Uno de los primeros pasos, sino el primero, en la vida laboral de las personas es decidir qué carrera estudiar. Y si quieres encontrar trabajo la situación es clara: las carreras de Ciencias e Ingeniería acaparan el mercado laboral, mientras que las titulaciones de Artes y Humanidades tienen los niveles de ocupación más bajos.


Las elevadas tasas de desempleo juvenil en España, persistentes desde el inicio de la crisis, han provocado que enfrentarse a la decisión de qué carrera estudiar sea cada vez más importante. Cada año, las universidades españolas dan la bienvenida a cerca de un millón y medio de nuevos estudiantes que, en menos de un lustro, se tienen que enfrentar a un mercado cada vez más copado y competitivo.

Entre las titulaciones universitarias más requeridas por el mercado laboral, se sitúan las carreras de ciencias, tecnología, ingenierías y matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés). La demanda de trabajadores con esta formación aumenta cada año un 14%, siendo el sector de titulados universitarios en el que más crece la demanda de acuerdo con un estudio de la consultora de recursos humanos Randstad, publicado en junio de 2016. Y solo siete de cada 100 españoles están matriculados en estas carreras con altas salidas laborales.

En el ‘top 10’ de las carreras con mayores tasas de empleo, donde muchas superan el 90% de ocupación, solo hay tres que no pertenecen al ámbito de las STEM, según los datos de la "Encuesta de inserción laboral de titulados universitarios 2014", la más reciente publicada hasta la fecha por el Instituto Nacional de Estadística. Estas carreras son: Licenciado en Investigación y Técnicas de Mercado, con una tasa de empleo del 96%; Grado en Administración y Dirección de Empresas, con un 95%, y Grado en Fisioterapia, con un 95% de tasa de ocupación.

En el lado opuesto de este ranking, se encuentran Filología Francesa, Historia del Arte y Bellas Artes, las tres con tasas de empleo que rondan el 50%. La situación es clara: las carreras de Ciencias e Ingeniería acaparan el mercado laboral, mientras que las titulaciones de Artes y Humanidades tienen los niveles de ocupación más bajos.

Matricularse en carreras con más salida laboral no lo es todo

El consultor y formador en materia de recursos humanos 2.0, Juan Carlos Barceló, considera que el 7% de estudiantes matriculados en carreras del ámbito STEM que reporta Randstad es una cifra que se queda corta. El también profesor de MBA asevera que las carreras de Artes y Humanidades “se están abandonando sin importar la vocación que se tenga".

Pese a la diferencia entre las carreras que tienen la mayor y la menor tasa de empleo a la hora de encontrar un trabajo, la directora del departamento de Métodos de Investigación y Diagnóstico en Educación de la Universidad Complutense de Madrid, Isabel Asensio, opina que la universidad no debe sucumbir exclusivamente a las demandas del mercado laboral. “No solo se trata de formar a más personas en las ramas más solicitadas por las empresas, porque el mercado es muy cambiante. En educación superior también hay que formar para el autoempleo, el emprendimiento y el empleo público”, comenta.

Asensio apostilla que hay que formar para el trabajo, entendido este como un “medio para que cada persona pueda subsistir dignamente y con el que cada individuo pueda llegar a contribuir, en mayor o menor medida, al bien común”.

Para hacer frente a las dificultades de encontrar un empleo, Barceló recalca la necesidad de aprender otro idioma: “Un consejo que le doy a las personas que buscan trabajo es que aprendan inglés. Aunque al final no se use en el puesto de trabajo, es algo que se usa como un filtro para la posición a la que uno se postula”. Un análisis publicado por Randstad Professionals el pasado mes de agosto, ratifica la recomendación de Barceló revelando que en el caso de España, además de saber inglés, ha aumentado la demanda de profesionales que trabajan en un tercer idioma como el alemán, el francés o el chino.

Barceló también apunta a que los que buscan trabajo deben hacer más networking. “Hay muchas ofertas ocultas. Cuando una compañía busca un perfil de empleado, pide a alguno de sus trabajadores que recomiende a alguien que conozca”.

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.