españolas siguen esforzándose por adaptar sus instalaciones para facilitar el acceso a personas con discapacidad. Es la principal de las conclusiones de un estudio realizado por la Fundación Konecta.

La mayor parte de las empresas que han sido analizadas por la Fundación Konecta en su Primer Observatorio de Accesibilidad Global en centros de trabajo, ha aprobado en los aspectos relacionados con los accesos desde el exterior y la deambulación. La fundación ha analizado cuestiones como los pavimentos, el espacio de maniobra, las zonas de circulación y los cambios de plano.

Y a pesar del reconocimiento del trabajo realizado por la mayor parte de las empresas analizadas (30 sedes de 27 grandes empresas españolas), los autores del informe consideran que aún se deben revisar 'las condiciones de accesibilidad en los espacios de uso público y en los aseos adaptados. Algo similar ocurre con los elementos visuales, táctiles y auditivos, que en algunos casos -como en los aparcamientos- necesitan ser imperiosamente adaptados '. El estudio ha contado con la colaboración de la Fundación Empresa y Sociedad, la Fundación ONCE y la consultora Vía Libre, del Grupo Fundosa.

En cada sede se analizaron 18 aspectos, agrupados en seis bloques temáticos, que son los espacios por los que suelen producirse los trayectos que un trabajador realiza o en los que discurre su actividad laboral cotidiana.

Del análisis de las distintas áreas que se incluyen en el informe de la Fundación Konecta, destaca que en el área de aproximación a las empresas, el pavimento y la iluminación, así como los espacios de maniobra y las zonas de circulación periféricas suelen ser los adecuados.

Por el contrario, los autores del estudio llaman la atención sobre la necesidad de que la circulación en los aparcamientos y el acceso al transporte público deba mejorar o ser adaptada en cerca del 70% de los casos. Alrededor del 15% de las zonas de paso no son accesibles.

Dentro del área de acceso desde el exterior (recorridos exteriores, rampas, escaleras, huecos de paso, vestíbulos y zonas de atención al público), los elementos de deambulación, especialmente los pavimentos y espacios de maniobra, son positivos en un 70% u 80% de los casos.

Sin embargo, deben mejorar los cambios de plano en los recorridos exteriores, los espacios de maniobra en huecos de paso, los elementos de alcance, accionamiento y agarre en los vestíbulos.

La comunicación visual es adecuada sólo en un 13% de los casos, mientras que la táctil es deficiente en prácticamente el 100%. Otro dato destacable es que apenas se han encontrado plataformas salvaescaleras. Eso sí, los ascensores están adaptados en la inmensa mayoría de los casos. Sin embargo, el estudio señala que 'los aseos adaptados para personas con limitaciones funcionales necesitan mejoras en todos los apartados: deambulación, aprehensión, localización y comunicación '.

Acceso a página web de Fundación Konecta donde podrás descargar documento sobre el estudio: http://www.fundacionkonecta.org

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.