Los robots y la automatización estan cogiendo fuerza y, cada vez más, se plantea que puedan sustituir algunos empleos, especialmente en el sector industrial. Sin embargo, algunos estudios rompen el tópico de que la automatización crea más desempleo teniendo en cuenta que en el mercado laboral inciden más factores que el tecnológico. 

Los robots están ganando cada vez más terreno, especialmente en la industria. Se están revelando unas herramientas eficaces para aquellas tareas repetitivas, peligrosas y que requieren fuerza física o mucha precisión.

Los datos proporcionados por la IFR, International Federation of Robotics destacan que el nuevo promedio de la densidad de robots en el sector manufacturero es de 74 unidades por cada 10.000 empleados. En los últimos cinco años las ventas a escala mundial de los robots se han duplicado. En el 2017 se entregaron un récord de 381.000 unidades, un 30% más respecto al ejercicio anterior. Los principales mercados del mundo son China, Japón, Corea, EE.UU. y Alemania.

Pues bien, ¿qué es lo que tienen en común estos países? Una tasa de paro especialmente baja. “Mientras países con un grado de robotización elevado como Singapur, Japón o Alemania gozan tasas de desempleo bajas, otros con políticas que optan por subvencionar sectores de baja productividad y penalizan la robotización ostentan tasas de paro más elevadas”, se desprende de un reciente estudio llevado a cabo por la firma robótica nipona Yaskawa. Los datos que maneja esta empresa indican, por ejemplo, que para Brasil, Francia, Italia e incluso España, tener una densidad robótica más baja no le ha ayudado a tener una tasa de paro baja, sino todo lo contrario.

Bien es cierto que en el mercado laboral inciden otros factores más allá del tecnológico, pero, desde un punto de vista empírico algunas realidades demuestran que los robots conviven bien con los humanos. En Alemania, con 309 unidades robóticas por cadas 10.000 empleados, el tercer dato del mundo, el número de personas ocupadas alcanzó los 44 millones, el más alto desde la reunificación. Algunos empleos sí que se pierden, pero se ganan otros. Para el instituto económico ZEW, la digitalización aumentará el empleo en el país germano un1,8% para el 2021.

“La productividad ha mejorado un 15%, gracias a los robots en las economías occidentales y no tienen un impacto significativo en el empleo”, confirma la London School of Economics.

 

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.