De la mano de sistemas basados en la Inteligencia Artificial, elegir de modo flexible cuándo y cuánto quieres trabajar ya es una realidad en algunas organizaciones. Human Resource Executive Magazine aboga porque los líderes de la función de RH conciban maneras de usar los avances digitales para contribuir a que los trabajadores disfruten más de sus vidas a diario, y no solamente los fines de semana o en vacaciones.

Hace algunos años, mi familia había planeado unas vacaciones a Disneyland. Era un sueño muy ansiado por mi hija, que por aquel entonces era preadolescente. Pero en el último minuto, me pidieron que asistiera a una reunión del Consejo de Dirección de mi empresa en Londres. Para equilibrar las demandas de la familia y del trabajo, llevé a mi hija de viaje conmigo y nos lo pasamos muy bien visitando esa gran capital europea, alternándolo con el trabajo en los documentos que tenía que preparar para la reunión del Consejo.

Hoy en día, es habitual combinar los compromisos profesionales y los viajes familiares en nuestras ajetreadas vidas. En cambio, antes no era algo tan común y aquellos que asumían el riesgo a menudo se consideraba que ponían en duda normas culturales establecidas. Actualmente, nuestra fuerza laboral multigeneracional se pregunta: ¿Por qué los límites entre el trabajo y la vida personal son tan fijos? ¿Qué pueden hacer los avances tecnológicos para permitirnos vivir nuestra vida de manera completa todos los días, y no solo los fines de semana o durante las vacaciones?

Resulta alentador que las organizaciones estén empleando los nuevos avances digitales, incluyendo la Inteligencia Artificial, para crear un entorno de trabajo más humano en el que se anima a los trabajadores a ser la mejor versión de sí mismos, tanto en lo laboral como en lo personal, y siendo apoyados como personas completas, más allá de los límites de su rol en la empresa. Dicho entorno puede liberar a los trabajadores de sus escritorios a través de nuevas tecnologías como la realidad aumentada, la informática holográfica y los controles de voz y gestos, lo que nos permite conectarnos y colaborar desde cualquier lugar y momento. Esta nueva realidad ofrece más opciones a la gente para hacer que el trabajo se adecue a sus vidas de la mejor manera posible, así como para crear experiencias de trabajo más personalizadas.

¿Suena demasiado bueno para ser cierto? No. Una importante empresa de distribución minorista online permite a sus agentes del Departamento de Atención al Cliente escoger flexiblemente sus propios horarios (y salario) mediante un sistema y una plataforma gratuita online de organización de horarios. A través de un modelo flexible de precios –un sistema popular, por ejemplo, entre los servicios de transporte compartido-, aquellos trabajadores que se asignan los turnos con más carga de llamadas reciben una remuneración mayor. Asimismo, otras compañías están tratando de desarrollar nuevos sistemas inteligentes para los empleados de call-centers, de modo que, tanto trabajadores contratados como autónomos, puedan ver desde su móvil el trabajo disponible y optar por él, o tener flexibilidad en la asignación de tareas, canales (móvil, video o redes sociales) y horarios.

Están surgiendo plataformas basadas en la Inteligencia Artificial, como Woo.io, que permiten a cada usuario crear su propia lista de intereses personales en el trabajo (wish lists), conectando de manera anónima a posibles empleados con empresas interesadas en base a un criterio compuesto por factores como la localización geográfica, nuevos retos o proyectos deseados, tipo y tamaño de la compañía, mejor equilibrio trabajo/vida, posibilidad de trabajar desde casa y potencial de movilidad profesional. Incluso un banco ha llegado hasta el punto de referenciar oportunidades laborales en otras compañías a candidatos que no logran un puesto, porque se entiende que una mala experiencia como candidato puede derivar en una posterior pérdida como cliente.  

