Más de cien banqueros cobraron más de un millón de euros en España en el 2012. El anteproyecto de ley para el sector financiero recoge que se va a limitar la remuneración variable de los ejecutivos de la banca. Es la primera ocasión en la que España introducirá topes en este sentido.


El Gobierno anunció ayer que el anteproyecto de ley para el sector financiero recoge que se va a limitar la remuneración variable de los ejecutivos de banca al 100% de la remuneración fija, salvo que la junta de accionistas autorice superar ese umbral, hasta un máximo del 200%.

Esta modificación, cuya ley se aprobará en el primer trimestre del 2014, introduce las medidas procedentes de la directiva Basilea III (2013/36/UE) para fomentar el buen gobierno corporativo de las entidades financieras. Es la primera ocasión en la que España introducirá topes en este sentido. Hasta ahora se había limitado a 300.000 euros los sueldos de los directivos de la banca nacionalizada, es decir en la que el FROB es mayoritario. Mientras que en aquellas entidades que el estado no es mayoritario, pero sí han recibido ayudas públicas el tope es de 500.000 euros.

Cuando entre en vigor la nueva norma, los topes serán para todos los ejecutivos del sector financiero. Los banqueros siempre han aparecido en los rankings de los directivos mejor pagados, junto a los de energía y telecos.

En el 2012, Alfredo Sáenz percibió 8,23 millones; Emilio Botín, 3,06 millones; Francisco González, 2,96 millones y Ángel Cano, 2,38 millones. Todo ello entre fijo y variable. Aunque en la primera parte de este 2013 se han reducido estas retribuciones.

Precisamente, ayer la Autoridad Bancaria Europea (EBA) hizo público un informe comparativo sobre los sueldos de los banqueros. Este documento recoge que en España 100 banqueros ingresaron más de 1 millón de euros en el 2012. De ese centenar, 37 trabajan en banca de inversión, 16 en la actividad bancaria minorista y 47 en otras áreas.

Entre los países que tienen banqueros que ingresan por encima de esa cifra mágica del millón de euros, destacan los que trabajan en la City londinense (2.714 banqueros), seguidos de los que realizan su labor en Alemania (212), Francia (177) e Italia (109). Otro dato muy llamativo es que la media de lo que ingresan en España es la segunda más alta del estudio. En España, la media se sitúa en 2,168 millones, sólo superada por los banqueros que trabajan en Chipre (2,2 millones). En Reino Unido, la media se sitúa en 1,95 millones; en Austria (1,81 millones), en Hungría (1,70 millones), en Alemania (1,55 millones), en Francia (1,56 millones), en Italia (1,65 millones), en Dinamarca (1,45 millones) o en Irlanda (1,44 millones).

Y volviendo a las cifras de España, esos cien banqueros cobraron de forma conjunta 91,33 millones en retribución fija y 125,5 millones en retribución variable y 66,04 millones en retribución diferida. En total: 288,84 millones. El informe de la EBA deja constancia que la retribución variable agregada superó a la fija. Al menos, en el 2012.

La nueva norma también recoge que los derechos de bonos o los sueldos diferidos se puedan reducir o dejar de percibir en función de los resultados de la entidad financiera, sobre todo, si arroja pérdidas. Además, a partir de la próxima primavera, todos los bancos tendrán que tener un comité de remuneración y un comité de nombramientos. Este último la mayor parte de entidades financieras ya lo tenían.

También se exigirá que se publique la retribución total percibida anualmente por todos los miembros del consejo de administración. E igual que el resto de empresas cotizadas, se tendrá que aprobar en junta con carácter vinculante las políticas de retribución.

Por último, no se podrá ser presidente y consejero delegado al mismo tiempo, ni participar en más de dos consejos de administración si se ejercen funciones ejecutivas y hasta en cuatro si no se ejercen funciones ejecutivas.

 



Aval de 30.000 millones a la banca por créditos fiscales


Las entidades financieras reforzarán su capital principal con 30.000 millones de euros, como adelantó La Vanguardia el pasado 25 de noviembre, después de que el Consejo de Ministros aprobó ayer un decreto ley por el que se modifican los activos fiscales diferidos (DTA, por sus siglas en inglés) con el fin de que sigan manteniendo la condición de capital de máxima calidad tras la aplicación de la normativa sobre solvencia Basilea III. “La banca española tiene 70.000 millones de euros de DTA, de los que 50.000 millones se han generado en España. Con el cambio de la normativa, aproximadamente un 60% de estos 50.000 millones se van a seguir poder manteniendo como capital de la máxima calidad”, apuntó el ministro de Economía, Luis de Guindos.

Los DTA incluidos son diferencias temporales por insolvencias, adjudicados y fondos de pensiones. El decreto ley modificará la normativa fiscal del impuesto de sociedades. Esos avales sólo serán ejecutados si un banco es liquidado. Guindos aseguró que el impacto fiscal será “insignificante”.

Por otra parte, el Banco de España anunció ayer que prohibirá a la banca utilizar las provisiones genéricas para aumentar los beneficios del año.



Más supervisión

Se fija por primera vez la obligación al Banco de España de presentar un programa supervisor, con prueba de solvencia incluida Las entidades de crédito tendrán que publicar un informe bancario anual con número de empleados, impuestos que pagar y subvenciones recibidas Basilea III recoge que si los bancos cometen infracciones muy graves serán multados con hasta el 10% de su cifra de negocio Las empresas de servicios de inversión pasarán a estar reguladas por la ley del Mercado de Valores.

Para complir con Basilea III
30.000


La banca contará con 30.000 millones de euros más de capital principal, tras la modificación de los activos fiscales diferidos

Articles relacionats / Artículos relacionados

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.