El director ejecutivo de RH de 'la Caixa ', coincidiendo con otros expertos, asegura que la clave para afrontar los retos empresariales está en combinar la innovación y energía de los más jóvenes con la capacidad acumulada de los empleados experimentados.

Se busca profesional bien formado, preferentemente con licenciatura en Administración y Dirección de Empresas o en Ingeniería Técnica Industrial, treintañero, con cierta experiencia profesional y dominio del inglés. Este es, a grandes rasgos el perfil más demandado, sobre todo para cubrir un puesto del área de producción o de comercial. Aunque la formación sigue siendo el pilar fundamental de los profesionales, hay ciertas habilidades, como la flexibilidad y la creatividad, que cotizan al alza, sobre todo en los momentos de incertidumbre actuales. En opinión de los expertos en recursos humanos, son dos características que van a permitir desempeñar con éxito cualquier profesión.

Xavier Coll, director ejecutivo de recursos humanos de 'la Caixa ', asegura que la clave para afrontar los retos empresariales de los próximos años está en combinar 'la innovación y energía de los más jóvenes con la capacidad acumulada de los empleados experimentados '. Para ello, es importante dar oportunidades de crecimiento y desarrollo profesional y crear sistemas eficientes y modernos de gestión de nuevos talentos. Porque encontrar profesionales con la cualificación formativa y las habilidades que demandan las empresas no está resultando fácil, sobre todo en determinados sectores. Es por ello que los departamentos de recursos humanos están ideando continuamente nuevas fórmulas para captar el talento. Según explica en el informe Infoempleo 2008, que analiza la oferta de empleo desde abril de 2007 a abril de 2008, Javier Macián, director general de recursos humanos de Repsol, 'las organizaciones buscan una concepción más amplia de la persona, entendida como sujeto que orienta su actuación con independencia y creatividad '. La base de una sólida motivación es la que permitirá, asegura, perseverar en la búsqueda de soluciones imaginativas a los problemas profesionales.

La reflexión coincide con la de Joan Vargas, director de recursos humanos de Orizonia, quien cree que 'la evolución del empleo está cada día más orientada a la búsqueda de individuos con una formación integral en diversas disciplinas, que les permitan ser más flexibles y sensibles a diferentes retos en un corto plazo de tiempo '. Una necesidad que, en su opinión, surge para poder ofrecer a los clientes servicios más especializados, que requieren más creatividad por parte de los profesionales.

El director de recursos humanos de Telefónica España, Jesús Figueroa, cree que para dar respuesta a una oferta de servicios cada vez más personalizados se necesitarán profesionales versátiles, capaces de entender a los clientes e interpretar lo que éstos quieren. Y afirma que 'se incrementará la demanda de profesionales capaces de integrar las diferentes culturas y tener una perspectiva amplia del mercado y de las nuevas necesidades de los clientes, así como de ofrecer la mejor experiencia de servicio a los clientes, gracias al entendimiento de las expectativas de éstos '.

La batalla por el talento es crucial. Algunos sectores, como el industrial, energético, auditoría y consultoría, necesitan atraer urgentemente a nuevos profesionales cualificados. Para ello, las empresas están poniendo en marcha algunas medidas innovadoras para reforzar su imagen como empleadores.

Según Juan Díez-Calleja, responsable de recursos humanos de Deloitte, 'las firmas de auditoría trabajan de forma constante para atraer a los mejores profesionales, ofreciendo oportunidades de carrera, experiencia profesional y formación continua '. Cada vez son más conscientes de que el capital humano es uno de sus pilares. También lo cree Mario Lara, director de recursos humanos de PricewaterhouseCoopers, quien afirma que la lucha por el talento está en todo el sector. Este proceso 'ha generado ideas e iniciativas para enriquecer la oferta de valor a los nuevos profesionales, como es la posibilidad de desarrollar carrera internacional, multidisciplinariedad, formación de prestigio, desarrollo profesionalizado y ambiente de trabajo, así como para reforzar la percepción de nuestras marcas como empleadores de calidad y preferidos por las nuevas generaciones '. La escasez de profesionales especializados está comenzando a ser un problema en algunos sectores. Lo explica el director de recursos humanos de Repsol, Javier Macián: 'El sector energético afronta importantes retos relacionados con la gestión del talento como nunca había ocurrido antes '. Se prevé, asegura, que en el entorno internacional se retire el 50% de los profesionales de esta industria entre los próximos cinco y diez años.

Todas estas reflexiones aparecen en el informe Infoempleo, que analiza la oferta, un total de 245.217 puestos, y demanda del empleo cualificado en España durante el último año. El estudio fue presentado esta semana por el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho; el presidente de Repsol, Antonio Brufau, y la presidenta de Infoempleo.com, María Benjumea, quien destaca en el informe el acercamiento entre Madrid y Cataluña en cuanto a oferta de empleo cualificado. 'Un hecho que se debe, fundamentalmente, a la pérdida de fuerza del mercado madrileño. También se confirma una mayor dispersión del empleo hacia otras regiones, como el País Vasco y la Comunidad Valenciana '.

En el sector industrial sucede lo mismo que en el energético, donde la captación de nuevos talentos se considera como algo totalmente imprescindible para poder continuar el negocio. 'Uno de nuestros grandes desafíos es aumentar su capacidad de atracción de talentos. Muchas empresas siderúrgicas tienen hoy una alta proporción de empleados mayores de 50 años desempeñando puestos claves en las organizaciones ', reconoce Pedro Oteo, director de recursos humanos de Celsa. El objetivo es poner en marcha diferentes medidas para atraer a jóvenes profesionales cualificados que 'aseguren el relevo generacional y la creación de nuevo talento de futuro '.

La clave, apostilla Xavier Coll, está en la flexibilidad para adaptarse rápidamente a las situaciones cambiantes, así como en la capacidad para interpretar adecuadamente el nuevo panorama empresarial y la tenacidad para mantener con seguridad la velocidad de crucero, aunque sea con mar gruesa.

Y es ahora más que nunca cuando es necesario potenciar la recuperación de los oficios. De hecho, según los datos del estudio, los titulados en Formación Profesional (FP) suponen más de un 46% de las incorporaciones al mercado de trabajo a lo largo del periodo analizado. Cabe destacar el ascenso de la rama de electricidad y de electrónica en más de tres puntos, llegando al 29% de los puestos dirigidos a los titulados en FP, siendo además la más demandada dentro de la oferta dirigida a estos profesionales.

El sector sanitario ha sido el que ha mostrado un mayor incremento, con un 5,83% de la oferta de trabajo, más de cuatro puntos por encima del pasado periodo. Por funciones, el área de producción es el que arrasa, con más del 66% del total de la oferta para estos graduados. Servicios generales ocupa la segunda posición, con un 16,7% de la oferta, seguido por la función comercial, con un 5,2%.

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.