En España, el modo remoto ha dejado de ser la opción preferente para el empleo y se mezcla con el presencial. La opción mixta ha crecido hasta 15 puntos en un año. El cambio de tendencia ha hecho que progresen algunas costumbres digitales, como el uso de asistentes de voz como Alexa y de otras aplicaciones como Teams para realizar videoconferencias. 

El teletrabajo se desinfló el pasado año. El modelo mantiene vigencia, pero tras haberse disparado un año antes como opción preferente, ha pasado a formar parte de un modelo mixto adoptado mayoritariamente por los españoles. El grupo de los trabajadores que desarrollaba su labor profesional en modo remoto ha disminuido del 24,9% de 2020, cuando abarcaba una cuarta parte de la población trabajadora conectada, a menos de la mitad de ese dato, el 11,8% de 2021, tal y como recoge la encuesta Navegantes en la Red elaborada por la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (AIMC).

Así, se ha impuesto una combinación del trabajo presencial y a distancia, opción mixta que sí ha crecido, hasta 15 puntos en un año, y es adoptada por el 59,7% de los trabajadores, frente al 44,7% de 2020. Una diferencia fundamental, claro, es el drástico confinamiento que marcó los primeros compases de la pandemia.

En paralelo, se han popularizado distintas tendencias digitales, como las criptomonedas: un 12,3% ha tenido alguna en su poder, en clara progresión desde la cifra del 8,5% de 2020 y la del 7,5% de 2019. En el móvil, la conectividad se ha reforzado también poderosamente: la penetración del 5G es ya del 31,1% entre quienes disfrutan de internet en el móvil, con lo que se dobla la huella del año previo. De hecho, los datos ilimitados están ya en los terminales de uno de cada dos usuarios: el 49,3% cuenta con una tarifa de este tipo. La domótica es otro apartado que se ha extendido: el 40,3% de los internautas tiene algún aparato que controla desde un dispositivo móvil, 4,4 puntos más que el año pasado y casi 17 más con respecto a 2018.

En algunas de las nuevas costumbres digitales, la progresión no sorprende tanto como la elección de una u otra marca comercial. Ése es el caso de los asistentes de voz, ente los que el más utilizado es Alexa, empleado por el 48,7% de los usuarios, 7 puntos más que en 2020, y hasta 26 más que en 2019. Ese asistente, de Amazon, ha desbancado al de Google, que en 2020 lideraba el sector según esta encuesta de AIMC, que ha recopilado15.600 respuestas válidas de internautas.

Entre las redes sociales, Facebook sigue en cabeza pero su uso cae nuevamente: la usa el 70,2% de los encuestados, pero la cifra es 15 puntos inferior a la de cuatro años antes. Instagram, que pertenece a la misma empresa, sí crece (62,6%), aunque la progresión más destacable se encuentra en TikTok, utilizada por un 21,5% frente al 13,3% del año previo.

WhatsApp, de la misma empresa que Facebook e Instagram, domina la mensajería instantánea (el 94,8% de los internautas recurre a esta herramienta). Con un 41,7%, Telegram se ha convertido en la segunda opción para los españoles, al desbancar a Facebook en este tipo de comunicaciones, que cae a la tercera plaza (36,8%).

Además, WhatsApp lidera holgadamente en el terreno de las videoconferencias, popularizadas desde el comienzo de la pandemia. Sin embargo, su uso abrumador se limita a las conexiones por razones personales. En el terreno profesional, ese sistema no resulta ni mucho menos mayoritario y se tiene que conformar con la cuarta plaza (23,3%). Por motivos de trabajo, el orden de preferencia en España es Microsoft Teams (51,7%), Zoom (45,9%) y Google Meet (32,5%).

 

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.