Los profesionales encargados de gestionar los RRHH deben prestar atención a las tendencias que afectan a su organización y empleados y planificar con antelación. A partir de estudios recientes de Deloitte y de Mercer, desde Workforce.com repasan algunos asuntos post Covid-19 como la seguridad de los empleados, los cambios en la forma de trabajar, el futuro de las oficinas, la flexibilidad horaria y el uso de la ciencia de los datos en el ámbito.

Si bien la manida expresión "el futuro del trabajo" a menudo se lanza como si fuera algo nuevo, emocionante y sexy, solamente se refiere a una realidad que siempre ha sido cierta. La economía cambia, la tecnología cambia y las tendencias sociales afectan al modo en el que las personas quieren trabajar. La gestión de los Recursos Humanos -como un área que se relaciona con los salarios, los horarios, la promoción de los empleados y más- puede verse afectada por las grandes tendencias económicas y sociales, así como por la tecnología.

Los mejores profesionales de la gestión de las personas prestan atención a las tendencias que afectan a su organización y a su fuerza laboral y planifican con anticipación. Algunas tendencias se relacionan con la pandemia de la COVID-19 y otras se vinculan con problemas que ya existían mucho antes.

Según la información que se extrae de varios informes y entrevistas a expertos, estos son algunos de los problemas relacionados con la gestión laboral más urgentes para 2020 y en los cuales los profesionales ya deberían estar pensando.

Seguridad de los empleados

En entornos como las fábricas, la seguridad en el lugar de trabajo siempre ha estado en el punto de mira, mientras que no puede decirse lo mismo en el caso de un distribuidor minorista corriente o en espacios como las oficinas. "De repente, eso ha cambiado,” afirma Matt Stevenson, Socio y Líder de Estrategia y Análisis de Asuntos Laborales en Mercer. Debido a la COVID-19, a las empresas les preocupa cómo debe cambiar el entorno de trabajo para garantizar la seguridad de los empleados.

Actualmente, este es uno de los problemas de gestión de la fuerza laboral más importantes, comenta. Es imposible predecir cuánto tiempo durará este gran enfoque en la seguridad de los empleados. Él mismo supone que todo depende de si se desarrolla una vacuna para la COVID-19 y cuándo.

Stevenson pone el ejemplo de la poliomielitis. Antes de la vacuna era una seria amenaza y había epidemias de poliomielitis en todo el mundo. Después de que se creara la vacuna, los problemas de seguridad relacionados con la poliomielitis dejaron de ser motivo de preocupación. Por otro lado, añadió, hay virus como el VIH que todavía no tienen una vacuna décadas después de ser detectados, en este caso en el año 1981.

Cambios en la forma de trabajar

Una consecuencia de la COVID-19 tiene que ver con que ciertos trabajos se realizan de manera diferente, afirma Stevenson, especialmente con el trabajo remoto. Algunas organizaciones no cambiaron sus modelos operativos porque no tenían que hacerlo y a otras la pandemia no les dejó otra opción que cambiar.

Por ejemplo, el uso de la telemedicina ha aumentado desde que comenzó la pandemia, comenta Stevenson. La telemedicina ha existido durante años, pero hubo cierta resistencia y, a menudo, se usó poco. Con una pandemia que limita el contacto físico, las personas han comenzado a optar por la telemedicina. Es posible que esta tendencia continúe cuando termine la pandemia.

Eso es lo que ha sucedido en el caso de las tiendas de distribución minorista, señala Stevenson. La compra online de bienes de todo tipo está siendo la norma en estos días, aunque los consumidores ya podrían ir físicamente a los establecimientos.

Sectores como el de la hostelería, el ocio y los viajes se han visto especialmente afectadas por la pandemia, añade. Es difícil imaginar cómo sería un cambio hacia algo online para estas organizaciones.

El futuro del lugar de trabajo físico

Todavía se desconoce si el trabajo remoto será aceptado cuando termine la pandemia, pero existe la posibilidad de que las organizaciones estén más abiertas a una fuerza laboral en gran medida remota.

