Las plataformas digitales de formación y contenidos divulgativos rompen con el modelo educativo tradicional y conducen a una democratización del aprendizaje, al alcance de todos.

Imagine un Netflix que no sólo sirva para entretener. Una plataforma que pueda formarle para ser mejor en su trabajo, ayudarle a aprender idiomas e incluso poner a su disposición libros y otros contenidos divulgativos. Se trata del futuro del aprendizaje, y ya es una realidad. Son lo que Juanjo Amorín, CEO y fundador de Edix, define como "las cenicientas del VOD" (contenidos bajo demanda). "Son plataformas que ya existían antes de Netflix, HBO, Movistar+... Pero estaban tapadas por la capa del entretenimiento", explica el experto.

Mientras estos gigantes se centraban únicamente en el entretenimiento y el deporte, se olvidaron de lo relacionado con la formación online. Y sin embargo, "las plataformas de contenidos formativos han llegado para quedarse, porque suponen un complemento esencial para mitigar un problema creciente: la escasez de profesionales digitales cualificados", comenta Amorín.

La aplicación de la tecnología sobre el ámbito formativo desemboca en la denominada educación 4.0. En este nuevo ecosistema, "la formación especializada y de calidad se democratiza con plataformas robustas, donde se pueden mantener actualizadas las competencias, crear ecosistemas de aprendizaje para aprender de los compañeros, las interacciones sociales y las cuestiones del mundo real", resalta Alberto de Torres, director del programa superior en Internet de las cosas e industria 4.0 de ESIC y CEO de Nektiu.

Para los próximos años, Alberto de Torres apunta que el nuevo paradigma serán las plataformas de vídeo con contenidos de autoconsumo, sin límites de tiempo y con la máxima personalización. Así, agrega que "la tecnología digital va a permitir a los profesores crear materiales de aprendizaje más interactivos, atractivos y flexibles en una amplia gama de formatos digitales y multimedia".

Entre los principales motivos para pensar en una alta demanda de estas herramientas, Juanjo Amorín hace hincapié en que "la reinvención profesional pasa por las plataformas de formación online". Suponen una alternativa más económica y accesible frente a las opciones tradicionales, por lo que están al alcance de la mano de muchas más personas. Entre los factores que obligan a esa renovación, ahora se suma con fuerza el impacto del coronavirus sobre la actividad económica.

El fundador de Edix añade que "los cambios se han acelerado y ahora debes formarte a medida que trabajas". Asimismo, comenta que "la tendencia es avanzar hacia modelos de formación híbridos". De esta forma, tener un título cada vez es menos valioso frente a la posibilidad de que cada persona diseñe su propio itinerario formativo. Concluye asegurando que "habrá un boom del emprendimiento en este ámbito, porque la próxima década vendrá marcada por plataformas orientadas al crecimiento personal: en salud, bienestar, salud mental y, por supuesto, en formación profesional".

Una biblioteca inteligente para 40 países

La pregunta es si se puede concebir una idea más ambiciosa que un Netflix educativo: "Nuestra propuesta es que cualquier organización pueda crear su propia plataforma digital personalizada, con una tecnología al nivel de las grandes plataformas de consumo para películas y música pero añadiendo nuestra tecnología educativa", asegura Rodrigo Rodríguez López, CEO de Odilo. Esta 'start up' nació en Murcia para facilitar que las bibliotecas ofreciesen sus servicios en la nube. Después lanzó un área de soluciones de educación digital para colegios, universidades y empresas, que utilizaba la inteligencia artificial para medir y mejorar el proceso de aprendizaje. Partiendo de ahí, "hemos conformado un 'marketplace' avanzado para el acceso a contenidos digitales y soluciones de aprendizaje dirigido a organizaciones", afirma Rodríguez. Trabajan con ministerios de educación, colegios, bibliotecas, universidades, organizaciones públicas, grandes empresas y 'start up' de 43 países. Más de 146 millones de personas pueden acceder a 3 millones de contenidos -libros, audiolibros, guías, revistas, cursos, prensa, 'podcast' y vídeos- en 40 idiomas diferentes. Presente en los cinco continentes, el negocio de Odilo en el extranjero ya representa la mayor parte de su facturación. Para evitar un parón en la formación durante la crisis del coronavirus, Rodríguez decidió abrir todas las soluciones tecnológicas de forma gratuita a todos los colegios afectados por el cierre".


TENDENCIAS

La simbiosis entre tecnología y formación genera una marcada tendencia hacia la personalización del aprendizaje. Así lo señala Alberto de Torres, experto de ESIC, que identifica tres grandes pilares en este sentido:

  • Flexibilidad. El tiempo y la ubicación no supondrán límites para el alumno, que será capaz de elegir libremente los módulos, programas, el espacio y el ritmo de aprendizaje.
  • Evaluación adaptativa. Los métodos de enseñanza basados en el aprendizaje adaptativo proporcionan 'feedback' en tiempo real. Esta medición del progreso permite al alumno aprender en función de sus propias fortalezas y debilidades, en lugar de seguir una estructura fija.
  • Analítica. Se identifica la ruta de aprendizaje ideal, basada en la valoración del tiempo real del comportamiento del alumno. Se diseñan programas que fortalecen el aprendizaje individual de personas con distintas capacidades intelectuales y motivaciones.

 

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.