Notícies de les organitzacions associades

Aquest és l'espai dedicat a les notícies relacionades o que generen les organitzacions associades a la Fundació Factor Humà

Aigües de Barcelona ha presentado un proyecto con el que 11.400 familias catalanas en riesgo de exclusión no tendrán que pagar la factura del agua durante un año. Esta ayuda supondrá para la Fundació Agbar un coste de entre 1 y 1,5 millones de euros, un 0,5% de los ingresos de la compañía.

La Fundación de Aguas de Barcelona (Agbar) ha reunido la mañana de este jueves en su museo del Agua de Cornellà de Llobregat (Baix Llobregat) a un nutrido grupo de alcaldes del área metropolitana de la capital catalana para presentar un proyecto con el que las 11.400 familias en riesgo de exclusión social quedarán exentas de pagar su factura durante un año, con un límite diario de consumo de 100 litros por persona. “Queremos demostrar una actitud de emprendedor, de tirar hacia adelante”, ha dicho el presidente de Agbar, Ángel Simón, que ha estado acompañado del director de la compañía, Ignacio Escudero, y del vicepresidente del Área Metropolitana y alcalde de Cornellà, Antonio Balmón.

Agbar, que ha presentado este “fondo de solidaridad” con motivo de la celebración del Día del Agua, espera tener firmados todos los convenios con los municipios antes de junio. Todas las familias que deseen adherirse al plan han de solicitarlo en su Consistorio y deben acreditar que están percibiendo la renta mínima de inserción (RMI). El límite de consumo de 100 litros diarios (27 metros cúbicos) por persona se ha fijado en consonancia con “el establecido en 1994 por la Organización Mundial de la Salud para un uso óptimo”, ha indicado Simón. En 2007, el consumo de agua medio en Barcelona fue de 116 litros diarios por persona.

El coste del proyecto, consistente en el abono de cuatro cuotas trimestrales, será de entre 1 y 1,5 millones de euros, lo que se traduce en el 0,5% de los ingresos de la principal compañía de suministro de agua de Cataluña. Simón ha incidido en el “esfuerzo económico que supondrá para la fundación” y ha adelantado que estudiará la ampliación de la iniciativa para el resto de la comunidad autónoma “una vez finalizado este año de pruebas”.

El alcalde de Cornellà, custodiado por los enormes generadores de electricidad de la planta que en 1909 se encargaba de bombear el agua procedente del acuífero de Llobregat, ha explicado que con esta iniciativa, en la que se ha trabajado junto al Departamento de Bienestar Social y Familia, se pretende “evitar la erosión de la cohesión social”. “No dependemos de un mundo global, sino de nosotros, que hemos de marcar nuestras prioridades”, ha concluido.

Articles relacionats / Artículos relacionados

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.