La falta de sueño cuesta a las empresas de EE.UU. más de 400.000 millones de dólares al año, según datos recientes. Es por ello que cada vez son más las que empiezan a darse cuenta del vínculo que existe entre dormir un mínimo de 7 horas diarias y factores como la productividad, la seguridad o el comportamiento de los empleados. Human Resource Executive Online explica el caso de LinkedIn o de una importante aseguradora médica que han decidido poner el sueño en el centro de sus políticas de bienestar.

Al principio, Susan Leslie solamente pensó que sería una buena manera de acumular puntos de incentivo en el programa de wellness de la empresa.

Leslie, Coordinadora Administrativa de la división de productos senior en Humana, gana 25 puntos a la semana registrando su descanso nocturno en un diario del sueño a través del programa de bienestar Go365 de la organización. (Los empleados de Humana pueden registrar sus propios patrones de sueño o cargar automáticamente los datos sincronizando Go365 con un medidor de actividad que registra el sueño.)

Esos puntos semanales la aproximan a ganar recompensas como tarjetas regalo, entradas de cine, equipos y dispositivos de fitness. Pero se ha dado cuenta de que está obteniendo un beneficio aún mayor. “He notado que mantener un diario del sueño me ayuda a ir a la cama en el momento adecuado para descansar un mínimo de siete horas,” anota Leslie. “Siempre me ha costado ir a dormir, pero ahora ir a la cama más pronto –y sincronizar mi dispositivo de actividad que registra mi sueño, número de pasos y comidas- ya es parte de mi rutina nocturna.” Y esta rutina nocturna genera beneficios para el día siguiente.

“Usar el diario del sueño y dormir más de siete horas por la noche aumenta mi lucidez por la mañana, manteniéndome también a salvo en el trayecto matutino al trabajo,” afirma Leslie. “Soy capaz de rendir mejor durante el día, comenzando por el momento en el que entro por la puerta de la oficina de Humana. También me recuerda que tengo que cuidar de mí misma.”

Ayudar a empleados como Leslie a cuidarse mejor es una de las principales razones por las cuales Humana ha convertido la salud del sueño en parte integral de su programa Go365, señala Tim State, Vicepresidente de Salud y Bienestar de esta aseguradora médica.

Desde su creación en 2011 – antes del 1 de enero de 2017 el programa Go365 se conocía como HumanaVitality-, la iniciativa fue diseñada para recompensar a los empleados con puntos por tomar medidas para mejorar su bienestar, como completar un entrenamiento o pasar una revisión médica anual. Sin embargo, en los últimos tres o cuatro años, el programa se ha expandido para abarcar otros aspectos de la salud de los trabajadores.

“No nos centramos en una sola cosa,” comenta State, señalando que el 95% de los más de 50.000 empleados de la empresa participan en el programa. “Abordamos múltiples dimensiones, incluyendo la salud física y emocional, el sentido del propósito en el trabajo, el nivel de pertenencia de cada uno en las relaciones y el sentido de seguridad, incluyendo la seguridad financiera.”

“El sueño es una parte importante de muchos de estos aspectos, sobre todo en la salud física y emocional,” añade. “Así que es normal que lo incluyamos como un componente principal dentro del marco general de bienestar.”

Por supuesto la tecnología ayuda a focalizarse en esta perspectiva. Humana, por ejemplo, anima a los empleados a usar dispositivos llevables (wearables) para cuantificar sus actividades diarias como dormir, y Go365 se beneficia de cerca de 70 dispositivos de marcas como Apple Health, Fitbit o Garmin para ayudar a los trabajadores a monitorizar sus patrones de sueño.

Hacer la conexión

El sueño es fundamental para el bienestar general de los empleados, por no hablar de su desempeño laboral.

Más de un tercio de los adultos estadounidenses no duermen regularmente las siete horas que recomiendan la Academia Estadounidense de Medicina del Sueño y la Sociedad de Investigación del Sueño, según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de EEUU.

Este cansancio inevitablemente tiene consecuencias en la plantilla. Por ejemplo, un estudio de 2016 elaborado por RAND Europe estima que la falta de sueño cuesta a los empleadores en EE.UU. aproximadamente 411.000 millones de dólares al año, perdiendo un equivalente aproximado a 1,23 millones de jornadas laborales al año a causa de la falta de sueño. En los sectores que dependen en gran medida de los trabajadores por turnos la situación es aún más grave.

Otras  estadísticas son las de la Fundación Nacional del Sueño (NSF en sus siglas inglesas), que señalan que entre el 25% y el 30% de los trabajadores por turnos experimenta síntomas de somnolencia excesiva o insomnio. Según la NSF, alrededor del 10% de los trabajadores de turnos rotativos y nocturnos tienen desórdenes del sueño, que varios estudios han vinculado con un mayor riesgo de padecer enfermedades cardiacas, trastornos digestivos y otros problemas de salud.

