Google sigue una estrategia típica de ‘Caballo de Troya’ en el lanzamiento en Estados Unidos de un agregador de ofertas de empleo para poder ver en un solo sitio la información de portales como LinkedIn, Monster y CareerBuilder. Sin saber aún cuando se lanzará mundialmente, Inc. magazine se hace eco de este hecho, afirmando que el objetivo real de Google for Jobs es adueñarse, también en este sector, de los datos de las personas que buscan empleo.

Ha habido muchos rumores últimamente sobre Google for Jobs, una herramienta que se lanzará en un par de semanas y que permitirá buscar ofertas de trabajo de webs como LinkedIn, Monster y CareerBuilder una sola y sencilla búsqueda en Google. Esta función será un gran beneficio para las personas que buscan empleo, pero las empresas del sector deberían protegerse. A pesar de que pueda parecer otra actualización lógica de Google, es de hecho una jugada de proporciones épicas que, con el tiempo, puede cambiar el negocio de las búsquedas de empleo.

Como funciona Google for Jobs

Google va a empezar a indexar empleos desde webs de terceros y dará a los usuarios mucho más control para encontrarlos directamente desde Google. Jessica Guynn en USA Today ofrecía una descripción completa del asunto, explicando cómo los usuarios podrán utilizar varios filtros de búsqueda incluyendo ofertas recientes, niveles menos especializados versus niveles de gestión, tiempo completo versus tiempo parcial y búsquedas por sectores específicos directamente a través de Google. Cuando los usuarios encuentren lo que buscan, entonces serán redirigidos a la bolsa de empleo en una tercera web para enviar la solicitud directamente allí.

Según Google, casi la mitad de las empresas estadounidenses afirman que todavía tienen problemas para ocupar vacantes. Mientras que las personas que buscan empleo a menudo no saben que hay una vacante justo a la vuelta de la esquina, porque los sistemas de búsqueda tienen problemas al clasificar las ofertas. Google ha declarado que quiere sacar a la superficie los trabajos que hasta ahora han sido difíciles de encontrar y que, por ejemplo, clasificará mejor los empleos del sector de la distribución versus los de servicios.

Por qué las webs de búsqueda de empleo quieren estar incluidas

A corto plazo, Google for Jobs supondrá un enorme beneficio para empresas como CareerBuilder y ZipRecruiter porque Google se va a convertir en una fuente mayor de tráfico adicional para estas webs. Los mejores portales de empleo como Indeed.com ya obtienen una gran porción de su tráfico desde la búsqueda orgánica de Google. Eso significa que hacen un gran trabajo indexando sus bolsas de empleo con Google y, cuando la gente busca términos como “empleo de Jefe de Proyecto en Los Ángeles,” estas webs son las grandes beneficiadas de los mejores resultados en las páginas de resultados de los motores de búsqueda y el tráfico libre que Google dirige hasta sus dominios. Con el tiempo, muchos de estos usuarios han empezado a ir directamente a estas webs de empleo para ejecutar allí sus búsquedas. Esa es la actitud que Google está intentando reemplazar ahora; quieren poseer al cliente solicitante de empleo.

La estrategia del “Caballo de Troya” del empleo

Google no es la primera compañía en crear una función de empleo para apropiarse secretamente una mayor porción del mercado laboral. De hecho, han visto a otras empresas hacer lo mismo fuera de su tráfico natural. Cuando Indeed empezó a funcionar hace 13 años, era un agregador de ofertas de empleo. Rastreaba las bolsas de empleo de múltiples sitios y permitía que los usuarios buscaran las ofertas en una única ubicación. En primer lugar, empresas como Monster estuvieron contentas de contar con la distribución extra que Indeed proporcionaba a sus anuncios. Pero poco después, Indeed se volvió demasiado buena facilitando dicha información: aparecían en la parte superior de las páginas de resultados Google, incluso por encima de los portales de empleo originales que habían publicado la oferta de empleo. De hecho, lograron tanto tráfico gracias a Google que Indeed pronto se convirtió en el portal de empleo más grande y batió a todas las webs originales, como Monster.

Esa misma estrategia fue usada años después por ZipRecruiter, que lanzó su negocio en una oficina que les cedí en mi última empresa. ZipRecruiter creó una gran herramienta que permitía a negocios pequeños difundir sus vacantes en múltiples portales de empleo al mismo tiempo, incluyendo webs como Indeed. Pero, en vez de solamente dirigir el tráfico hacia webs de terceros, crearon un sistema rastreador de los solicitantes que recopilaba datos de los currículums e informaciones variadas de las personas que buscaban trabajo. Pasó entonces de ser un producto que ayudaba a las empresas a difundir sus ofertas de empleo a convertirse en uno de los portales de más rápido crecimiento, compitiendo directamente con Indeed.

