Los planes de recorte de empleo público para ajustarse a la exigencias de déficit durante la crisis serán difícilmente sostenibles a largo plazo porque la población demanda servicios públicos, concluye la OCDE en un informe.


"Reducciones significativas en el empleo público son difíciles de sostener a largo plazo, ya que las demandas de los ciudadanos siguen creciendo", consideran los autores de un nuevo estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Los autores del trabajo Panorama de las Administraciones Públicas 2013, del que informa Efe, indican que aunque muchos miembros de la OCDE han aplicado recortes en empleo público entre 2001 y 2011 (periodo analizado por el estudio), son insostenibles a largo plazo ya que pocos podrán mantener estos recortes.

Entre los miembros de la OCDE hay grandes diferencias en cuanto a la proporción de empleo público en el mercado laboral: en Noruega y Dinamarca alcanza el 30% de la población que trabaja, mientras que en México, Corea del Sur, Grecia o Japón, la proporción es igual o inferior al 9%. De media, la OCDE alcanza el 16%.

Entre 2011 y 2011 las plantillas públicas han menguado en la mayor parte de los países del conocido como "club de los países desarrollados" el empleo de las empresas públicas en porcentaje del total de la población laboral: se ha pasado de una media del 5,7% en 2001 hasta el 4,7% en 2011, precisa la OCDE.

En relación con la estructura del empleo público, el estudio detecta escasa variación entre países respecto al porcentaje de plantillas públicas en la administración central y las entidades regionales.

Entre los países donde ha habido mayor descentralización destacan España, la República Checa y Japón, países en los que la proporción de empleados públicos autonómicos aumentó en 10 puntos o más. Solo en el caso de Noruega se ha observado una "notable" centralización del empleo público, con un incremento del 13%.

En el caso de nuestro país, la OCDE vincula el fenómeno con la transferencia de competencias desde el Estado hacia las comunidades autónomas, pero también coincide con un recorte de efectivos desde 2010.

Y después de este año, la merma de plantillas públicas se ha ido acentuando. Hoy precisamente un informe de la patronal de agencias privadas de empleo, Asempleo, recuerda que en el sector público se han destruido casi 390.000 empleos desde 2011, la mayor parte en autonomías, según los datos de la última Encuesta de Población Activa(EPA).

En concreto, ha perdido 389.943 empleos, un 12,1%, desde el tercer trimestre de 2011 hasta el tercer trimestre de 2013, cuando comenzaron los ajustes en el sector. De ellos, 87.000 se destruyeron en los nueve primeros meses de este año.

El mayor recorte de empleados públicos en términos relativos lo experimenta la Seguridad Social, con un 23,7% menos de trabajadores (-9.511 empleos), pero ell ajuste más relevante en valores absolutos lo acometieron las comunidades autónomas, que han destruido 255.076 puestos de trabajo desde el tercer trimestre de 2011 (-14,1%), de los que dos de cada tres eran indefinidos, recalca el Avance del Mercado Laboral de Afi-Asempleo.

Retribución por objetivos y externalización


El informe de la OCDE incluye una serie de estudios relacionados con la manera en la que los distintos gobiernos aplican políticas destinadas a mejorar la efectividad de sus actuaciones y su eficacia, con el objeto de satisfacer las necesidades de los ciudadanos.

La OCDE estima que dado que la demanda de los servicios públicos no cae, hay que tener en cuenta otras formas de reducir el empleo público a largo plazo. En primer lugar, obtener incrementos midiendo la productividad, pero reconoce que estos "raras veces son cuantificables y que pueden asumirse que sean más bien modestos". También se puede optar por externalizar servicios.

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.