Barcelona vuelve a estar entre las 20 ciudades más competitivas, según el Global Power City Index 2021. Concretamente, ocupa el 18º lugar de la clasificación en dicho ranking que indica cuáles son las urbes con más capacidad para atraer inversiones y profesionales. Se tienen en cuenta indicadores económicos, de investigación y desarrollo, de interacción cultural, habilitabilidad, medio ambiente y accesibilidad. 

El top 20 de las ciudades más competitivas vuelve a contar con Barcelona. Lo certifica el Global Power City Index (GPCI) 2021, elaborado por la japonesa The Mori Memorial Foundation con la participación de universidades y de think tanks de prestigio, que compara 48 metrópolis de todo el mundo a partir de 70 indicadores ordenados en seis categorías (economía, investigación y desarrollo, interacción cultural, habitabilidad, medio ambiente y accesibilidad). Este ranking global indica qué urbes tienen más magnetismo para atraer inversiones y profesionales.

La capital catalana ocupa el 18.º lugar de la clasificación a escala global y el 7.º de la lista europea. Es su mejor posición desde el 2012, cuando fue la 13.ª ciudad del índice a nivel mundial y supone el regreso al top 20, que abandonó en el 2017 al caer de la 20.ª posición que ocupó en el 2016 a la 24.ª. El ranking de este 2021 lo encabezan, por este orden, Londres, con 1.644 puntos sobre un máximo de 2.600, Nueva York (1.482), Tokio (1.411), París (1.350) y Singapur (1.232). Barcelona, con una puntuación de 1.077, mejora en tres lugares su posición en el mundo del año pasado y en dos en Europa, superando a Viena (la 19.ª con 1.076 puntos), Toronto (la 20.ª con 1.072) y Zurich (la 21.ª con 1.069).

Por detrás de Barcelona figuran ciudades de la importancia de San Francisco (23.ª con 1.056 puntos), Frankfurt (25.ª con 1.014), Chicago (26.ª, 1.009), Boston (27.ª, 1.005), Dublín (28.ª, 1.000), Moscú (32.ª, 966), Milán (33.ª, 962), Estambul (34.ª, 953), Washington (37.ª, 940) o Sao Paulo (43.ª, 820).

Este año, Barcelona se sitúa en la tercera posición mundial en la categoría de habitabilidad, la 14.ª en interacción cultural, en 16.ª en accesibilidad, la 26.ª en medio ambiente, la 29.ª en economía, y la 34.ª en I+D, avanzando con respecto al 2020 en las posiciones de habitabilidad y economía. Para los profesionales cualificados, es la séptima ciudad más valorada, mientras que los residentes la sitúan en la novena posición, los turistas la 16.ª y las personas que ocupan cargos directivos la 29.ª. 


Madrid se estrena en el 'top 10'

En la parte alta del índice GPCI destaca Madrid, que en la edición de este año ha entrado por vez primera en el top 10, exactamente en la novena posición, con 1.126 puntos sobre un máximo de 2.600. El ascenso de la capital española en este ranking es espectacular. Es la gran novedad de la parte más alta de la clasificación, que suele ser muy estable con pocas variaciones entre las metrópolis líderes. El año pasado y el 2019 Madrid estuvo en el puesto 13.º. En el 2018 ocupó el 22.º y en el 2017 el 27.º, posición a la que cayó después de sucesivas pérdidas de posiciones año tras año desde el 2013 cuando fue la 17.ª. La capital de España sobresale en el apartado de habitabilidad en la que este 2021 es la número uno. En el resto de ítems se sitúa en posiciones más modestas. Es la 11.ª en interacción cultural, la 14.ª en accesibilidad, la 15.ª en medio ambiente, la 29.ª en I+D y la 31.ª en economía.


El único apartado en el que Barcelona figura entre las diez primeras del mundo es el de habitabilidad, en el que es tercera con 363 puntos de los 500 posibles, por detrás de Madrid, líder en este ámbito con 370 puntos y de París, la segunda con 368. En este capítulo se incluyen aspectos relacionados con el entorno de trabajo (tasa de desempleo, jornada laboral, flexibilidad horaria), coste de la vida (precio del alquiler de la vivienda, índice general de precios), seguridad (número de asesinatos, riesgo económico de desastre natural), bienestar (esperanza de vida, libertad e igualdad social, riesgo de enfermedad mental) y facilidades de vida (número de médicos, preparación para las TIC, número de tiendas minoristas y de restaurantes).

“Celebramos el retorno de Barcelona al top 20 de este ranking internacional, que demuestra que seguimos siendo una ciudad puntera a nivel económico y del mundo de los negocios en todo el mundo”, destaca el primer teniente de alcalde Jaume Collboni, responsable del área económica del Ayuntamiento. “Se demuestra que estamos trabajando en la dirección correcta para generar más oportunidades y más puestos de trabajo -añade-, y que tenemos que seguir invirtiendo esfuerzos al hacer que la ciudad todavía sea más competitiva y atractiva para el aterrizaje de nuevas inversiones y para la captación y atracción de talento global”.

El índice GPCI, publicado desde el 2008, está dirigido por un equipo liderado por Heizo Takenaka, ex ministro de Japón, profesor emérito de la Universidad de Keio, en Tokio, y presidente del Instituto para Estrategias Urbanas de The Mori Memorial Foundation, evalúa y clasifica las principales urbes mundiales según su "magnetismo" -el informe usa esta palabra- o su poder integral para atraer personas, capital y empresas. Se ha convertido en una brújula para empresas, grandes corporaciones y grupos inversores por todo el mundo, que se fijan en sus datos analítico para tomar decisiones y hacer actividades en las diferentes ciudades. Igual que la anterior, esta última edición ha estado marcada por la pandemia de la covid, que hizo caer la actividad general y, en especial, la movilidad de las personas.

 

 

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.