La selección de perfiles profesionales cualificados muestra un repunte atípico, incluso el ritmo de creación de nuevas vacantes es mejor que en la época precrisis. Las nuevas necesidades de las compañías provocan demandas de personas con una sólida trayectoria profesional, que a su vez genera un efecto de alza de salarios.


Ha habido varias elecciones en los últimos meses, de resultados inciertos, lo cual suele generar desconfianza en los inversores. Además, el último mes del año solía ser negativo en la búsqueda de nuevas posiciones en las empresas, y a pesar de que las previsiones económicas internacionales para España no han sido malas, la prudencia parecía ser el sentimiento predominante. Sin embargo, la selección cualificada está mostrando un repunte atípico.

Como señala Noelia de Lucas, directora comercial de Hays, estamos en un momento sorprendente para bien. “Hemos entrado en un ritmo de generación de nuevas vacantes que es mejor aún que en la época precrisis”. Hasta ahora, las empresas planificaban su organización desde la perspectiva de la supervivencia. Hoy, por el contrario, quieren prever y anticipar el futuro. “Las posiciones directivas que se demandan es la de perfiles que lleven al negocio a una nueva fase de competencia. No se despide gente, y no se buscan tanto sustitutos a directivos como profesionales que puedan planificar cómo serán las empresas en cuatro años. Se trata de organizar planes estratégicos destinados a crecer: si se dirige una empresa que cuenta con 300 trabajadores y se facturan 20 millones de euros, la idea es alcanzar los 60 en dos o tres años, por lo que se persigue el talento que conduzca la organización a esa meta”.

Salarios al alza

Esta demanda de nuevos y más cualificados perfiles está generando un efecto de alza de salarios. Si durante la crisis la mayor parte de ellos estaban congelados o se habían reducido, porque lo que se percibía por variables era menor o porque se reducía jornada, hoy se están comenzado a ver, aseguraDe Lucas, “incrementos salariales en torno a un 10%, sobre todo cuando se trata de un profesional que ya está en el mercado y que cambia de empresa. No estar en el mercado penaliza mucho la retribución. La mayoría de quienes están intentando entrar aceptan salarios que son un 30% menores, lo que es una gran diferencia”.

Experiencia

Las nuevas necesidades de las compañías provocan demandas de personas con una sólida trayectoria profesional, en detrimento de los más jóvenes. “Cuando se opta a puestos de dirección, se precisan personas con solvencia acreditada, de cinco a diez años en posiciones similares. No se busca a un junior para promocionarlo ni a un segundo para hacerlo un primero.

Está aumentado la demanda en el sector de mandos intermedios, y también una mayoría de profesiones están viviendo un buen momento, lo que implica señales significativas de que estamos en plena recuperación. “En informática hay guerra por el talento, hay más puestos que gente; también crece el área comercial, se habla más de vender productos que de control de costes, se buscan profesionales técnicos con idiomas; los ingenieros están súper demandados, crecen los sectores auto e industrial, donde se solicitan muchas posiciones en plantas productivas en España, e incluso la banca está creciendo, ya que hay posiciones que no se solicitaban desde 2008, como la de director de sucursal”.


El sector no cualificado, el más castigado por la crisis

Por zonas geográficas, “la primera comunidad que comenzó a emplear gente muy cualificada fue el País Vasco, dadas las características de su industria; después llegaron Madrid y Barcelona, y ahora repunta Valencia, ya quesu pyme afronta con seriedad cambios generacionales. En Andalucía está costando mucho más”.

La mala noticia aparece en el sector no cualificado, ya que es el mercado que más ha penalizado la crisis. Según De Lucas, las estadísticas muestran que quienes han logrado salir del paro han sido sobre todo perfiles con cualificación y que quienes se hallan en el desempleo de larga duración son los poco cualificados. “No hay signos visibles de que este tipo de empleados estén mejorando su situación”. Quienes sí lo harán son los profesionales tecnológicos, ya que todo lo que sea súper técnico, moderno e innovador va a tener muchísimas opciones. “Muchos programadores y desarrolladores tienen tres o cuatro empresas compitiendo por ellos porque hay más oferta que demanda. Ingenieros especializados y analistas de fusiones y adquisiciones son otros perfiles que vana vivir una buena época.”

Articles relacionats / Artículos relacionados

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.