Las aficiones creativas y los proyectos personales no son sólo una diversión en tu rutina diaria, si no que pueden hacerte mejor en tu trabajo y hasta impulsar tu productividad. Este artículo de Fast Company habla de las numerosas ventajas de ocupar nuestro tiempo en actividades creativas con significado.

 

En cualquier momento tengo en marcha algún proyecto en paralelo.

A veces es un nuevo blog o un Tumblr, un libro o un newsletter. A veces trato de diseñar plantillas de WordPress. Otras veces pruebo con la fotografía. Esta filosofía de nuevos proyectos y nuevas mejoras recorre todo nuestro sistema de rendimiento. Nos encanta encontrar maneras de crecer, sobresalir, y mejorar con proyectos personales y hobbies.

Aún tengo que crear el próximo Uber o inventarme el siguiente Gmail (compañías millonarias y con millones de usuarios que también empezaron como proyectos paralelos).

La buena noticia es que no tienes que crear una compañía millonaria para conseguir que el tiempo que dediques a un proyecto personal haya valido la pena. Pasar tu tiempo de este modo puede hacerte más feliz y también más productivo.

LA PSICOLOGÍA DE LOS PROYECTOS EN PARALELO
Cuando Google empezó su famosa regla del 20% (los empleados pueden pasar el 20% de su tiempo explorando proyectos paralelos divertidos y apasionantes), el resultado fue que el restante 80% se hizo más productivo y creativo. Los proyectos personales estimulan el desempeño.

Existen investigaciones que corroboran dicho fenómeno.

El Profesor de Psicología Kevin Eschleman de San Francisco y sus colegas midieron el efecto de los hobbies creativos en más de 400 empleados. Aquellos con un hobby creativo eran más propensos a ayudar a los demás, a ser colaborativos y a ser más creativos con su desempeño en el trabajo.

Como beneficio añadido, fuera del trabajo los que tenían hobbies se sentían más relajados y con un mayor control. Explica Eschleman: “Los resultados indican que las organizaciones pueden beneficiarse de animar a los empleados a considerar las actividades creativas para reponerse de su trabajo. Las actividades creativas pueden aportar experiencias valiosas en dominio y control propios, pero también pueden aportar experiencias de descubrimiento que influencien de un modo único en los resultados relacionados con el desempeño.

La recuperación tras el trabajo es una función psicológica clave de los proyectos paralelos y de los hobbies. El estudio de Eschleman subraya la importancia de la creatividad y de esa recuperación, y un informe reunido por el European Journal of Work and Organizational Psychology cita una serie de factores que juegan un papel relacionado con el ocio (o con la falta del mismo) y la recuperación.

Desde una perspectiva psicológica, sería mejor si la gente se apuntara a actividades en las que existieran retos que pudieran conectar con sus habilidades. Evidentemente eso también se aplica al trabajo: las experiencias óptimas se correlacionan positivamente con la salud mental. Sin embargo, en nuestra sociedad el ocio se usa como un “escape” del trabajo. El “escapismo” en este aspecto significa que la gente no busca actividades de ocio con un significado para su propio crecimiento y desarrollo, sino que se quedan con actividades pasivas para escapar del estrés y los problemas del día a día. Tal comportamiento va frecuentemente asociado con un estilo de vida pasivo y aburrido, lo que a su vez puede convertirse en apatía y depresión.

La Profesora de Sociología Juliet Schor del Boston College llama a este fenómeno “mentalidad de trabajar-gastar-trabajar-gastar”. Trabajamos duramente para poder gastar más, y cuanto más gastamos más duro trabajamos”.

Los proyectos personales y los hobbies creativos ayudan a romper ese círculo y nutren una visión más satisfactoria y creativa del tiempo libre.

BAJO RIESGO, POCA PRESIÓN Y AMOR: LAS TRES REGLAS DE LOS PROYECTOS PARALELOS
Probablemente no hace falta decir que los proyectos en paralelo difieren de los proyectos de trabajo. ¿Pero cómo exactamente? Construir una web puede ser un proyecto de trabajo para ti y un proyecto personal para mí. Tocar el piano es una carrera para algunas personas, pero es un hobby creativo para mí.

En una publicación en Medium, desde Hiut Denim explican su proceso detrás de los proyectos paralelos y cómo han impactado enormemente en las carreras de los cofundadoes de Hiut. Ellos creen que los proyectos personales siguen tres normas.

