El autor reflexiona sobre cómo los equipos -al igual que las personas- sienten, se entristecen, se enfurecen, vibran, sueñan, se cansan y se estresan. La eficiencia de un equipo puede variar entorno a un 20 por ciento en función de cómo es y cómo gestionan su emocionalidad colectiva (cómo viven sus emociones y cuáles son sus estados de ánimo colectivos predominantes), postulando que hay equipos más evolucionados que otros, según el sentido y trascendencia de los mismos.

Resumen:

El líder del equipo genera espacios emocionales expansivos (que liberan talento) o restrictivos (que contraen el talento). El coaching de equipos es una herramienta muy poderosa para liberar todo el talento de un equipo, tomando conciencia de cómo manejan su emocionalidad colectiva… ¿Podríamos decir que hay equipos más maduros y evolucionados que otros en función a cómo se conocen y gestionan? El autor reflexiona sobre cómo los equipos (entendidos como un sistema vivo), sienten y de qué forma el cómo se auto-gestionan emocionalmente influye en sus resultados, postulando que hay equipos más evolucionados que otros, según el sentido y trascendencia de los mismos.

Publicado en el número 314 de la revista, de noviembre de 2016

Adjunts:

Descarregar aquest arxiu (c476_sentido_y_trascendencia.pdf)
Sentido y trascendencia
[5 págs. - pdf - castellano], 1529 kB


Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.