En Cataluña, más de 3.000 empresas proveedoras dejarán de trabajar temporalmente. La cifra más alarmante la presenta Nissan, con 1.300 despedidos antes de 2009. Solo el sector de la automoción acumula ya 700 ERE según la CGT.

Los afectados por Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) en Cataluña, ya sean de suspensión temporal de empleo o de extinción de contrato, han contabilizado 4.747 personas en el sector de la automoción en dos semanas.

De estos trabajadores, 1.723 se han visto afectados por la presentación o bien anuncio de ERE de extinción de contratos por parte de sus empresas, mientras que 3.024 empleados están afectados por medidas temporales tomadas por las compañías proveedoras de componentes para afrontar la caída de las ventas.

Dentro de los empleos con riesgo a ser destruidos en Cataluña se encuentran los 1.288 de Nissan en Barcelona, cuyo ERE se presentó el lunes ante la Administración laboral aduciendo motivos "productivos y organizativos".

Asimismo, otros proveedores han anunciado en los primeros 15 días de noviembre que preparan expedientes de extinción, como el caso del fabricante de pistones Mahle, que anunció 250 despidos en Vilanova i la Geltrú (Barcelona), donde cuenta con 528 trabajadores.

También es el caso de Ficosa, que manifestó un excedente de 140 personas en Rubí fruto de su intención de fusionar en una sus dos plantas del municipio. Además, el fabricante catalán también prepara ERE temporales en sus plantas de Rubí y Mollet, donde trabajan cerca de 500 personas, aunque no ha concretado su alcance.

Plastal Spain, en Sant Andreu de la Barca (Barcelona), hizo pública hace unos días su intención de despedir a 45 personas y anunció, paralelamente, medidas para suspender temporalmente el empleo a 231 trabajadores durante el próximo año. Delphi también presentó un ERE temporal para 800 empleados en Sant Cugat del Vallès.

Otras 800 personas están afectadas por medidas temporales de suspensión de empleo que el proveedor Magneti Marelli planteó en sus tres plantas de Barberà del Vallès, Santpedor y Llinars.

En la provincia de Girona, dos empresas han comunicado ERE temporales para afrontar la caída de ventas fruto de la crisis que afecta al sector. Se trata de Trety, que prevé parar 12 días hasta final de año su planta de Maçanet de la Selva, lo que afectará a 800 personas en turnos rotativos, y Hutchinson en Palamós que ha presentado un ERE temporal de hasta 22 días para 393 empleados.

Todos estos expedientes contribuyen a que, según informa CGT, Cataluña acumule ya 700 ERE sobre la mesa en el sector de la automoción, sumando tanto los temporales como los de extinción en cualquiera de sus fases (anuncio, presentación, negociación o acuerdo).

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.