Las discrepancias sobre la organización del tiempo en las empresas han sido en 2015 la segunda causa de enfrentamiento entre sindicatos y patronales en los centros de trabajo. Provocando así un aumento de los casos de mediación y arbitraje por la interpretación de la reforma laboral y los convenios.

El tiempo de trabajo, es decir, la jornada laboral, la distribución de las horas extras, las pausas para el bocadillo y las vacaciones, se están convirtiendo en una nueva fuente de conflictos en las relaciones laborales, debido, sobre todo, a las facilidades que la reforma laboral da a las empresas para organizar el tiempo que emplean a sus asalariados. En el 2015 las discrepancias sobre el tema han sido la segunda causa de enfrentamiento entre sindicatos y patronales en los centros de trabajo y ha afectado a 544.000 trabajadores.

El informe anual del servicio interconfederal de mediación y arbitraje (SIMA) pone de manifiesto que la aplicación a rajatabla de la reforma laboral ha abierto una brecha en las relaciones laborales en cuanto al tiempo de trabajo, que ha escalado al segundo puesto, tras los salarios, de la lista de conflictos en los que se ha solicitado la mediación.

El año pasado se abrieron 72 expedientes, el 17% más que en el 2014, que fue un año en el que bajó la conflictividad por este asunto tras una subida en el 2013 cuando la reforma laboral se aplicó sin paliativos. Es un ciclo similar al desarrollado por los temas incluidos en el epígrafe de derechos sindicales, que también han ganado peso entre  los expedientes tramitados por el SIMA.

La jornada, tanto en horas extras como su distribución y turnos, fue la que más casos acaparó (36), en los que se vieron implicados más de 230.000 empleados.

Los conflictos salariales han acaparado el mayor número de expedientes y las reestructuraciones empresariales han bajado, como problema objeto de mediación, del segundo al tercer puesto. El sector servicios y especialmente el subsector de los ‘call center’ acaparan el 73,5% de los conflictos presentados.

La crisis, y su consecuencia más tangible para los asalariados como es la reforma laboral, han provocado un aumento de la conflictividad en las empresas.  Entre el 2001 y el 2015 se tramitaron ante el SIMA 133 expedientes más que en los cuatro años anteriores. El año pasado en concreto fueron 422 las mediaciones realizadas, el 9% más, que afectaron a más de 3.270.000 de trabajadores.

Autonomía de los agentes sociales

Cuando se cumple 20 años de la firma del primer acuerdo de mediación y arbitraje, los dirigentes sindicales Ignacio Fernández Toxo  y Cándido Méndez y los empresariales Juan Rosell y Antonio Garamendi han defendido en un acto público la autonomía de las partes en la negociación colectiva.  Ante la formación de un nuevo gobierno el líder de CCOO ha advertido de que una reforma del Estatuto de los Trabajadores no debe responder al “interés exclusivo de una de las partes” sino que debe ser negociado antes de enviarlo al Parlamento con los agentes sociales.

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.