La alternativa que propone la Seguridad Social se llama "segunda actividad" y consiste en incentivar económicamente a la empresa que, en vez de jubilar anticipadamente a un trabajador, establezca con él alguna flexibilización de sus condiciones laborales.

El Gobierno intentará frenar la sangría de las prejubilaciones en el sistema público de pensiones. La alternativa que propone la Seguridad Social se llama "segunda actividad" y consiste en incentivar económicamente a la empresa que, en vez de jubilar anticipadamente a un trabajador, establezca con él un cambio de puesto, una reducción de horarios, o cualquier otra flexibilización de sus condiciones laborales. El secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, afirmó que, "para muchos trabajadores, el cambio de actividad es aún un concepto difícil de entender". No obstante, se mostró convencido de que esta es la medida del futuro.

Las posibilidades que estudia el Seguro con el cambio de actividad son poliédricas. Según Granado, su departamento estaría dispuesto a aportar "el dinero que haga falta" y a "aplicar cualquier medida" para lograr que las empresas pacten con sus trabajadores cercanos a la edad de jubilación una reubicación dentro de la empresa, con los recortes en la jornada de trabajo que necesite el empleado, a condición de que pueda seguir desempeñando alguna labor hasta los 65 años.

ESPERANZA DE VIDA

Granado se mostró preocupado por los costes que provoca en el sistema público de pensiones un trabajador que pasa al retiro cinco años antes de la edad legal (65 años) habida cuenta de que la esperanza de vida de los españoles supera actualmente los 83 años.

En el 2008, el Gobierno dará el primer paso para que la segunda actividad sea una realidad. La disposición quinta de los presupuestos para el próximo año establece una reducción del 50% en las cotizaciones por contingencias comunes en el caso de que un empleado cambie de actividad dentro de su empresa. De momento, solo si está impulsado por el riesgo de enfermedad profesional o, si es una trabajadora, por problemas en el embarazo o en la lactancia. Aunque la medida se circunscribe a dos supuestos, el Gobierno ha querido que el primero de ellos pueda aplicarse a muchos trabajadores ya que no es difícil alegar que se encuentran en una situación de riesgo de contraer alguna enfermedad.

AMPLIAR LOS SUPUESTOS

Trabajo y la Seguridad Social no se quieren limitar a esta disposición en los presupuestos. Les gustaría negociar con los sindicatos un sistema más amplio de segunda actividad que permita a cualquier trabajador flexibilizar sus condiciones laborales hasta la jubilación (y a las empresas reducir costes laborales) que acudir a las prejubilaciones. No obstante, el Gobierno sospecha que los sindicatos son reticentes a esta medida. Granado admitió ayer que habrá que hacer algunas excepciones con ciertos colectivos. Según dijo, está esperando a que UGT y CCOO le presente alguna propuesta para la jubilación anticipada a los 60 años en el sector de la construcción y en el del transporte por carretera. También ayer en el Senado, el secretario de Estado se mostró partidario de estudiar el retiro anticipado de los Mossos d 'Esquadra, de la Ertzaintza y de la Policía Foral de Navarra, tal y como lo disfrutan los funcionarios del Estado.

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.