"Qué día me toca trabajar en la oficina?" Todo apunta a que esta será la pregunta que se planteen muchos de los profesionales que puedan realizar su actividad en remoto. Esta crisis ha cambiado el paradigma laboral: el teletrabajo ha pasado de ser algo excepcional a ser algo cotidiano.


GESTIONAR EL TRABAJO

Trabajar en remoto exige disciplina y gestión. Estas pautas le ayudarán a ser más productivo a conciliar mejor.

  • Técnica del Pomodoro. Divida la jornada laboral en intervalos de 25 minutos (pomodoros) separados por una pausa de 5 minutos. Durante cada pomodoro dedíquese a una tarea concreta sin distracciones.
  • Rutina laboral. No descuide su aseo y establezca un horario similar al que tenía cuando iba a la oficina, haciendo las pausas habituales para la comida. Si prolongar el horario se convierte en rutina reducirá su eficacia.
  • Puntualidad. En la reuniones virtuales cíñase al horario y concrete su exposición.
  • No abuse del correo electrónico. A veces una llamada telefónica es más eficaz y le permite mantener un contacto 'más real' con sus compañeros de trabajo.
  • Gestione sus nuevos ladrones del tiempo. No se deje llevar por las tareas domésticas o llamadas telefónicas personales: estar en casa no es estar disponible.

Que el teletrabajo ha sido la solución para mantener la actividad de buena parte de las empresas ante una situación excepcional de confinamiento no tiene discusión. Desde el pasado 15 de marzo la mayoría de los profesionales que pueden trabajar en remoto han convertido su casa en su oficina. Aunque alguno de ellos ya teletrabajaba uno o dos días en virtud de lo que marca la ley y lo pactado con su empresa... a partir de ahora y cuando se decrete la vuelta a la normalidad, decidir qué día se trabaja en la oficina se convertirá en norma, algo que parecía imposible. Los datos que se manejaban antes de esta pandemia hacían presagiar todo lo contrario: únicamente el 4% de los empleados en España teletrabajaba, a pesar de ser el país de la Unión Europea con mejores infraestructuras móviles y fijas. Empresas y empleados han demostrado que el trabajo en remoto es posible.

Los números

La consultora Great Place to Work ha reunido las iniciativas de 100 empresas en España en el Manifiesto Covid-19: las mejores prácticas en la gestión de personas para analizar cómo están afrontando este momento inédito las organizaciones. Los resultados hablan por sí solos: el 99% de las compañías tiene implantadas medidas de teletrabajo, y el 70% admite que entre el 75% y el 100% de su plantilla puede seguir con su actividad en remoto. Además, hay un dato que demuestra que esta situación puede ser sostenible en el tiempo: el 63% de los managers tiene confianza total en el trabajo de sus equipos a distancia.

Lo que ya se conoce como el gran experimento mundial del teletrabajo, en nuestro país está funcionando mejor de lo que muchos pensaban. El 68% de los profesionales asegura que es igual o más productivo trabajando desde casa, y un 51% de la población prefiere trabajar en remoto, según un análisis realizado por la consultora estratégica Bain &Company.

Otra encuesta, esta vez realizada por Citrix a mil trabajadores en España, ratifica que trabajar en remoto será la nueva normalidad para muchos: el 71% de los españoles cree que a partir de ahora el teletrabajo será más frecuente. Hay más. El 34% afirma que esta modalidad le ha hecho más productivo; un 32% cree que rinde menos; y un 35% siente que le cunde lo mismo en casa que en la oficina. Casi el 70% de los empleados se ha habituado a esta manera de trabajar, lo que confirma que es posible mantener los niveles de eficiencia, incluso superarlos si puede realizar su actividad en remoto.

Pese a todo, el estudio de Citrix revela que el teletrabajo todavía es un desafío. Casi la mitad de los españoles encuestados (40%) afirma que el mayor obstáculo para trabajar desde casa es la falta de tecnología adecuada o el acceso a ciertos documentos y aplicaciones. En esta situación, el 74% dice que utiliza WhatsApp, Wetransfer, Dropbox, Gmail, entre otras herramientas, que no son las de uso corporativo habitual.

Los desafíos

A este reto tecnológico se suman otros que están relacionados con la gestión de personas. Porque no se trata tanto de si los profesionales están preparados y dispuestos para trabajar en remoto que, a juzgar estos datos lo están, como si el área de recursos humanos está lista para gestionar a la plantilla en remoto. Sólo un tercio de los directivos considera que los responsables de RRHH tienen la formación necesaria para afrontar esta crisis, según un reciente informe de Willis Towers Watson.

Carlos de la Torre, of counsel de Baker McKenzie y vicepresidente de Adirelab, auguraba al principio de esta crisis "que puede ayudar en el transcurso de transformación de los procesos de RRHH para hacerlos más eficientes y afianzar su digitalización y su gestión remota. Sin duda las empresas deben mantener la competitividad y necesitarán estímulos para recuperar rentabilidades y eficiencias que puedan haber sido dañadas por esta emergencia sanitaria tanto desde el lado de la oferta como de la demanda".

Por otra parte, es más que probable que surjan nuevos actores en los departamentos de RRHH. Javier Blasco, director del Adecco Group Institute, explica que el teletrabajo requiere la interacción de las áreas de RRHH, asesoría jurídica, prevención de riesgos laborales, dirección financiera y compras, comunicación, etcétera. Por eso vaticina que "en cada área harán falta profesionales expertos en estas metodologías, equipos multidisciplinares y seguro que nuevos campos de trabajo: terapeutas en temas psicosociales, expertos en elearning, coaches y agentes de comunicación, entre otros".

Y, la gran incógnita es si los jefes están preparados para ejercer un nuevo liderazgo basado en el hacer y no en el estar. El presentismo sigue siendo una de las grandes lacras en la gestión de equipos. Queda por ver si realmente se valora más a quien más aporta o a quien más se ve.

 

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.