Telefónica se compromete a desarrollar un plan de acción medioambiental para los próximos cuatro años que incluye la gestión ambiental, el cambio climático, el despliegue de red responsable y las telecomunicaciones ligadas al desarrollo sostenible.

En su memoria de RSC, Telefónica se compromete a desarrollar un plan de acción medioambiental para los próximos cuatro años que incluye la gestión ambiental, el cambio climático, el despliegue de red responsable y las telecomunicaciones ligadas al desarrollo sostenible.

Ya durante el pasado ejercicio la operadora que preside César Alierta tomó la decisión de crear una dirección corporativa específica de medio ambiente. Ahora, el plan para los cuatro próximos años es mejorar la gestión ambiental. Un objetivo que se centra en cinco grandes ejes. El primero de ellos pasa por mejorar la eficiencia de los procesos en las operaciones y 'potenciar los servicios de telecomunicaciones con el objetivo de reducir las emisiones de CO2 '. Además, la operadora pretende potenciar los servicios que contribuyan al ahorro energético de la población, al control atmosférico y acústico o a la prevención de catástrofes naturales.

Por otra parte, Telefónica prepara para antes del verano el lanzamiento de un producto de telefonía relacionado con la reducción de la huella climática que aún debe terminar de definir.

La compañía también se ha propuesto homogeneizar e integrar la gestión ambiental tanto en todas sus operaciones como en la cadena de suministro y establecer acuerdos y convenios internacionales con organismos internacionales acreditados en la gestión de residuos.

Y en la misma línea de protección medioambiental, se ha comprometido a realizar un despliegue responsable de su red. La memoria de RSC recoge los aspectos ambientales más significativos para Telefónica. 'Son los relacionados con el consumo energético, residuos de equipos eléctricos y electrónicos, residuos peligrosos (baterías), ruido de instalaciones, emisiones electromagnéticas e impacto visual ', explica el documento. Durante el pasado año Telefónica destinó 5,2 millones a minimizar el impacto visual de sus infraestructuras. Además, para instalar nuevos emplazamientos la compañía realizó también durante el ejercicio pasado 611 estudios de impacto ambiental.

Telefónica reconoce que existen diferencias significativas en la gestión ambiental entre las distintas filiales, al tiempo que las unidades móviles de los distintos países ya han tomado la delantera desde el punto de vista ambiental. 'Por ello en los próximos años vamos a poner el foco en el negocio de telefonía fija ', señala el informe de RSC de la operadora.

Además, durante este año la empresa prevé terminar de poner en marcha un sistema de gestión ambiental global y para garantizar su correcta implantación, planea constituir un equipo de auditoría interna multidisciplinar. Como ejemplo del impacto de Telefónica sobre el medio ambiente, durante el año pasado emitió 1,6 toneladas de CO2 y produjo en el transcurso de sus operaciones 3.251 toneladas de residuos de equipos eléctricos y electrónicos.

Implicación interna y externa

Una de las claves para garantizar la adecuada gestión del medio ambiente se encuentra en formar y sensibilizar a la plantilla. Ya durante el año pasado la compañía puso en marcha algunas campañas encaminadas a concienciar a los empleados en el uso adecuado de los recursos, de la energía, del agua o del papel, por ejemplo, así como de las buenas prácticas del reciclado. Durante el presente ejercicio la empresa ha puesto en marcha una campaña común de sensibilización ambiental en todo el grupo Telefónica.

Pero la operadora quiere concienciar también a sus proveedores, para lo que ha introducido en todos los contratos con ellos cláusulas medioambientales, al tiempo que ha establecido un sistema para evaluar en este campo a aquellos de sus suministradores que ofrecen un mayor riesgo ambiental.

El informe de RSC de Telefónica refleja la intención de la compañía de realizar durante este año una metodología para cuantificar la contribución que las TIC realizan a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero. La compañía publicará anualmente su inventario de gases de efecto invernadero y de las medidas para mitigar el cambio climático.

Publicidad

Telefónica trabaja desde 2007 en la definición de una política de publicidad responsable, aplicable a todo el grupo, que incluya aspectos como el respeto de los derechos humanos, la ausencia de mensajes nocivos para el espectador o alejados de los valores de la empresa o la publicidad engañosa.

El 76% de reclamaciones, a favor del cliente

Telefónica reconoce que uno de sus puntos más críticos desde el punto de vista de la imagen de cara a sus clientes es, como en el resto de las empresas del sector de las telecomunicaciones, el de las reclamaciones.

En 2007 la operadora recibió 20,9 millones de quejas. De ellas, un tercio referidas a la facturación.

Además, durante el primer año de funcionamiento del Servicio de Defensa del Cliente de Telefónica en España, se recibieron 1.291 reclamaciones relativas a telefonía fija y móvil.

Se admitieron a trámite el 65% del total de expedientes resueltos. Y un 76% de quejas tuvieron una resolución favorable al cliente.

Según Telefónica, el 81,9% de sus clientes se muestra satisfecho con la atención recibida.

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.