Para triunfar en el mercado laboral actual no solo es necesario disponer de las habilidades técnicas para desempeñar el trabajo (hard skills), sino de otras competencias conocidas como soft skills, que pueden englobarse bajo el concepto de inteligencia emocional y hacen referencia a las habilidades que tienen que ver con la manera de relacionarnos con los demás y nuestra personalidad.

Según el estudio Skills Gap Report de 2017, realizado por LiveCareer, existe una clara desconexión entre las competencias soft más demandadas por las empresas y las que los candidatos enumeran en sus currículos. Después de cruzar miles de CV con lo que se pedía en las ofertas laborales para doce sectores diferentes, la coincidencia entre lo que los candidatos ofrecen y lo que se demanda en esos anuncios es de solo un 62%. A diferencia de las cualificaciones técnicas que se pueden aprender mediante el estudio, este tipo de habilidades interpersonales y actitudinales son más complicadas de adquirir, a pesar de que son esenciales para el éxito del individuo y del negocio, y la importancia de dominarlas aumenta a medida que se avanza en la carrera profesional.

Las más buscadas

  • Habilidad cognitiva. Competencia que tiene que ver con la capacidad de procesar información de forma inmediata. Se trata de lo buenos que somos asociando información y datos aparentemente inconexos. Según declaraba a The New York Times el hasta hace un año vicepresidente de RR.HH. de Google, Laszlo Bock, esta es la competencia más deseada en el gigante tecnológico. El ahora cofundador de Humu, empresa creada para “ayudarnos a trabajar mejor mediante el uso de la ciencia, el aprendizaje automático y un poco de amor”, declara que, para todos los puestos, incluidos los técnicos, “la competencia primordial que se busca [en Google] no es un cociente intelectual alto, sino la habilidad cognitiva; con ese fin se han diseñado entrevistas estructuradas que han sido validadas para garantizar que sean predictivas”.
  • Capacidad de aprendizaje. En un mercado en constante cambio, la capacidad de aprender y adaptarse es primordial. Cada vez es más necesario mantenerse al corriente de las nuevas tendencias y, si es posible, ir un paso por delante. Una actitud de curiosidad permanente es imprescindible para detectar rápidamente los cambios que se están produciendo y adaptarse ad hoc. · Inteligencia cultural. Ha llegado el momento de globalizarse a uno mismo. Un mundo cada vez más conectado implica que cada vez sean más las empresas con alcance internacional. Es prioritario que los empleados sean capaces de lograr un buen entendimiento con los clientes y colegas de otras culturas.
  • Capacidad de liderazgo. Esta competencia no hace referencia al liderazgo tradicional. Lo que empresas como Google persiguen en sus nuevos fichajes es detectar el liderazgo emergente, es decir, aquellos individuos que, cuando el equipo se enfrenta a un problema, dan un paso al frente y lideran la situación. Y lo que según Bock es igualmente importante: saber cuándo ha llegado el momento de ceder el liderazgo a otro miembro del equipo. · Humildad. Otra de las competencias ansiadas. Se trata tanto de ser capaz de dejar espacio para que los demás brillen como de ser humilde intelectualmente. Cuando se presenta un problema, es necesario sentir la responsabilidad de intentar resolverlo, así como ser capaz de reconocer que alguien tiene una idea mejor que la nuestra. Según Bock: “El objetivo final consiste en lo que podemos hacer juntos para solventar una situación; contribuyo y, a continuación, doy un paso atrás”.

Qué hacer

Empecemos por estudiar la oferta de trabajo. ¿Qué soft skills se mencionan? Hagamos un listado de todas las competencias que se demandan, separémoslas entre soft y hard, y añadamos a nuestro CV aquellas que poseamos y no hayamos citado. Utilicemos también el anuncio para ver qué habilidades debemos reforzar. Observemos cuáles son las que se repiten con más frecuencia y diseñemos un plan para adquirirlas que sean más relevantes para nuestra profesión o industria.

También es buena idea emular el lenguaje utilizado en la oferta del puesto. Así será mucho más fácil que nuestro CV supere los ATS (por sus siglas en inglés, 'sistemas de seguimiento de candidatos'). Estos sistemas se dedican a escanear los currículos en busca de palabras y expresiones clave para determinar si el candidato cumple con ciertos requisitos mínimos. Así pues, si en el anuncio se alude a que es necesario tener buena comunicación verbal, no digamos que destacamos por nuestra comunicación oral, los ATS no interpretan los matices.

Añadamos también una sección de competencias soft. Bajo el epígrafe de Experiencia, deberían aparecer enumeradas las habilidades técnicas que hemos empleado enl os puestos anteriores, y en el apartado de Otras competencias, por ejemplo, podemos hablar de habilidades como las descritas en este artículo.

“Si tienes a alguien con una capacidad cognitiva alta”, dice Bock, “alguien intrínsecamente curioso, con ganas de aprender y con competencias de liderazgo emergente, y lo contratas para ocupar un puesto de trabajo para el que no tiene conocimientos previos, y lo comparas con alguien que ya ha hecho esa tarea cientos de veces, en la mayoría de los casos, el novato llegará al mismo resultado que el experto porque, habitualmente, la respuesta no es tan complicada; de vez en cuando, el novato meterá la pata, pero también de vez en cuando, propondrá una solución completamente innovadora, y esto tiene un valor inconmensurable”. La experiencia y los títulos universitarios son importantes, pero lo que realmente le interesa a cualquiera que vaya a contratarnos es lo que seamos capaces de hacer conlo que sabemos.

En un mundo en el que la innovación es cada vez más un esfuerzo grupal, las competencias soft son las que marcan la diferencia y depende de nosotros desarrollarlas.

 

 

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.