¿El futuro del trabajo pasa por una vuelta completa a la oficina? En el caso de Unilever, tal y como explica su Presidente Alan Jope a The Guardian, no se contempla dicha opción. La multinacional angloholandesa dedicada a los bienes de consumo ya ha confirmado que cuando pase la pandemia buscará otros modelos de trabajo y que optará por la hibridación. 

El Jefe de Unilever, una de las empresas más grandes del Reino Unido, ha dicho que sus trabajadores de oficina nunca volverán a trabajar desde sus escritorios los cinco días de la semana, en el último indicio de que el coronavirus transformará la vida laboral moderna.

Alan Jope, Presidente del grupo multinacional de bienes de consumo, afirmó que la compañía también alentaría a todos sus empleados a vacunarse contra la Covid-19, pero que no haría que fuera obligatorio. Sin embargo, los empleados que opten por no vacunarse se enfrentarán a test obligatorios.

Jope explicó que la compañía analizaría diferentes modelos de trabajo tras ver durante la pandemia que podía adaptarse y hacer grandes cambios mucho más rápido de lo que se pensaba.

Unilever, la tercera empresa más valiosa en la Bolsa de Londres, es el fabricante de marcas como el jabón Dove, el helado Ben & Jerry's y la pasta de levadura Marmite. También es propietaria de Hellman's, Knorr, Lipton y Persil.

La pandemia ha obligado al personal de oficina a trabajar desde casa en la mayoría de los principales mercados de Unilever, incluyendo Estados Unidos y Reino Unido. Los trabajadores de las fábricas en la mayoría de las economías han quedado exentos de las órdenes de quedarse en casa.

Hablando el miércoles en una conferencia para Reuters, Jope explicó que no esperaba que los trabajadores de oficina en Europa Occidental y América del Norte regresaran al trabajo al menos hasta abril, y añadió que después de eso Unilever implantaría un "modelo híbrido" de trabajo entre los hogares y las oficinas. Se esperan cambios permanentes para muchos de sus 150.000 empleados en todo el mundo, 7.000 de los cuales se encuentran en el Reino Unido.

"Anticipamos que nunca volveremos a la oficina cinco días a la semana,” afirmó Jope. "Eso parece muy pasado de moda ahora mismo.” También explicó que la pandemia había evidenciado que la empresa no necesitaba ser tan jerárquica.

Sin embargo, añadió que Unilever seguía deseando poder regresar a las oficinas después de observar una “lenta erosión del capital social,” ya que trabajar desde casa impide que los compañeros se reúnan en persona. Muchos líderes empresariales han expresado su preocupación por la falta de innovación y el impacto en la formación del personal más joven cuando los trabajadores no se reúnen físicamente.

Varias grandes empresas han dicho que tienen la intención de mantener algunas de las nuevas formas de trabajar que les ha impuesto la pandemia.Twitter dijo el año pasado que permitiría a los empleados trabajar desde casa "para siempre", mientras que los propietarios de oficinas vacías en el centro de las ciudades esperan con nerviosismo que los economistas se equivoquen al predecir un aumento sostenido del teletrabajo.

Morgan Stanley predijo el verano pasado que el 30% de los trabajadores estadounidenses trabajaría desde casa tras la pandemia, doblando las estimaciones previas a la Covid.

Unilever ya está experimentando con diversas prácticas laborales. En Nueva Zelanda, su personal está probando la semana laboral de cuatro días, lo que la convierte en una de las empresas más importantes en considerar la reducción de las horas de trabajo de sus empleados, después de que varias empresas más pequeñas descubrieran cómo mejoraba su productividad y les ayudaba a mantener el bienestar de los empleados.

Las 81 personas que conforman el staff en Nueva Zelanda continuarán con la semana de cuatro días hasta diciembre, cuando Unilever evaluará su desempeño y considerará si extenderlo en todo el mundo.

Además de traer cambios a la vida laboral, la pandemia ha alterado los patrones de gasto, afectando a las ventas de productos como los helados, pero impulsando las ventas de productos de limpieza y alimentos para cocinar en casa.

Jope destacó el “aumento del e-todo” durante la pandemia, refiriéndose al aumento de las compras en línea de los consumidores encerrados en casa, así como el aumento de la preocupación de los consumidores por la sostenibilidad ambiental y social.

“La gente navega, compra, paga y consume medios por Internet y esperamos que eso continúe,” afirmó. "Podemos confiar en el uso de la tecnología para sostenernos como empresa.”

La pandemia continuará perturbando a las economías europeas y estadounidense durante la primera mitad de 2021, deprimiendo el gasto, afirmó Jope. Sin embargo, explicó que las economías de Asia Oriental como Singapur y China -que han contenido de forma eficaz los brotes del virus- casi han vuelto a la normalidad.

Sobre las vacunas, Jope criticó la “indecisión en la vacunación” y explicó que Unilever intentaría garantizar el acceso de todos sus trabajadores a las mismas. Pero añadió: "No quiero que ninguno de mis empleados se salte la cola de los trabajadores médicos de primera línea o de las personas vulnerables."

 

Jolly, Jasper. "Unilever workers will never return to desks full-time, says boss". The Guardian, 13/01/2021 (Artículo consultado online el 26/01/2021).

Acceso a la noticia: https://www.theguardian.com/business/2021/jan/13/unilever-workers-will-never-return-to-desks-full-time-says-boss

 

 

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.