Los nuevos avances digitales en tecnología también están provocando que se reconozcan aspectos informales de nuestra vida laboral, otorgando reconocimiento a muchas otras actividades valiosas que realizamos y que, hasta ahora, habían permanecido ocultas. Por ejemplo, XaPI (también conocido como Tin Can API) cuantifica y reconoce el aprendizaje informal que conlleva leer un blog, participar en una reunión o vivir una experiencia determinada, de manera que la gente obtenga reconocimiento por este tipo de actividades.

En otra compañía importante del sector del retail, los empleados reciben puntos de experiencia diarios en base al aprendizaje informal cuantificado, combinado con registros de aprendizaje formal y datos del feedback de los propios trabajadores. A partir de la información recabada, la Inteligencia Artificial sugiere nuevos contenidos o actividades de aprendizaje.

Otras innovaciones digitales, como los dispositivos llevables (wearables) o la tecnología que monitoriza las pulsaciones de teclado en un ordenador, nos pueden ofrecer información individualizada acerca de los factores que determinan nuestra satisfacción y rendimiento en el trabajo. Esto puede incluir desde comportamientos sociales hasta nuestra salud, emociones, patrones personales de energía e información acerca de dónde invertimos nuestro tiempo y atención.

Como sucede con muchas otras cosas, estas herramientas también tienen su lado negativo, principalmente en lo que respecta a la privacidad y más ahora que muchos de nosotros tenemos la atención puesta en el nuevo Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea. ¿Cómo podemos respetar la privacidad de las personas al recopilar información para reconocer los aspectos informales del trabajo, proporcionar datos útiles a los empleados sobre sus hábitos de productividad personal o crear prácticas más personalizadas para ellos? Los empleados pueden temer que se viole su privacidad o sentir que trabajan para una organización demasiado entrometida. La misión de los profesionales de RH es hacer que los trabajadores comprendan por qué y para qué se está usando la información y permitirles elegir entre participar o no.

De eso último nace otro problema: si les damos a los empleados la libertad de elegir, ¿cómo podemos garantizar que su forma de actuar esté debidamente informada y tiene en cuenta el equilibrio entre privacidad y transparencia? Una vez más, la función de los líderes de RH es comunicar y formar sobre el alcance y el impacto que pueden tener las diferentes opciones. Las empresas también pueden proporcionar herramientas digitales que expongan el impacto de dichas elecciones.

Algunas firmas de alta tecnología sacudieron el mundo de las TI cuando eliminaron sus políticas de trabajo remoto. Al poco tiempo, empezaron a aparecer artículos especulando con que las políticas de teletrabajo vivirían una tendencia descendente. Sin embargo, Gallup descubrió que el 43% de los trabajadores en Estados Unidos afirmaba haber trabajado desde casa el pasado año, aunque solo fuera esporádicamente. La realidad es que, aunque trabajemos en una oficina, necesitamos tecnologías avanzadas para conectarnos con otros empleados de diferentes oficinas situadas en otros lugares. Y la continua fusión entre el trabajo y la vida personal no hará más que aumentar dicha necesidad. Es por ello que hay científicos y expertos trabajando para que sea más fácil que nunca conectarse a través del tiempo y del espacio: telepresencia personal, traducción de idiomas en vivo, intercambio de fotos, realidad aumentada, imágenes de cámaras adheridas al cuerpo, etc.

Al final mi hija y yo conseguimos viajar a Disneyland y mereció la pena haber esperado. Tal y como Walt Disney dijo en una ocasión: “Puedes soñar, crear, diseñar y construir el lugar más maravilloso del mundo, pero eso requiere gente que convierta el sueño en realidad.” Las organizaciones que creen una cultura que reconozca y responda a las necesidades individuales -rompiendo con las ataduras de las antiguas costumbres- marcarán el futuro, logrando así empleados más comprometidos y capacitados.

 

* Sage-Gavin, Eva. “Improving Work/Life Balance the Digital Way”. Human Resource Executive Magazine, 04/06/2018 (Artículo consultado online el 24/09/2018).

Acceso a la noticia: http://hrexecutive.com/improving-work-life-balance-the-digital-way/

Articles relacionats / Artículos relacionados

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.