No es una sorpresa que Indeed sea la única empresa que no ha querido participar en Google for Jobs. Saben lo importante que es poseer la relación directamente con quien busca trabajo. De hecho, una frase de su Presidente dice algo así como: “Somos felices viendo que 13 años después del lanzamiento de Indeed, Google se ha dado cuenta del hecho de que la búsqueda de empleo es una de las más importantes en la vida de cualquiera.”

A las organizaciones que pagan por publicar sus ofertas de empleo no les importa desde dónde se han informado sus candidatos, y cambiarán su proveedor rápidamente por quien sea que les encuentre a los mejores candidatos. Quien sea que se adueñe de la relación con las personas que buscan empleo, poseerá este mercado milmillonario y Google sabe eso mejor que nadie.

Por qué las búsquedas de trabajo no funcionan

Por lo general, sólo cuando dejamos un empleo o nos echan, hacemos el esfuerzo de pensar en lo que deberíamos hacer a continuación. Y las empresas que buscan contratar están siempre luchando para encontrar a candidatos cualificados, en parte porque sólo tienen acceso al pool de personas que actualmente buscan un trabajo, lo que supone solamente una fracción del pool potencial de talento.

LinkedIn ha hecho el mejor trabajo hasta la fecha con la creación de un producto para las personas que buscan empleo de modo pasivo. Si bien las funciones centrales de su plataforma están creadas para hacer crecer las conexiones profesionales, el núcleo de su negocio está en situar a los candidatos para empresas y reclutadores. Son capaces de cobrar una tarifa por sus bolsas de empleo y herramientas de selección porque han creado el único producto que puede bucear tanto entre candidatos activos como pasivos. Pero su experiencia de producto para ayudar a los usuarios a llevar hacia adelante sus carreras o para ver cómo sería trabajar en otras empresas todavía es muy escasa. Principalmente tienen acceso al inventario de trabajos que se publica directamente en LinkedIn y que habitualmente son empleos de servicios para profesionales altamente cualificados.

Para solucionar las cosas se necesitarían un par de cosas: una plataforma que tenga acceso a un mayor número de candidatos, tanto activos como pasivos; y, además, una experiencia de producto que apele a los usuarios regularmente y no solo cuando quieren buscar o cambiar de empleo. Las empresas están invirtiendo demasiado dinero para promover sus vacantes. Deberían contar con herramientas y accesos mucho mejores para encontrar a los candidatos que necesitan contratar. Y ahí es donde Google entra en juego.

La verdadera intención de Google

Google está contenta de contar con otras compañías como ZipRecruiter, Monster y LinkedIn que se toman la molestia de obtener las ofertas de trabajo, y también se alegra de proporcionarles tráfico e ingresos. Google sabe que si poseen en última instancia la relación con los candidatos y personas en búsqueda de empleo, entonces será realmente la que posea el mercado. El dinero que comparta con otros durante el proceso resulta algo insignificante para Google. Quien posea la búsqueda de trabajo original es el dueño del mercado y Google for Jobs es una iniciativa concebida para que los usuarios pasen más tiempo directamente con Google para satisfacer sus necesidades laborales.

Google probablemente comenzará a indexar más vacantes directamente de las webs de las empresas que buscan a los candidatos. Ya ha empezado a vender inteligencia artificial y tecnologías de búsqueda a las empresas para que les sea más fácil encontrar a candidatos cualificados en sus propias webs y bolsas de empleo.

Todo esto forma parte del guión estratégico de Google, que pretende adueñarse de todas las búsquedas de los usuarios. Cualquier compañía que pueda conducir directamente a los usuarios hacia su web para buscar bienes y servicios es un competidor directo de Google. Es por ello que Google ha desplazado los negocios de comparadores de precios, ha disrumpido en el sector de los viajes, y el motivo por el que Amazon y Facebook son sus verdaderos y más importantes competidores.

Indeed.com tenía razón: Google se ha dado cuenta de la importancia del mercado de trabajo y, secretamente o no, van a asegurarse de que ningún otro portal de empleo sea más importante que Google para el consumidor en su búsqueda de empleo.

 

*Nazar, Jason. “Google for jobs is secretly out to kill job sites”, Inc. magazine. 22/05/2017 (Artículo consultado el 01/06/2017).

Acceso noticia: https://www.inc.com/jason-nazar/google-for-jobs-is-secretly-out-to-kill-job-sites.html

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.