Notícies de les organitzacions associades

Aquest és l'espai dedicat a les notícies relacionades o que generen les organitzacions associades a la Fundació Factor Humà

Según Randstad, Administración de Empresas e Ingeniería Industrial encabezan la lista de estudios con mayor posibilidad de empleo. Los idiomas, la informática y la capacidad de gestión, lo más requerido.

A pesar de la crisis, aún hay carreras con salidas profesionales. Los estudiantes de Administración y Dirección de Empresas (ADE) e Ingeniería Industrial son los que tienen más posibilidades de conseguir un contrato de buena calidad, según una clasificación de Randstad Professionals, especializada en la selección de perfiles directivos y técnicos. Los datos para el informe se han recopilado en los primeros meses de este año.

El análisis concluye que «los titulados en ADE e Ingeniería Industrial encuentran trabajos de mayor calidad y relacionados con su actividad profesional». Según la empresa de recursos humanos, la elección de la carrera puede «condicionar el acceso a un empleo, las posibilidades de desarrollo profesional, el salario que se puede llegar a cobrar o la responsabilidad que va a adquirir en un determinado puesto».

Conscientes de ello, muchas personas han apostado por los estudios superiores. Las matriculaciones en grados universitarios han aumentado en un 3% en el último año y el alumnado en másteres lo han hecho en más de un 29%, según Randstad.

De hecho, en el actual contexto laboral, «la mayoría de las ofertas de empleo exige algún tipo de titulación universitaria, ya sea una diplomatura, licenciatura, ingeniería o posgrado». Los expertos de Randstad Professionals destacan que «un nivel de cualificación alto es un factor determinante para acceder a un empleo y puede ayudar al candidato a diferenciarse en un momento de escasez de oferta de empleo como el actual».

Del estudio se desprende que los especialistas en ADE tienen altas posibilidades de encontrar un trabajo en la mayoría de departamentos de una empresa, entre los que destacan el financiero, de producción, comercial y de auditoría y finanzas. También tienen la opción de montar su propio negocio o gestionar compañías ya establecidas.

Según Randstad, durante el último año este ha sido el sector donde los jóvenes de 25 a 29 años han conseguido mayor contratación, especialmente en Madrid, Vizcaya, Valencia, Sevilla y Barcelona.

Por su parte, los diplomados en Empresariales también acceden al mercado laboral con facilidad, si bien la experiencia es un requisito fundamental por lo que los contratos se realizan a trabajadores de entre 30 y 39 años, sobre todo en Madrid, Valencia y Vizcaya.

Los ingenieros industriales también gozan de mayor probabilidad de contratación, sobre todo los hombres entre 30 y 39 años, si bien en este sector pesan especialmente las relaciones interpersonales y la formación de posgrado. Los titulados en esta disciplina son de los que mayor número de contratos relacionados con sus conocimientos consiguen.

Y no es la única de las ingenierías con muchas salidas por que los titulados en Ingeniería Informática con un mínimo de dos años de experiencia se cuentan entre los profesionales más demandados. Las telecomunicaciones y las tecnologías son de las especialidades con más potencial en la industria futura, según dijo ayer el ministro de Industria, José Manuel Soria.

En las carreras de Ciencias de la Salud también se mantiene un buen nivel de contrataciones. Siete de cada 10 titulados en Farmacia, por ejemplo, trabajan en su sector. Además, Randstad ve buenas perspectivas porque la demanda crecerá paulatinamente por el envejecimiento de la población y el aumento de las necesidades sanitarias.

Según Randstad, las empresas demandarán cada vez «mayor capacidad de gestión y organización y una alta polivalencia para poder adaptarse a entornos cambiantes con rapidez». También se buscan personas que hablen más de un idioma y con conocimientos informáticos o tecnológicos.

De cara al futuro, las titulaciones técnicas seguirán siendo las que más contratos registren porque pueden acceder a un mayor abanico de oportunidades; mientras que las ciencias experimentales ofrecerán una demanda estable, aunque química o biología se desmarcarán por la aparición de nuevas profesiones.

Por su parte, las Ciencias Sociales irán ganando peso gracias a las Ciencias Empresariales o ADE; mientras que las humanidades y ramas artísticas seguirán siendo las de menor empleabilidad por el gran desequilibrio entre la demanda y la oferta de empleo.

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.