El sistema BNI de 'networking' o red empresarial llega de EEUU a Sevilla. Cuatro grupos de profesionales se ayudan mutuamente para lograr trabajos. Dicen que funciona y ponen de prueba BNI Internacional, «la organización de networking profesional de mayor éxito en el mundo», creada hace dos décadas en Estados Unidos.

 

«Es el boca a boca de siempre, 'oye, ¿tú conoces a un abogado...?', es lo mismo, pero estructurado, con estadísticas y más empresarial», explica Paco Rasero, dueño de una empresa de comunicación gráfica, cuando le preguntamos qué es la organización de redes empresariales BNI y para qué sirve el grupo que una treintena de profesionales autónomos, emprendedores y pequeños y medianos empresarios como él acaba de constituir, el cuarto que ha echado a rodar ya bajo esa marca en Sevilla.

Funcionan como mosqueteros que a modo de contraataque frente al bajón de actividad y al aumento de competencia que trajo la crisis se han unido para ayudarse mutuamente al grito implícito de todos para uno y uno para todos, buscándose trabajos, encargos, contratos, referencias y contactos los unos a los otros.

Quien todavía crea que en Andalucía se trabaja poco o menos que en otras partes, que acuda a una de sus reuniones de cada viernes en el restaurante Abades Triana de la calle Betis: se citan allí ¡a las seis y media de la mañana! «Así, cuando terminamos [a las nueve o las diez] tenemos todo el día para seguir con nuestra jornada profesional», dice otro de los miembros del club, el diseñador e interiorista Abelardo Castellanos. Aclara que lo de ellos no es el coworking de los profesionales independientes que comparten un mismo espacio de trabajo para ahorrar costes y generar in situ sinergias entre ellos, sino networking o red de relaciones profesionales en la que cada uno trabaja por su cuenta en su respectiva oficina o despacho pero cuenta con los demás miembros de la red para pasarles oportunidades de negocio y trabajo de forma preferente. Un tejido «horizontal» de cooperación, dice el relaciones públicas Rasero.

¿Cómo funciona un grupo BNI? Explican que en su reunión semanal cada socio tiene un minuto al principio para presentarse y exponer su actividad y qué necesita para la siguiente semana, como por ejemplo buscar franquicias o conseguir contactos en un determinado grupo de potenciales clientes. Cada uno en los siguientes días aportará referencias a sus compañeros y a su vez recibirá el fruto de las pesquisas y relaciones de los demás. «Funcionamos como un equipo comercial», dice Rasero.

¿Y por qué hay varios grupos BNI en Sevilla, cada uno de una treintena de miembros, en vez de uno solo mayor? Castellanos señala que eso se debe a que, para no generar competencia interna entre los socios, en cada grupo hay un solo puesto para cada perfil profesional: un arquitecto, un constructor, un agente de seguros, un empresario de viajes, un abogado... En su caso, él tiene «bloqueado» el puesto de diseñador de espacios, y aunque también es diseñador gráfico, cede este terreno profesional a su compañero Rasero, para en vez de competir entre ellos «tirar» el uno del otro con encargos que obtenga cada uno y que requieran de ayuda de más profesionales.

Cuando grupo tiene ya copados sus puestos, los interesados en unirse crean otro grupo, que funciona de forma independiente aunque bajo los mismos principios cooperativos. El que ellos presentaron el 24 de junio en Sevilla arropados por trescientos autónomos y representantes de empresas interesados en el proyecto se llama BNI Trabajo, para distinguirlo de los grupos anteriores que ya existían en Sevilla, Liderazgo, Acción y Motivación.

¿Sirve esta red de contactos e influencias que es un boca a boca versión 3.0? Dicen que sí y ponen de prueba que BNI Internacional, «la organización de networking profesional de mayor éxito en el mundo», creada hace dos décadas en Estados Unidos, tiene ya más de 165.000 miembros en 58 países «que cada día crean miles de oportunidades de negocio». En España, adonde llegó en 2011, sus 1.900 miembros «generaron 32 millones de euros para sus empresas» en 2013. BNI Trabajo espera sumar 45 afiliados y generar para ellos un volumen de negocio de más de un millón de euros en 2015. Aspiran a ser una «sólida red de contactos y referencias para hacer negocio desde Sevilla pero con proyección nacional e internacional».

¿Qué hay que hacer para apuntarse? Los socios pagan cien euros de matrícula y 500 euros más IVA al año para el mantenimiento de la estructura, una cuota que incluye a cambio seis seminarios de formación. Se entra por invitación de un miembro, pero se puede obtener ésta poniéndose en contacto con el presidente del grupo a través de su página de Facebook o su aplicación para móviles, donde aparece cada miembro. Cada grupo tiene un presidente, un vicepresidente y un tesorero que ejercen sus cargos de forma gratuita y rotatoria, y que están coordinados con la dirección de BNI España. ¿Lo de quedar a las seis y media de la mañana no echa a muchos para atrás? Eso creía Abelardo Castellanos cuando acudió a su primera cita. Se llevó una sorpresa. «Era un jueves de Feria y había 60 personas».

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.