Un executiu que mostri públicament el seu enuig si no aconsegueix una promoció pot acabar transmetent una imatge més negativa que un altre que s 'ho prengui amb calma o fins i tot com una oportunitat per al seu futur desenvolupament professional.

¿Cómo responde un directivo a la decepción de no conseguir un ascenso si para él o ella es tan importante la promoción como la adquisición de conocimientos técnicos o el networking?

Saber responder bien a este tipo de decepciones a menudo dice mucho más a la alta dirección que la respuesta ante el éxito. Dos ejemplos:

Scott Murphy, Vicepresidente de Recursos Humanos en Turner Broadcasting System, uno de los mayores grupos de comunicación de EE.UU., recuerda haber trabajado con una mujer que optaba a la sucesión a una vicepresidencia. Pensaba que ese cargo era el próximo paso natural en su carrera y compartió esa impresión con muchos de sus compañeros.

“Antes de ser entrevistada para el puesto, le dijo a mucha gente que se veía perfecta para el cargo,” explica Murphy. “Ella sola se expuso a una situación potencialmente embarazosa.”

La mujer no consiguió la promoción y quedó desolada. “Lo habló de manera ostensiblemente ofendida con al menos otros diez directivos,” recuerda. “Todo el mundo la vio como alguien que no podía recuperarse, que no podía verlo como una oportunidad para centrarse en cómo mejorar. Ella sólo podía pensar en que no había conseguido el puesto.”

Al final, la mujer optó por irse a trabajar a otra parte.

Otro ejemplo lo explica Virgina S. Mackin, Vicepresidenta Ejecutiva y Directora de Comunicación Corporativa en Wachovia, la cuarta entidad financiera más importante de los EE.UU.

Una mujer de la División de Marketing se presentó para un puesto en el equipo de Mackin. La mujer hizo una excelente entrevista; estaba “extremadamente preparada” e “hizo su propia investigación” sobre el puesto y la División de la que formaba parte. “Sin embargo, había aptitudes y experiencias que ella aún no tenía,” explica Mackin. La respuesta que recibió fue que “tenía el perfil adecuado pero que necesitaba trabajar en algunos aspectos.”

La mujer solicitó feedback directo de Mackin, quien le sugirió que buscara un mentor que pudiera ayudarle en su desarrollo. “Un año después, optó a otro ascenso y sí lo consiguió,” dice Mackin. “La admiro por su valentía y su actitud positiva. El hecho de cómo aceptó de buen grado el fracaso en el primer proceso, me hizo dar cuenta de lo bien que me iría contar con ella en un futuro.”

Explica Murphy: “Si una persona no consigue una promoción, todos los ojos se ponen en ella desde una perspectiva organizativa. Su reacción es clave en cómo será considerada en un futuro.”

Reaccionar de manera positiva puede significar la diferencia entre una futura promoción o una carta de renuncia. A continuación exponemos cinco cosas que puedes hacer para convertir una promoción perdida en una oportunidad para crecer:

1.Desarrollar tu red de contactos
La decisión de darte o no un ascenso no se basa solamente en tu actuación durante la entrevista. Desde el momento en que entras a una nueva compañía, se está evaluando tu potencial para ascender. Es mejor que te des a conocer y desarrolles tu red de contactos.

Si eres negro, latino, asiático, mujer, gay o lesbiana, o tienes alguna discapacidad, tu red debería incluir a hombres de otras razas y otros líderes distintos a ti. Para desarrollar esas conexiones interculturales, comparte información sobre ti y busca lazos comunes. “Cuando te abras a otras personas de la compañía, te encontrarás con que muchos se alían para la consecución de tu éxito,” explica Mackin.

La mujer que no consiguió la primera promoción en Wachovia pero que siguió los consejos de Mackin, la mantuvo informada posteriormente de sus progresos. Como resultado y sin darse cuenta, había encontrado a una aliada en Mackin.

“Me impliqué en su éxito y me convertí en una especie informal de consejera,” apunta Mackin. “Preparo a personas para que busquen a un pequeño grupo de gente de confianza con un interés sincero; se unirán a ti para que consigas el éxito.”

