Decenas de nuevas plataformas se han propuesto crear mundos virtuales que imiten al físico y han empezado por algo tan cotidiano como los encuentros de trabajo. 

Entrevista de El Periódico a Alberto Ojinaga, Director General de Desigual: "Tener fiesta los viernes, sábados y domingos es un atractivo. Y tiene que ver con que la sede responde a una filosofía o 'claim' interno en la empresa, de 'fun and profit', una cultura de como tratar a la gente. Ir a trabajar también puede ser ir a pasarlo bien. La vida es disfrutar y también en el trabajo o para levantar un negocio."

España reforma la Formación Profesional con el objetivo de lograr una enseñanza a la carta que se adaptará a las necesidades de los estudiantes. Con la nueva propuesta, los alumnos podrán realizar microformaciones, cursos especializados y elementales de aproximadamente 50 horas lectivas en centros oficiales. De este modo, los estudiantes podrán ampliar su currículo. Dicha propuesta cuenta con un amplio consenso y se ha realizado con la esperanza de poner freno al paro juvenil. 

Las trabajadoras se lo han de pensar dos veces antes de optar por un trabajo más remoto. ¿Por qué? Suelen tener una carga más pesada que los hombres en cuanto al cuidado de los hijos o familiares y en relación con las tareas domésticas. El teletrabajo ha acentuado esta tendencia y es probable que muchas mujeres quieran dedicar el tiempo que habitualmente perdían en desplazamientos hacia la oficina a sus asuntos familiares. 

A punto de cumplirse un año de la regulación del trabajo a distancia es una incógnita el nivel de teletrabajo que perdurará cuando la pandemia de la covid acabe, ya que la tasa de asalariados que trabajan en su domicilio ha caído a la mitad desde el inicio de la crisis pero todavía triplica la que había antes.

Volveremos al despacho, pero nada será igual. La pandemia ha dado un empujón a un cambio cultural en el trabajo delante de una pantalla. ¿Cuánto se quedará del teletrabajo a largo plazo? Expertos, empresas y trabajadores debaten sobre los pros y contras, mientras las fórmulas híbridas van ganando terreno y los espacios de oficina mutan. 

Cada vez son más los países que se plantean la idea de adoptar la semana laboral de cuatro días. Tal y como explica The Washington Post, Japón apoyará a las organizaciones que opten por dicha posibilidad. Y también es el caso de España, donde se han empezado a mover en la misma dirección con la puesta en marcha de un experimento voluntario. 

Muchas empresas ya están preparadas para volver a la presencialidad, pero muchos trabajadores aún no. Parece que la desconexión entre empresa y empleado es cada vez más profunda, lo cual puede conducir a una disminución del sentimiento de pertenencia y, en consecuencia, a una importante pérdida de talento. McKinsey Quarterly sugiere algunas formas de evitarlo.

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.