Entrevista de "La Contra" de La Vanguardia a Santiago Requejo, director de cine que presenta su primer largometraje "Abuelos": "A los 60 años ahora se es joven, pero tenemos la imagen del anciano estampado en el sofá con su mantita. A mí me parecía muy interesante contar una historia que partiera del emprendimiento profesional y fuera real: abuelos que no crean una app sino una guardería."

Tengo 33 años. Nací en Plasencia y vivo en Madrid. Casado, sin hijos. Licenciado en Derecho y Dirección de Empresas. En general los políticos ven la política como una carrera, una oportunidad de proyectarse. Somos lo que hacemos y no lo que decimos, y ellos dicen demasiado y hacen poco. Soy católico. 

He tenido la suerte de conocer a mis cuatro abuelos y disfrutar de su ternura. Amor en mayúsculas. Estar con los abuelos es estar en casa.He tenido la suerte de conocer a mis cuatro abuelos y disfrutar de su ternura. Amor en mayúsculas. Estar con los abuelos es estar en casa.

¿Les debemos a ellos su ópera prima Abuelos?

Durante la crisis se habló mucho de esos jóvenes, los más preparados de la democracia española, que tenían que emigrar para poder ganarse la vida haciendo trabajos por debajo de sus posibilidades.

La famosa fuga de cerebros.

No quiero comparar, pero nadie hablaba del millón y medio de españoles de más de 50 años expulsados del mercado laboral, considerados abuelos y abuelas laborales, que se vieron en la calle y sin posibilidades de reincorporarse.

Muchos perdieron hasta su casa.

Tenían facturas a las que hacer frente, hijos que alimentar e hipotecas que pagar. Yo no entendía por qué no se hablaba de ellos.

El emprendimiento era su única salida.

Me da la impresión de que hay una tontuna general respecto al emprendimiento fruto de la cultura americana, la fiebre Steve Jobs.

Y Mark Zuckerberg.

Si sales a la calle y preguntas qué es un emprendedor, la gente te contesta: “Un joven que está desarrollando el próximo Facebook en un garaje”. El emprendimiento se asocia a joven tecnológico que se ha forrado de millones.

Con camiseta y bambas, a ser posible.

Cuando la realidad es que han proliferado en los últimos años cafeterías, panaderías, floristerías, fruterías... creadas por personas que superan la cincuentena.

Eso dicen las estadísticas.

A los 60 años ahora se es joven, pero tenemos la imagen del anciano estampado en el sofá con su mantita. A mí me parecía muy interesante contar una historia que partiera del emprendimiento profesional y fuera real: abuelos que no crean una app sino una guardería.

De eso saben mucho.

Sí, son los que hacen posible la conciliación ­laboral, los que cuidan de los nietos, una labor social que no está valorada.

Es curioso que se haya fijado en esto.

Soy joven pero no insensible a la realidad que vivimos. En el corto Ser madre es un plus , ya hablaba sobre las profesionales que quieren ser madres y cuando deciden volver al mercado laboral no consiguen reincorporarse.

Son los años en blanco en el currículo.

Mi protagonista acaba rellenando esos años con el trabajo no remunerado que ha realizado: planificación, psicología, coaching , gestión de recursos, oratoria, motivadora...

¿Qué otros temas ha tratado?

Por Noche de paz me otorgaron el premio internacional de Derechos Humanos en Barcelona. La historia se sitúa en la Navidad del 2017 en una masía catalana, donde dos hermanos, uno independentista y otro constitucionalista, se pelean. A los que no somos de aquí nos han llegado historias muy tristes de familias rotas.

¿Y cuál es la moraleja?

Que hay cosas más importantes que tener razón. El abuelo da un golpe en la mesa y dice que se está muriendo; eso cambia radicalmente el tono de la conversación.

No es su primer experimento emocional.

Antes de hacer cortos colgué vídeos en internet, en uno de ellos les pregunté a 20 millennials cuál era la persona más importante de su vida y qué le regalaría si le tocara la lotería... “¿Y si supieras que esa persona iba a morir?”.

...

Ahí todos coincidieron: pasaría más tiempo con ella. Vivimos en una sociedad que nos mediatiza y nos atonta, pero cuando nos llevan al extremo sabemos qué es lo importante.

Le interesa la justicia social.

Soy muy emocional, y cuando algo me interpela intento contarlo. Me gusta hacer un cine útil.

Lleva dando vueltas con la película por España desde el 5 de septiembre.

Sí, mostrándola y grabando vídeos de tres minutos en los que personas demás de 50 años explican su proyecto de emprendimiento. Habrá tres premios en metálico para ayudar a poner en marcha los mejores proyectos.

¿Y todo eso nace de una comedia?

En una sociedad que penaliza la arruga, nosotros quisimos premiarla.

Cuénteme qué le ha impactado.

Un tipo en Granada propuso un proyecto de reciclaje de aguas de piscina, en broma le dije que lo vería tanta gente que le iban a copiar la idea, y su respuesta me impactó: “Si alguien la copia y la hace, eso es bueno”.

Encantador.

Un hombre de 97 años se puso delante de la cámara para decir que su proyecto era morirse orgulloso de no haber hecho daño nunca a nadie.

Igual el problema es hablar de jóvenes y mayores, clasificar y dividir a la gente.

El otro día Ramón Barea, que interpreta a uno de los tres abuelos de mi película, me decía que todos tenemos la misma edad pero en momentos diferentes. Hay jóvenes que pasan años “de vejez” tirados en un sofá.

Igual creen que esto es eterno.

Yo he tenido la suerte de poder trabajar con actores de gran experiencia (Carlos Iglesias, Roberto Álvarez y Ramón Barea) que me han ayudado muchísimo. No puede haber un “ellos o nosotros”, tiene que haber un win-win , jóvenes y séniors debemos trabajar juntos, yo lo he vivido en primera persona y es magnífico.


Arturo y Benito

Su abuelo Arturo era emprendedor, “se arruinó y se levantó tres veces”; su abuelo Benito, maestro. Les debemos a ellos esta reivindicación del emprendimiento más allá de los 50 y esta mirada cariñosa que Requejo refleja en su ópera prima, Abuelos , que se estrenará este viernes tras haber pasado por diversos festivales con muy buena acogida. Cuenta la aventura de tres abuelos que deciden crear una guardería, historia que traspasa el celuloide para convertirse en libro, Abuelos (Alienta) de Ana Virtudes y Fernand Lallana, que aborda el mercado laboral de los séniors en España, y en incentivo: un premio en metálico para los tres mejores proyectos empresariales creados por séniors y otorgado por Endesa.

 

Articles relacionats / Artículos relacionados

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.