Las empresas gratifican a los mandos medios con una subida salarial del 4% en 2016 por temor a que se vayan, según se desprende del estudio de remuneraciones que realiza anualmente ICSA Grupo en colaboración con EADA Business School. Según PeopleMatters, el pasado año casi el 80% de las empresas elevaron los sueldos de sus trabajadores y cerca del 64% tiene previsto volver a hacerlo este.

En 2016 las empresas españolas han decidido echar el resto con los mandos intermedios, ofreciéndoles la mayor subida salarial del conjunto de categorías laborales, un 4,1% de media, por temor a que abandonen sus cargos y se vayan a la competencia. En cambio, el incremento medio de los dirigentes ha sido del 0,34% y el de los empleados de base, del 1,48%. Son las conclusiones del estudio que ICSA Grupo presenta esta semana, en el que se destaca que, por primera vez desde 2009, el acumulado salarial de todos los empleados rebasa la inflación de la última década.

2016 ha sido un buen año para los mandos intermedios de las empresas españolas. Son el colectivo de trabajadores que ha recibido un mayor incremento salarial, un 4,1% de media, según se desprende del estudio de remuneraciones que realiza anualmente ICSA Grupo en colaboración con EADA Business School comparando más de 80.000 datos retributivos validados, y cuya décima edición se dará a conocer esta semana. Es el primer año en que estos trabajadores cualificados se ven más recompensados que el resto de categorías desde que empezó la crisis “porque las compañías les han retenido durante este tiempo con promesas de promoción que, al no verse materializadas, han provocado que se vayan a otras empresas, ante el aumento de las ofertas de empleo”, explica Ernesto Poveda, presidente de la consultora especializada en compensaciones. Su socio, David Suárez, agrega que “desde 2009 ha habido muchas reestructuraciones y las compañías sobredimensionadas han prescindido de los mandos intermedios y ahora tienen que recuperarlos”.

Y si entre 2009 y 2015, cuando se les gratificó con un aumento salarial superior al 3%, los responsables de área o jefes de equipo fueron categoría laboral que más poder adquisitivo perdió, tras dos años de incrementos, han recuperado su poder de compra; le ganan un 0,61% a la inflación acumulada en los últimos diez años, indica el estudio. Por primera vez desde 2009, destaca ICSA, en 2016 el acumulado salarial de directivos, mandos intermedios y empleados de base rebasa la inflación de la última década. Claro que hay que tener en cuenta que el IPC ha llegado a ser negativo y cero durante varios ejercicios.

Los directivos, el estamento laboral que menos ha sufrido la crisis, es el que recibe un aumento salarial inferior en 2016, con un 0,34%. El trabajador de a pie ha ganado un 1,48% más que en 2015 hasta situar su retribución media en 22.841 euros anuales, frente a los 78.875 euros de los dirigentes y los 39.364 euros de los profesionales cualificados.

“Las mayores subidas salariales se las suele llevar la dirección porque es en la que las empresas confían para sacarlas adelante, de ahí que la brecha salarial entre los que más y menos ganan se lleva agrandando demasiado tiempo en España", critica Susana Marcos, socia de la consultora de recursos humanos PeopleMatters. No obstante, Marcos opina que actualmente existe una mayor inversión en los profesionales cualificados y eso es una buena noticia. “Es indicativo de la necesidad de atraer y retener a este tipo de expertos, que son escasos”, dice.

Previsiones para 2017

De cara a este año, la socia de PeopleMatters considera que las subidas salariales se van a ralentizar. Si en 2016 se situaron en una media del 2,47%, según los datos de la muestra anual de la consultora, en 2017 el aumento previsto es del 1,97%, algo que contrasta con las mayores expectativas de crecimiento del IPC. “Aprendimos el año pasado que no te puedes dejar llevar por las alegrías del corto plazo”, sostiene Marcos, en referencia al momento en que las empresas toman las decisiones de gratificación de su plantilla, normalmente en abril o mayo, cuando la economía española respiraba más tranquila que a partir del verano. “A finales de ejercicio esas expectativas se vieron frustradas y por eso las organizaciones se muestren más prudentes este año”, añade.

Según PeopleMatters, el pasado año casi el 80% de las empresas elevaron los sueldos de sus trabajadores y cerca del 64% tiene previsto volver a hacerlo este, por ahora. Los sectores de finanzas, servicios y farmacéutico son los que más van a hacerlo.

Así se cobra dependiendo de donde trabaje

Madrid, Cataluña y Navarra son las comunidades autónomas que mejor pagan a sus trabajadores, tengan la categoría que tengan. Sólo en el caso de los empleados de base, el País Vasco supera a Cataluña. Por el contrario, La Rioja, Extremadura y Canarias son las regiones que peor remuneran a las plantillas, según el estudio salarial de ICSA Grupo. Ello responde a la mayor o menor cantidad de grandes empresas situadas en esos territorios, pues son las que ofrecen mejores emolumentos y mayores incrementos salariales.

Las diferencias son notables: un directivo cobra casi 83.500 euros al año en Madrid y 65.850 en La Rioja; en el caso de los mandos intermedios, en la capital ganan cerca de 42.000 euros anuales frente a los 34.000 de Canarias y, en el de los empleados, Navarra les retribuye con 25.600 euros de media y La Rioja con 18.600 euros. Por sectores, banca es el mejor pagado y comercio y construcción, los peores.

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.