Algunos líderes políticos y de organizaciones, como la Primera Ministra de Nueva Zelanda, están saliendo reforzados de los acontecimientos originados por la pandemia de la Covid-19. Sin embargo, otros como Donald Trump están gestionando peor la crisis. En este contexto, People Management magazine pregunta a los expertos qué habilidades de liderazgo serán fundamentales en la nueva realidad postcoronavirus. 

La pandemia mundial de coronavirus ha planteado desafíos extraordinarios a los líderes de hoy. Los gobiernos y las empresas están luchando por hacer frente a un panorama altamente incierto y que cambia rápidamente. Los enfoques de los líderes para gestionar el impacto de la crisis han variado, al igual que los resultados.

El Presidente de la cadena de pubs JD Wetherspoon, Tim Martin, recibió críticas por cuestionar la decisión del gobierno de cerrar los bares y porque inicialmente dijo que no pagaría a sus empleados (antes de acabar cediendo y suspendiéndoles temporalmente de empleo en el equivalente británico a los ERTE’s). En cambio, el enfoque de la Canciller alemana Angela Merkel ha sido bien recibido, con su estilo de liderazgo a la altura, para muchos, de su apodo "Mutti" (una forma familiar de decir “madre” en alemán).

Entonces, ¿qué ha enseñado el coronavirus a las empresas sobre liderazgo? People Management magazine pregunta a los expertos...


"EL MODELO CLÁSICO DE LIDERAZGO HA TERMINADO"

Rob Cross, Fundador de Muru Leadership  

¿Qué lecciones clave nos ha enseñado la crisis?

He trabajado en este ámbito durante los últimos 20 años, desde el ejército hasta convertirme en Director Corporativo de Recursos Humanos. Mi filosofía particular es que el modelo clásico de liderazgo -el del "gran hombre" o el del líder heroico que todo lo ve y todo lo sabe- ha terminado.

Esta pandemia realmente ha revelado que todos somos seres humanos. Nadie es inmune. Los líderes que han brillado son los que se han conectado a ese aspecto humano.

La otra lección tiene que ver con el nivel extremo de vulnerabilidad que hay dentro de la sociedad. Desde una perspectiva de liderazgo, eso nos dice que ya no puedes ocultar más las grietas ni las imperfecciones. No puedes administrar negocios ni apoyar el empleo continuo como se hacía antes.

¿Cuál es el impacto cuando el liderazgo de una empresa está en el ojo público?

A medida que avanzamos en esta crisis, es más importante que los líderes sean lo más transparentes posible. Las organizaciones, públicas y privadas, deberán tomar algunas decisiones difíciles para mantener su negocio. Pero todavía hay mucha incertidumbre. Los mejores líderes se asegurarán de que esta sea lo más limitada posible. Los líderes y las organizaciones tendrán que presentar sus planes futuros rápidamente y ponerse manos a la obra con las acciones que se deban emprender.


"NO HAY VUELTA A LA NORMALIDAD TRAS ESTA CRISIS"

Megan Reitz, profesora de liderazgo y diálogo en la Hult International Business School

¿La pandemia ha puesto de manifiesto ciertos atributos que serán clave incluso cuando todo se haya calmado?

Hay dos capacidades de liderazgo fundamentales que surgen de esta crisis. Una es la habilidad de crear una cultura en la que todos digan lo que piensan. Si no permites que las personas propongan ideas o discutan lo que significa la toma de decisiones ética, es poco probable que sobrevivas mucho tiempo. La segunda es el mindfulness; existen muchas evidencias científicas sobre sus beneficios para el liderazgo. En particular, está conectada con la resiliencia y la compasión, que han resultado vitales para los líderes en esta crisis y continuarán siéndolo.

También es importante tener en cuenta que no habrá un "regreso a la normalidad". La forma en la que vivimos como sociedad sugiere que enfrentaremos otras crisis en el futuro, por lo que será esencial que los líderes desarrollen recursos para prepararse.

¿Qué tipo de liderazgo de políticos y figuras corporativas hemos visto?

La diferencia clave que he visto en los distintos enfoques tiene que ver con cuán abiertos han sido algunos líderes a lo que no saben y a escuchar diferentes perspectivas, en comparación con aquellos que han preferido mostrarse a sí mismos como omniscientes. Donald Trump es un ejemplo clásico del intento patriarcal de ser un tipo de líder "heroico": todo tiene que ver con la individualidad y con silenciar otras perspectivas. Por lo contrario, la Primera Ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, ha sido mucho más compasiva, colectiva, abierta y decisiva.


"LOS PROGRAMAS DE LIDERAZGO NO HAN FUNCIONADO BIEN EN EL ELEMENTO CONDUCTUAL" 

Peter Cheese, CEO del CIPD

¿La crisis ha sacado a relucir debilidades en los enfoques tradicionales de liderazgo?

Esta pandemia está desafiando a los líderes de una manera diferente. Anteriormente, los programas de desarrollo de liderazgo tendían a centrarse en cosas como la planificación de la continuidad del negocio, la recuperación ante desastres y las áreas de procesos y procedimientos. No siempre lo hemos hecho bien en el desarrollo de elementos del comportamiento y el estilo de liderazgo porque los programas tienden a centrarse en lo estratégico.

Esta crisis también ha puesto de manifiesto la incapacidad de algunos líderes para gestionar el corto plazo y, al mismo tiempo, pensar en el largo plazo. Hemos visto críticas sobre cómo las organizaciones y los líderes han reaccionado a corto plazo. Por ejemplo, el negocio de Victoria Beckham, que obviamente cuenta con una buena financiación, yendo a pedir dinero del gobierno para el plan de suspensiones temporales de empleo (ERTE’s). La gente está cada vez más preocupada por el cortoplacismo, mediante el cual las empresas y los líderes se centran únicamente en las ganancias y pérdidas del próximo trimestre. Esto ha llevado a discusiones sobre la fundamental falta de inversión a largo plazo del Reino Unido en el desarrollo de negocios, competencias y personas.

¿Cómo se verá afectado el desarrollo del liderazgo?

El resultado de esta crisis será hacer un mayor énfasis en el desarrollo del liderazgo basado en el comportamiento y los valores. Tiene que ver con cómo operas como líder, no tanto con una mentalidad egocéntrica. Hablamos de construir un liderazgo verdaderamente colaborativo, comprometer a las personas y usar la influencia dentro de la organización.

También estamos escuchando a muchas empresas decir que esta crisis ha resaltado que tenemos que formar mucho más a los managers de todos los niveles en inteligencia emocional y en empatía -no solo a las personas que ocupan los cargos más altos.

 

Baska, Maggie. "What has coronavirus taught us about leadership and where do we go from here?". People Management magazine, 04/06/2020 (Artículo consultado online el 18/06/2020).

Acceso a la noticia: https://www.peoplemanagement.co.uk/long-reads/articles/coronavirus-taught-leadership-where-go-from-here

 

 

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.