Un informe de EADA señala que los altos cargos ganan ahora 7.000 euros más que en 2010, sin embargo los asalariados percibieron sólo 163 euros más que cinco años atrás. Los mandos intermedios han sido lo más afectados, pues su rol ha perdido importancia y la mejora salarial ha sido incluso más baja que la de los empleados.

El sueldo medio bruto de los directivos en España ha aumentado en un 9,7% durante los últimos cinco años mientras que el de los empleados solo se ha incrementado en un 0,7%, según el estudio sobre evolución salarial que publican cada año la escuela de negocios EADA Business School y la consultora de recursos humanos ICSA. Las empresas pagaron en 2015 a sus altos cargos 78.605 euros, casi 7.000 euros más que los 71.610 que estos cobraron en 2010. Sus asalariados, en cambio, percibieron 22.509 euros, apenas 163 euros más que hace cinco años.

La mejora salarial de los cuadros medios durante este periodo ha sido incluso más baja que la de los empleados: sus retribuciones aumentaron en 132 euros hasta situarse en los 37.799. El rol de los mandos intermedios ha "perdido importancia" para las compañías durante la crisis, según ha explicado Poveda. Su poder adquisitivo es el que más ha caído y se encuentra casi cinco puntos por debajo de la inflación acumulada desde 2007.

Los empleados, por el contrario, pudieron recuperar el año pasado cierta capacidad de compra —cerca de dos puntos por encima de la inflación acumulada— gracias a la deflación y a un "leve" aumento en los sueldos, según el informe. Aun así, la evolución de los salarios durante la crisis ha sido muy desigual e incluso los sectores más afectados, como la construcción incrementaron las remuneraciones a directivos reducían o congelaban las de sus trabajadores.

El gremio de la banca y los seguros fue el que mejores sueldos registró en 2015: 82.604 para los cargos superiores, 41.304 para los intermedios y 24.716 para los empleados de base. Los salarios más bajos de cuadros medios y trabajadores se dieron en el sector del comercio y el turismo, con 32.582 y 17.830 euros, respectivamente. Los directivos que menos ganaron fueron los de la construcción: 72.476 euros.

Las diferencias salariales se han "perpetuado" en los último años debido a la "cronificación" de un modelo retributivo "rígido", según ha afirmado el presidente del grupo ICSA, Ernesto Poveda. Los autores del informe han apostado por la implantación de un salario compuesto por una parte variable y otra fija para "motivar" y "reducir las diferencias" entre los trabajadores. Algo que las empresas no hacen porque "es complejo" y requiere convencer a plantilla y sindicatos, según ha recordado el profesor de EADA Business School, Jordi Costa.

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.