Notícies de les organitzacions associades

Aquest és l'espai dedicat a les notícies relacionades o que generen les organitzacions associades a la Fundació Factor Humà

Desde el año 2001 la Universitat Autònoma de Barcelona, en colaboración con el Parc de Recerca de la UAB (Pruab), ha creado 57 empresas que facturan más de 19 millones de euros al año. Son las denominadas empresas spin-off, que persiguen la transferencia del conocimiento y la investigación desde la universidad al mercado, así como generar empleo para doctores y estudiantes que finalizan sus estudios.

En los últimos años hemos asistido al nacimiento de un nuevo tipo de iniciativas empresariales surgidas en el seno de las universidades públicas y privadas: las denominadas empresas spin-off que persiguen la transferencia del conocimiento y la investigación desde la universidad al mercado, así como generar empleo para doctores y estudiantes que finalizan sus estudios.

Entre las universidades catalanas más activas en este terreno se encuentra la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), que, desde el año 2001 hasta ahora, ha creado, en colaboración con el Parc de Recerca de la UAB (Pruab), un total de 57 empresas que generan más de 300 puestos de trabajo y facturan en su conjunto más de 19 millones de euros anuales.

Unos significativos datos que, según el director general del Pruab, Jordi Marquet, manifiestan el interés de la UAB por transferir sus conocimientos al entorno empresarial. "El modelo impulsado desde la UAB es altamente eficaz y se demuestra no sólo por el alto número de empresas que se han creado durante estos años, sino sobre todo por el amplio porcentaje de éxito ya que, a pesar de la crisis que atravesamos, más del 90% de ellas subsiste en estos momentos", apunta Marquet.

Según el director general del Pruab, las empresas promovidas en esta década pertenecen a un amplio abanico de sectores, destacando las dedicadas a las tecnologías de información y comunicación (TIC), la biotecnología, la biomedicina, la veterinaria o la sociología. "La variedad de empresas creadas refleja la diversidad de la UAB, que es una universidad multidisciplinar. Hay desde empresas con menos de cinco trabajadores a otras que cuentan con más de cincuenta y poseen negocio en más de diez países, o incluso cotizan en bolsa", explica Marquet, que advierte que la creación de este tipo de empresas contribuye a la economía del conocimiento que en España todavía tiene un impacto mínimo sobre el PIB. "Lo que hagamos ahora en esta línea, tendrá resultados de aquí a veinte años; eso es lo que ha pasado en Alemania. Por ello, desde la UAB estamos apostando fuertemente por estas empresas de base tecnológica".

En el camino hacia la denominada economía del conocimiento cabe decir que sólo en el año 2011 en el Pruab se crearon siete nuevas empresas. Una tendencia que para Marquet tiene mucho que ver con la complicada situación económica que atravesamos. "La cruda realidad es que hoy en día los doctores, investigadores e ingenieros lo tienen mucho más complicado que antes para encontrar trabajo en España y tienen dos opciones: o marcharse fuera o crear su propio negocio. La existencia del Pruab ha fomentado que más personas se decanten por la segunda opción".

Con el fin de promover la aparición y el crecimiento de esta clase de empresas, el Pruab ofrece diferentes servicios de asesoría, actividades de promoción y comercialización, y desde el año 2010 diversos espacios de incubación para empresas de nueva creación. Para que el proyecto sea aceptado, es necesario que la empresa esté basada en conocimiento o tecnología, y tenga una vinculación con la UAB, el CSIC o el IRTA, ya sea porque sus miembros son estudiantes o porque colaboran con alguno de sus servicios.

Sin embargo, el principal problema al que se enfrentan este tipo de iniciativas empresariales sigue siendo - y ahora más que nunca-la financiación. "Los recortes en el presupuesto público a la creación de empresas y el hecho de que los bancos no otorguen préstamos ha complicado mucho la existencia de las spin-off. Además, en España no hay redes de business angels potentes como en Estados Unidos, pues la gente no es consciente de que invertir en proyectos tecnológicos puede dar una gran rentabilidad", afirma Marquet. Por este motivo el Pruab trabaja ahora para impulsar nuevas herramientas de financiación para empresas spin-off de la mano de diversas entidades financieras.

Fomentar la emprendeduría desde el currículum académico es otro de los grandes objetivos que cumplir por parte de la UAB. "Es el momento de reforzar decididamente el papel de las universidades y la importancia del conocimiento, la investigación y la innovación como receta para avanzar hacia la sociedad productiva que el nuevo escenario económico demanda", concluye Marquet.