2.Ser positivo
¿Quién quiere trabajar día sí y día también con pesimismo? La mayoría no lo hace. La persona que es positiva, normalmente es la que encuentra soluciones o fomenta la camaradería o el espíritu de equipo. Encontrar lo positivo de una situación negativa demuestra tener una visión más allá de lo inmediato.

“Y eso es un reto porque cada ‘no’ o cada ‘lo siento’ puede hacerte sentir mal, pero lo que realmente hace es crear una oportunidad,” opina Mackin. “Si eres capaz de verlo positivamente, puedes estar dando pasos para crear una situación futura mejor de lo que quizás esperarías.”

3.No ser una víctima; pedir feedback
Nunca dejes entrar al miedo en tu camino para el descubrimiento de tus debilidades; de lo contrario tardarás mucho más en mejorar y desarrollar habilidades.

“También guiaría a la persona para que empezara a tener diálogos constructivos con aquellos grupos de interés que pueden haber decidido negarle la promoción. Que pregunten cómo les ven y qué creen necesario para su desarrollo,” expone Murphy.

“Plantéate el no conseguir el ascenso como una experiencia de aprendizaje,” opina Ginny Gong, Presidente Nacional de la Organization of Chinese Americans. “Pónlo en práctica con el entrevistador pidiéndole feedback. Esta retroalimentación te permitirá considerar cómo lo has hecho y asegurarte hacerlo mejor la próxima vez. Cada entrevista resulta una experiencia de aprendizaje.”

Gong dice que recibir feedback es extremadamente importante para los ejecutivos inmigrantes. Para muchos recién llegados, los matices culturales pueden causar confusión. Si un inmigrante viene de un país donde la autopromoción no está tan bien vista como en Estados Unidos, esa persona puede no ser capaz enseguida de detallar sus logros en una entrevista.

“A menudo me encuentro con que las minorías inmigrantes necesitan mejorar sus habilidades en las entrevistas,” explica Gong. Ella recuerda una ocasión en la que entrevistó a una persona recién llegada a los Estados Unidos. El candidato siempre respondía a las preguntas con frases cortas.

“Cuando voy a contratar a alguien, considero si esa persona toma la iniciativa y si está comprometido con el aprendizaje, la multitarea y las habilidades técnicas.” Estas habilidades no siempre coinciden con lo que se busca en otros países. Así que los inmigrantes recién llegados necesitan practicar y aprender.”

4. Encontrar un mentor
Murphy sugiere buscar mentores o compañeros en los que confíes para pedirles un feedback honesto sobre lo que necesitas para tu desarrollo. Algunas de las preguntas que se pueden hacer:

  • ¿Qué oportunidades ofrece esta situación?
  • ¿Deberías explorar la posibilidad de hacer formación adicional, un enfoque diferente del trabajo o ampliar tu red de contactos?

“A veces es una decepción lo que lleva a alguien a construir esas redes, para impulsar a alguien a tomar las riendas de su propia carrera,” añade Murphy. “Es un ejercicio interesante hacer que alguien se pregunte ‘¿En qué puesto me ves triunfando en esta compañía?’ Se trata realmente de estar abierto a diferentes oportunidades.”

Murphy añade que para los ejecutivos que pertenecen a grupos tradicionalmente subrepresentados puede ser complicado acercarse a líderes seniors que son diferentes a ellos para pedirles que sean sus mentores. Sugiere buscar grupos que difundan recursos para los empleados y programas de desarrollo que pongan en contacto a líderes senior con las personas a mentorizar. Si tu empresa no tiene un programa formal de mentoring o de grupos de recursos, podrías tratar de buscar a un mentor en una organización profesional externa.

5. Considerar un movimiento lateral o involucrarse en proyectos de fuera de tu área
Los ejecutivos que buscan crecer asumirán más responsabilidades, como convertirse en mentor o implicarse en diferentes proyectos. Así que no tengas miedo de hacer un movimiento lateral para desarrollar habilidades adicionales.

“Otra manera de crecer y desarrollarse es a través de un movimiento menos lineal, tomando un movimiento lateral,” cuenta Murphy. “Asume cosas que ejerciten diferentes músculos.” Gong añade que asumiendo diferentes responsabilidades se demuestra una habilidad para rebajar el ego y aprender.

Acceso a la noticia: http://www.diversityinc.com/public/3626.cfm

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.