Por primera vez, el Índice de Competitividad y Talento Mundial incluye una sección sobre ciudades, en la que Madrid, Bilbao, Barcelona y Zaragoza destacan en la gestión del talento en el mundo. El estudio, además, analiza cómo la tecnología puede aumentar la eficiencia y examina la manera en la que el cambio tecnológico afecta e intensifica la competitividad del talento y la naturaleza del trabajo.

Un estudio de Adecco, la escuela de negocios Insead y el Human Capital Institute presentado ayer en Davos, destaca la posición de cuatro ciudades españolas (Madrid, Barcelona, Bilbao y Zaragoza) entre las urbes del mundo en las que mejor se gestiona el talento.

Según el informe, Madrid es la primera entre las españolas, y ocupa el sexto puesto mundial, seguida por Bilbao en la posición 18, Barcelona (20) y Zaragoza (30).

El Indice de Competitividad y Talento Mundial (GTCI en sus siglas en inglés) se centra en la capacidad de los países para gestionar el talento a través de la atracción, el crecimiento y la retención del mismo. Diferencia además entre dos niveles de talento, que se resumen en habilidades de nivel medio (laborales y de vocación) y habilidades de nivel alto o de conocimiento global.

La idea es que el talento es la principal divisa del mercado de trabajo mundial. Se trata de un factor que han de comprender plenamente los responsables de la toma de decisiones en el ámbito de la empresa y en el mundo académico, y también aquellos que formulan políticas.

Por esta razón, las organizaciones se preocupan cada vez más de retener y cultivar el talento valioso en sus compañías.

Las ciudades que mejor explotan el talento

Una de las novedades que presenta la cuarta edición de este informe es precisamente la inclusión de una clasificación por ciudades, en función de su gestión del talento. Las urbes se han identificado sobre la base de su reputación y su creciente huella en captación, crecimiento y retención de profesionales en vez de tener en cuenta su tamaño o su estatus de capital.

Según Alain Dehaze, CEO mundial del Grupo Adecco, "las ciudades y municipios han asumido una posición destacada en las últimas décadas en lo que se refiere a la adopción de estrategias proactivas para captar el talento".

Según la investigación, Madrid, junto con París, es la única ciudad con más de 2 millones de habitantes que aparecen entre las diez ciudades mejor posicionadas. La capital de España ocupa el séptimo puesto mundial en crecimiento del talento, mientras que Bilbao y Barcelona están en el top 10 de retención del talento, destacando el segundo puesto de Bilbao en este aspecto.

Bilbao, Barcelona y Madrid también destacan en construcción del conocimiento global.

La importancia de las capacidades tecnológicas

El GTCI de este año analiza asimismo cómo la tecnología puede aumentar la eficiencia y examina la manera en la que el cambio tecnológico afecta e intensifica la competitividad del talento y la naturaleza del trabajo. Además, el GTCI de 2017 sugiere la necesidad de incorporar habilidades "más suaves", como la creatividad, la adaptabilidad y la capacidad de compartir ideas y de trabajar en equipo.

Dehaze añade que "el rápido avance de la automatización y la inteligencia artificial supone el cambio más perturbador de nuestro tiempo, tanto en nuestra vida personal como en el trabajo. La transición será complicada, y es necesario que los gobiernos y las empresas empiecen a trabajar en ello. Urgen reformas educativas para proporcionar habilidades técnicas y formar personas adaptadas al cambio".

Dentro de las competencias tecnológicas la posición de España no es muy favorable. No logra una buena calificación en redes sociales, innovación personal, colaboración dentro de la empresa y por último en delegación de autoridad. Una de las facetas que más llama la atención es el espíritu emprendedor, en la que las empresas españolas tampoco salen muy favorecidas, junto con las políticas de empleo y protección.

España, en una posición global discreta

Este año, la clasificación mundial de talento del GTCI está encabezada por Suiza, junto con Singapur, Reino Unido, Estados Unidos y Suecia en el top 5. España sube un puesto en el ránking mundial de talento, pero aún así ocupa una más que discreta posición 35 entre los 118 países que engrosan este listado que forman parte del GTCI.

Entre los europeos, nuestro país ocupa la posición 22, sobre los 38 analizados, por delante de Eslovaquia, Polonia, Italia, Hungría, Grecia, Montenegro, Croacia, Bulgaria, Macedonia, Rumanía o Rusia. Nuestra situación en el ránking no es tan buena respecto de los países de renta elevada: sólo el 28% ocupa un lugar inferior.

España presenta un buen comportamiento en crecimiento y retención, lo que implica que "aborda eficazmente el desarrollo de su propio talento".

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.