 


YPSICON "Un aliado para la industria alimentaria"

Ypsicon, creada a principios del 2011, es la segunda empresa de base tecnológica participada por la UAB. Integrada, por el momento, por un equipo de tres personas se dedica al diseño, fabricación y comercialización de equipos de alta tecnología para procesar alimentos, cosméticos y productos médicos.

SegúnBuenaventura Guamis, catedrático de Tecnología de Alimentos de la UAB y consejero delegado de la start-up,la tecnología de ultra alta presión homogeneización (UHPH) - surgida de la investigación realizada por el Centre Especial Planta de Tecnologia dels Aliments del Pruab - que ha desarrollado constituye una novedad en el mercado, ya que permite el tratamiento y conservación de alimentos, manteniendo el sabor, color y aromas originales. "Las ventajas de la tecnología de Ypsicon respecto a la esterilización convencional y la ultra high temperature es que no utiliza aditivos, tiene un menor consumo energético y los alimentos y otros productos esterilizados con este sistema tienen una vida útil superior a los seis meses, mantenidos a temperatura ambiente", comenta.

Por el momento, la compañía - que ha patentado la tecnología UHPH a nivel europeo - ofrece sus servicios a pymes del sector alimentario, farmacéutico, químico y cosmético a países como Corea o Uruguay. En un futuro próximo pretende tener la capacidad suficiente para poder trabajar para las grandes multinacionales del sector.


VETGENOMICS Facilitar la labor de veterinarios y criadores

Creada a principios del 2011, tras una dilatada trayectoria operando como grupo de investigación que ofrecía servicios de diagnóstico genético y genómico veterinario para animales de compañía, Vetgenomics es la primera empresa de base tecnológica participada por la UAB. "A pesar de que constituimos la empresa Vetgenomics en marzo del 2011, llevábamos muchos años ofreciendo servicios de análisis genético en animales de compañía tales como perros, gatos, caballos y aves para descubrir enfermedades hereditarias, detectar patógenos, hacer test de paternidad o determinar el génerode aves exóticas", explica Armand Sánchez, director de Vetgenomics. No obstante, y más allá de actuar como laboratorio genético, la spin-off nace con la voluntad de desarrollar innovadores productos de diagnóstico que faciliten la vida a los veterinarios, criadores y empresas dedicadas a los animales domésticos."Vetgenomics ofrece a la industria el know-how y la tecnología más avanzada en proyectos de I+ D en el campo de la genética molecular, facilitando una mayor competitividad de las empresas gracias a la innovación y al incremento del valor añadido de los productos finales", admite Sánchez. En este sentido, la spin-off compuesta por cinco personas, que obtuvo el premio de segunda finalista Bio-Emprenedor XXI en el año 2009, colabora en diversos proyectos de carácter europeo de la mano de distintos laboratorios de Europa y Estados Unidos.


STRANDS "De Apple a la banca personal online"

A finales del año 2003 un grupo de científicos emprendedores crearon la empresa Strands, como una spin-off del Institut d'Investigació en Intel·ligència Artificial (IIIA-CSIC) para ayudar mediante su producto MusicStrands, a los usuarios de Apple a gestionar su músicaen diferentes dispositivos como el ordenador o el teléfono móvil. Pero con el tiempo, esta empresa evolucionó hacia otros sectores, como el comercio electrónico, el fitness y la banca. "Hemos desarrollado Personal Finance Management, un producto que permite que los clientes de un banco gestionen sus finanzas personales de forma práctica y eficaz. Empezamos esta aventura con el BBVA y actualmente estamos trabajando también con ING en Holanda y otras entidades financieras de Canadá, el Reino Unido y Bélgica", explica Marc Torrents, cofundador de Strands y director de innovación tecnológica de la compañía, que en el 2011 fue elegida como una de las cien mejores empresas norteamericanas con los premios Red Herring Top 100 North America. Integrada por un equipo de 50 personas, y con oficinas en Barcelona, Madrid, Oregón y San Francisco, la empresa mantiene una colaboración constante con la UAB. "Seguimos siendo muy activos en cuanto a investigación, que es la base de nuestro negocio. Ahora estamos trabajando en un proyecto europeo muy interesante con diversas universidades y entidades financieras", concluye Torrents.

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.