  1. No deben proporcionarte un modo de sustento. Debes poder comer aunque fracasen.
  2. No deben tener una fecha límite. Y como no hay presión de tiempo no acaban siendo como las demás cosas que haces habitualmente. Pruebas cosas nuevas. Experimentas. Tomas riesgos.
  3. Deben ser un trabajo de amor. Tú aportas la “labor” y tú aportas el “amor”. De modo que cuando pasas tiempo en ello es porque realmente quieres. El amor te hace volver siempre y continuar haciéndolo.

Tendrías problemas para encontrar esos tres conceptos juntos en el mundo de los negocios. En muchos proyectos de trabajo faltan dos (si no tres) de esos elementos. Las tareas de alto riesgo y de alta presión representan la cara opuesta de las actividades creativas. De modo que sin proyectos paralelos, las cosas se desequilibran más bien rápidamente.

Además de aportar equilibrio al trabajo, los proyectos personales y los hobbies nos ayudan a mejorar en numerosas áreas clave. Así es cómo lo describe el blog Busy Building Things: también es importante ser nuestro propio cliente a veces, y tener proyectos paralelos que nos empujen a ejercitar nuevas habilidades, a flexionar nuestros músculos creativos y a probar con nuevos terrenos e ideas innovadoras.

¿UN PROYECTO PERSONAL, UN HOBBY CREATIVO O AMBOS?
Cuando hablamos de proyectos paralelos y hobbies creativos, ¿estamos hablando sobre lo mismo? No exactamente. Esta es la mejor manera que he encontrado de distinguir las dos cosas:

  • -    Un proyecto paralelo tiene un resultado, un producto terminado (al final).
  • -    Un hobby creativo es un interés a largo plazo.

Aquí tenéis un ejemplo: los músicos tienen bastante a menudo proyectos personales. Dichos proyectos pueden ser el resultado de la experimentación con nuevos hobbies creativos (nuevos instrumentos, nuevos sonidos, nuevas tecnologías). De ese modo el hobby les lleva hasta el proyecto.

He descubierto que la escritura creativa es un hobby muy placentero. Algún día transformaré esta afición en el proyecto personal de escribir un libro. Puedes escoger tanto proyectos como hobbies. Puedes hacer ambos a la vez. Y puedes escoger absolutamente cualquier cosa que te interese y sobre la que quieras aprender más.

Tu proyecto personal o hobby no tiene por qué ser algo en lo que ya seas bueno. Aquí tienes algunas ideas para empezar a escoger: aprender a dibujar, aprender a codificar, vender algo online, escribir un libro, empezar un blog, tomar clases, asistir como oyente a una clase, hacer un voluntariado. ¿Qué otras ideas podrías añadir tú a la lista?

CÓMO MANTENER ACTIVOS UN PROYECTO PARALELO Y UN HOBBY CREATIVO
Por supuesto, conocer las ventajas y métodos para empezar un proyecto paralelo o un hobby ya es algo. Pero también existe el reto de superar los obstáculos que surgen en el camino. Aquí hay algunos consejos para crear un proyecto o un hobby que resulte revigorizante y sostenible.

Encuentra el tiempo fijando un objetivo con sentido. Uno de los obstáculos de las actividades creativas es encontrar el tiempo para hacerlas. Me gusta el modo en que lo explica Rachel Andrew, de A List Apart: “Encontrar el tiempo” a menudo depende de tener un objetivo que sea significativo e importante para ti; un objetivo lo suficientemente valioso como para convertirlo en prioridad”.

Céntrate en el ahora, no en el final. Fija tu atención en el trabajo que tienes entre manos. Los proyectos personales tienen que ser de baja presión; debes hacer el trabajo porque te gusta, no porque esperes algo a cambio.

Divide tu proyecto en partes. Tomo prestada esta idea del mundo de los proyectos de trabajo. A menudo, es más fácil hacer progresos en un proyecto si para empezar no resulta demasiado abrumador.

Combina tus intereses. Si tienes que luchar o esforzarte mucho por continuar con un proyecto o con un hobby, plantéate volver atrás en tus opciones hasta encontrar algo que sepas hacer.

Empezar con un proyecto o un hobby puede proporcionar una gran mejora psicológica e impulsar tu productividad en el trabajo. Encuentra algo que sea de bajo riesgo, con poca presión y que implique una tarea que ames, y ya habrás encontrado tu proyecto.


* Lee, Kevan. “How Creative Hobbies Make Us Better In Basically Everything”. Fast Company, 16/07/2014 (Artículo consultado on line el 26/09/2014).

Acceso al artículo: http://www.fastcompany.com/3033028/work-smart/how-creative-hobbies-make-us-better-at-basically-everything

Articles relacionats / Artículos relacionados

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.