Seguir en el mercado laboral más allá de los 65 años tendrá ventajas. A partir de 2008 los trabajadores que voluntariamente posterguen su jubilación serán compensados con hasta un incremento del 3% en su pensión por cada año trabajado a partir de los 65.

Seguir en el mercado laboral más allá de los 65 años tendrá ventajas. El ministro de Trabajo, Jesús Caldera, avanzó ayer que, con toda probabilidad, a partir del 1 de enero del 2008 los trabajadores que voluntariamente posterguen su jubilación serán compensados con hasta un incremento del 3% en su pensión por cada año trabajado a partir de los 65. Estos nuevos incentivos para prolongar la actividad buscan "garantizar la sostenibilidad del modelo de protección social".

Por lo tanto, si un trabajador se jubila a los 70 años, el incremento respecto a la pensión que le correspondería sería del 15%. Esa mejora sólo sería aplicable para aquellas personas que hayan cotizado un mínimo de 40 años. Si no fuera así y los años de cotización fueran menos de 40, el incremento de pensión por cada año que rebase los 65 de edad sería del 2%.

Caldera señaló que también se premiará a las empresas librándolas de la cotización de estos empleados. Según el ministro, que participó ayer en la conferencia ministerial de la ONU sobre envejecimiento celebrada en León, la ley de Medidas en Materia de Seguridad Social debe concluir su trámite parlamentario en los próximos días.

La ley fue aprobada por el Gobierno y está en pleno proceso parlamentario. Si el Senado la aprueba en las próximas semanas, podría entrar en vigor el 1 de enero próximo como calcula Caldera.

El ministro destacó que la posibilidad de alargar la edad de jubilación más allá de los 65 años es absolutamente voluntaria por parte de cada trabajador. Dependerá también - dijo Calera- de si la persona "se encuentra en condiciones" de hacerlo.

En su intervención durante la conferencia, Caldera apuntó la necesidad de que los países se adapten a la "revolución silenciosa" que supone el progresivo envejecimiento de la población. El ministro señaló que en España la esperanza de vida se sitúa en los 80 años, por lo que es "uno de los países más longevos del mundo". La esperanza de vida ha aumentado en más de dos años en los últimos diez.

La edad media de jubilación es 63,5 años, de acuerdo con la Seguridad Social. El 41% de los jubilados dejaron de trabajar antes de los 65.

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.