Cuando las empresas piensen en su plan de regreso al trabajo, quizás comiencen por tan solo traer a las personas que deban asistir necesariamente, afirma Stevenson. A partir de ahí, una gran parte de la fuerza laboral puede permanecer en remoto. Esto podría llevar a una gran pregunta: "¿Necesito este espacio de la oficina, tan grande y costoso, si puedo hacer que los empleados trabajen desde casa?"
Esto ya está sucediendo en el sector tecnológico. Twitter anunció recientemente que el personal podrá trabajar desde casa permanentemente.

No hay suficiente flexibilidad para los empleados

El informe "2020 Global Human Capital Trends" de Deloitte destaca a las organizaciones que han adoptado enfoques amigables para los empleados -otorgándoles una mayor autonomía en relación con sus horarios de trabajo y ofreciéndoles nuevos programas flexibles para organizar su tiempo libre-. Estos enfoques, que están diseñados para permitir que los empleados "vivan y trabajen de la mejor manera", finalmente han tenido un impacto positivo para las empresas. Se ha mejorado la cultura de la empresa y los equipos han visto una mejora en la comunicación y en la colaboración.

Según el informe, una mayor flexibilidad es buena para el bienestar de los trabajadores, lo cual es positivo para los negocios. Se preguntó a los encuestados sobre cómo han rediseñado el trabajo para promover el bienestar en la organización. Las tres respuestas principales fueron "dar a los empleados más autonomía en la forma en que hacen su trabajo" (45% de los encuestados), "usar la tecnología para promover la conectividad y la colaboración" (41%) y "aumentar la planificación flexible y/o predecible" (39%).

"La aportación de los trabajadores es crucial para comprender qué cambios en las prácticas laborales pueden tener mayor impacto en el bienestar,” señala el informe. Las organizaciones que desean tomar esta ruta deben pensar en cómo obtener esas aportaciones de los empleados y actuar en consecuencia.

Curiosamente, el informe también señala que las organizaciones con visión de futuro deberían "dejar de obsesionarse con las diversidades generacionales", lo que lleva a un exceso de simplificaciones sobre los empleados. En última instancia, la mayoría de las personas, independientemente de la generación de la que forman parte, desean las mismas cosas en un lugar de trabajo -incluyendo la preferencia por horarios flexibles-.

Un enfoque más amplio sobre la ciencia aplicada a la gestión de las personas

El informe "Global Talent Trends 2020" de Mercer, por su parte destaca la necesidad de que los profesionales de Recursos Humanos y de gestión de la fuerza laboral mejoren en cuanto a la “ciencia laboral” -una práctica que puede ayudar a los profesionales a abordar muchos problemas de gestión de los Recursos Humanos-. Por ejemplo, la encuesta recoge que solo el 24% de los encuestados afirma que su organización tiene datos sobre quién está en riesgo de sufrir burnout. Solo el 43% de las organizaciones encuestadas utilizan métricas para identificar a los empleados que probablemente se irían de su empresa y únicamente el 18% ha analizado el impacto de las estrategias retributivas en el rendimiento. Esta es un área que las organizaciones pueden mejorar en los próximos años.

Sin embargo, el informe no muestra un panorama sombrío. Las encuestas de Mercer han encontrado que el uso de análisis predictivos ha aumentado desde un 10% en 2016 al 39% en 2020. Si bien es cierto que hay más empresas que podrían estar haciendo analítica, también es verdad que se ha intensificado su uso en los últimos cinco años.

"La buena noticia es que la disciplina científica de la fuerza laboral está tomando impulso,” señala el informe. "Dicho esto, los conocimientos sobre la gestión laboral basada en datos podrían ser mucho más ampliamente adoptados."

 

Buriek, Andie. "The most pressing workforce management issues of 2020". Workforce.com, 22/05/2020 (Artículo consultado online el 04/06/2020).

Acceso a la noticia: https://www.workforce.com/news/the-most-pressing-workforce-management-issues-of-2020

 

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.