El empleado francés demando a su exjefe por aburrirse en el trabajo, lo que le produjo “graves problemas de salud” como epilepsia, úlceras, trastornos del sueño, depresión severa e incluso pensó en suicidarse.


¿Es posible demandar a tu empresa por tener un trabajo aburrido? Pues posible es, otra cosa es que puedas ganar el juicio. Eso es lo que ha hecho Frédéric Desnard, de 44 años, un ciudadano francés que ha demandado a su exjefe con el pretexto que trabajaba tan poco que sufrió una especie de síndrome de aburrimiento llamado Boreout. Desnard exige una suma total de unos 360.000 euros para compensar su “sufrimiento”, según explica Le Parisien.

 ”Me daba vergüenza que me pagaran por no hacer nada”, explica este exempleado al rotativo galo. Desnard trabajó para una empresa de perfumes llamada Interparfums que lo despidió después de ocho años por no asistir al trabajo durante siete meses de enfermedad.

Fue relegado a hacer tareas de logística que poco tenían que ver con su puesto original de trabajo, lo que según él “lo destruyó”, ha relatado en declaraciones a la agencia AFP.

Desnard califica su trabajo de “caída al infierno”, y esgrime que no solo tuvo únicamente “graves problemas de salud” -“epilepsia, úlceras, trastornos del sueño y depresión severa”- sino que incluso llegó a pensar en suicidarse. ”Tengo epilepsia y tuve un accidente de coche debido a la epilepsia, y después de eso tuve una depresión severa. Lo más terrible es que nieguen este sufrimiento”, esgrime.

Por su parte, el abogado de Interparfums, Jean-Philippe Benissan, afirma que rechaza todas las acusaciones del demandante por “inconsistentes” y por “falta de pruebas”.

Articles relacionats / Artículos relacionados

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.