LuAnne Heinen, Vicepresidenta del National Business Group on Health añade: “Las empresas están viendo la conexión que el sueño tiene con las cosas que les importan, como la salud física de los empleados, su estado de ánimo y comportamiento, así como la seguridad y la capacidad de juicio que muestran en el trabajo.”

Además de confiar en el creciente cuerpo de investigación, que muestra los efectos negativos de la privación de sueño en la fuerza laboral, las organizaciones se han mostrado más predispuestas a “ayudar a los empleados en áreas en las que éstos quieren ser ayudados,” señala Heinen.

Poner énfasis en el sueño

En marzo, más de 300 empleados de LinkedIn se reunieron en Nueva York en busca de respuestas a sus problemas de sueño en la primera Feria del Sueño de LinkedIn, denominada ‘Quest for Rest’.

El evento surgió del deseo de la función de RH de hacer que el sueño adecuado fuera el punto central de sus esfuerzos en bienestar, comenta Michael Susi, Director Senior de Bienestar Global en la empresa. “El equipo de Recursos Humanos y yo nos sentamos juntos para establecer nuestros objetivos en bienestar de los empleados para 2017. Y nuestro propósito era centrarnos en un aspecto de la salud de los trabajadores que fuera universal,” explica Susi, añadiendo que una serie de encuestas internas sobre bienestar indicaban que los hábitos del sueño eran una preocupación constante entre un gran número de empleados de LinkedIn.

Para la Feria del Sueño de Nueva York, LinkedIn invitó a una serie de empresas de wellness y expertos para educar a los empleados sobre la salud del sueño y, en algunos casos, mostrar maneras de mejorar la calidad del mismo. También se familiarizó a los asistentes con productos y servicios relacionados de una veintena de proveedores.

Gracias a su primera feria del sueño –la compañía ha celebrado después un evento similar para los empleados en Dublín (Irlanda)- LinkedIn quiso “poner de relieve la importancia del sueño en la vida mediante un formato atractivo e interactivo,” señala Susi, agregando que tanto él como el equipo de RH están planeando actualmente ferias del sueño en otras oficinas de EE.UU e internacionalmente.

El objetivo es “educar a nuestros empleados sobre la importancia del sueño y  ofrecer consejos sobre cómo pueden obtener una buena noche de descanso.”

Difusión del mensaje

En Humana, State y el equipo de Recursos Humanos tienen una meta similar con respecto a la salud del sueño, y han priorizado “exponer el tema ante nuestros colaboradores asociados,” anota.

State comenta que los trabajadores con altos niveles de bienestar están más comprometidos, han faltado al trabajo un tercio de los días, tienen un tercio de estrés y un tercio de probabilidades de estar buscando otro empleo.

El rol de la función de RH para fomentar el tipo de hábitos del sueño que ayuden a mantener unos buenos niveles de retención y compromiso es, en gran parte “aumentar la conciencia del papel que juega el sueño en el bienestar general,” concreta State.

Para ayudar a difundir este mensaje, el Departamento de RH ha reclutado a un equipo de casi 300 voluntarios que actúan como ‘campeones del bienestar’ por toda la organización. Como parte del programa, dichos empleados “guían e inspiran a sus compañeros, ayudándoles a maximizar sus oportunidades de participar en experiencias y recursos que impulsen la mejora,” explica State.

Para obtener un puesto como defensor del bienestar, los colaboradores de Humana deben completar una formación trimestral, participar en reuniones mensuales de defensores internos y externos del bienestar y ayudar a mantener el sitio web SharePoint de la compañía para que sus compañeros estén actualizados con noticias, programas e iniciativas acerca del bienestar. Los campeones del bienestar también ayudan a actualizar la red social interna de la empresa -conocida coloquialmente como Buzz- así como también la intranet de la organización.

“La gente puede reflexionar no sólo sobre cuántas horas está durmiendo, sino también sobre la profundidad de dicho sueño y cómo todo ello se conecta con sus niveles de energía y otros aspectos de su salud, como la pérdida de peso.”

“Para muchos de nuestros colaboradores supone una llamada a despertarse,” concluye State sin intención de hacer un juego de palabras.

 

*McGraw, Mark. “Taking Sleep Seriously”. Human Resource Executive Online, 06/09/2017 (Artículo consultado online el 20/09/2017).

Acceso a la noticia: http://www.hreonline.com/HRE/view/story.jhtml?id=534362939&

 

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.