Els contractes de relleu permeten prejuibilar a un treballador de més de 61 anys i substituir-lo per un jove amb qui compartirà la seva jornada per un temps. Es crea així un traspàs de coneixements que rejoveneix la plantilla sense perdre l 'experiència.

Se crea así un traspaso de conocimientos que ayuda a rejuvenecer la plantilla de la empresa sin perder la experiencia de los veteranos.

El envejecimiento de las plantillas ha obligado a las empresas a buscar fórmulas para prejubilar a sus empleados más veteranos y sustituirlos por jóvenes adaptados a las nuevas necesidades del mercado y, además, salarialmente más baratos. Una de estas fórmulas es el contrato de relevo, que permite que un trabajador pueda jubilarse parcialmente, trabajando sólo una parte de su jornada laboral, mientras que el resto de la jornada su puesto es ocupado por un joven que esté en el paro o con un contrato temporal dentro de la propia empresa.

Los contratos de relevo se crearon en 1999. Seat fue la primera en aplicarlo y le siguieron empresas como Nissan, Codorniu o Roca. Si en el 2002 sólo se firmaron en España 7.312 contratos de este tipo, el año pasado fueron casi 35.000, una cifra que continúa siendo ínfima ya que sólo supone un 0,20% de todos los contratos que se firmaron en el 2007 en nuestro país.

Este tipo de contrato exige unas determinadas condiciones, entre ellas que el joven relevista que se incorpore ocupe el mismo puesto o uno similar (de la misma categoría profesional) que el que se prejubila. Algunas empresas aprovechaban para prejubilar a un trabajador con una elevada antigüedad y sustituirlo por un joven al que se pagaba un salario mucho más bajo por hacer el mismo trabajo. "El Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) se dio cuenta de que era un negocio ruinoso - señala Marc Carrera, director de Sagardoy Abogados en Barcelona-, ya que perdía a un trabajador con una base de cotización máxima a cambio de un relevista que cotizaba lo mínimo". Según Carrera, esto se daba especialmente en los bancos y cajas, donde dentro de una misma categoría profesional conviven niveles salariales muy dispares y, por tanto, un director de oficina podía ser sustituido por un administrativo. Otro de los sectores donde más se aplican los contratos de relevo es el industrial. "Aquí a la empresa le interesa - explica el abogado Eduardo Riera, de Mercer- porque los veteranos suelen cobrar mucho más por los pluses de antigüedad acumulados". En este sector la experiencia es un valor importante, por lo que se puede aprovechar la presencia simultánea del veterano y el recién incorporado para facilitar el aprendizaje de este último. Además, la ley sólo obliga a mantener el contrato del relevista mientras el veterano llegue a los 65 años.

Según Carrera, "cuando se creó el contrato de relevo nadie le hacía caso, pero después las empresas comprobaron que les interesa porque reduce sus costes, y al prejubilado también porque cobra la parte proporcional del sueldo y de la pensión y al llegar a los 65 se puede jubilar sin ver afectada su base reguladora. El INSS es el único al que molesta este tipo de contratos".

Por eso, en la última reforma de la Seguridad Social se introdujeron nuevas condiciones, que se aplicarán de forma progresiva, para endurecer el acceso a este tipo de contratos. La edad mínima del trabajador que se quiera prejubilar ha pasado de los 60 años a los 61, debe haber cotizado durante al menos 30 años y tener una antigüedad en la empresa de seis años. Antes, algunas empresas recurrían a la picaresca para despedir a empleados de 58 años, enviarlos al paro y volverlos a contratar a los 60 para mandarlos a casa definitivamente con esta fórmula. Además, si antes la ley permitía reducir la jornada de este empleado hasta en un 85%, ahora el límite está en el 75%, y para evitar la disparidad salarial sólo se aceptan contratos de relevo cuando el joven que se incorpora tiene una base de cotización igual o superior al 60% de la base del empleado que se prejubila.


Jacinto Soldevila PERITO INDUSTRIAL, 64 AÑOS
"Dejo mi cargo en muy buenas manos"

Usted es un veterano de Roca...

Empecé en esta empresa a los 15 años, como aprendiz en el taller mecánico. Por las tardes estudiaba peritaje industrial, lo que me permitió ir progresando en la compañía. Participé en el diseño de las primeras calderas de gas y acabé en el departamento de sanitarios, preparando proyectos técnicos de grifos monomando.

¿Y ahora, por fin, ha llegado el momento de pasar el testigo?

A los 63 años anuncié a la empresa que quería prejubilarme y, a la hora de buscar un sustituto, propuse que mirasen el currículum de Josep Lluís Pascual, a quien había tenido como becario durante casi cuatro años. Había demostrado que era competente y que le gustaba lo que hacía, y para mí era muy importante dejar el trabajo en buenas manos,

¿Cómo hicieron el "traspaso de poderes"?

Gracias al contrato relevo yo reduje mi jornada laboral en un 85%, por lo que sólo tenía que ir a trabajar 34 días al año. Los suficientes para explicar a Pascual cómo tomar las riendas de los proyectos que dejaba en sus manos.


Josep Lluís Pascual INGENIERO INDUSTRIAL, 34 AÑOS
"No dudé en aceptar esta oportunidad"

¿Cómo fue su primer contacto con Roca?

Mientras estudiaba la carrera estuve aquí casi cuatro años de prácticas, gracias a un convenio entre mi universidad y la empresa. Al acabar la beca trabajé varios años en otra compañía, pero cuando me llamaron para sustituir a Jacinto Soldevila no lo dudé ni un momento.

¿Le resultó difícil asumir el reto?

Gracias al tiempo que había estado haciendo prácticas con él ya conocía la empresa, los compañeros y, sobre todo, el producto y la forma de trabajar, algo imprescindible porque se trata de un trabajo muy especializado.

Durante varias semanas compartió su puesto con Soldevila...

Esos días de convivencia eran necesarios para intercambiar los datos del proyecto que estaban ya en funcionamiento, porque son temas muy técnicos que necesitas conocer a fondo y por eso me ayudó mucho mi experiencia de becario.

¿Cuál es actualmente su situación en la empresa?

Ya tengo contrato indefinido y Soldevila se jubila: hemos alcanzado nuestros objetivos.

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.