Greg Jackson es el Fundador y CEO de Octopus Energy, una start-up británica valorada en más de 1.400 millones de libras dedicada a las energías renovables. A pesar de contar con más de 1.200 personas empleadas, declara no tener interés en elementos tradicionales como los departamentos de RRHH o de IT. Jackson, de hecho, considera que los managers de su empresa y él mismo pueden llevar a cabo sus funciones.

Son muchas las normas y regulaciones que aplican las empresas sin tener en cuenta que ralentizan procesos, desmotivan a empleados y dificultan un adecuado servicio al cliente. The Economist explica que cada capa burocrática de informes añade un 10% a la carga de trabajo y propone soluciones para reducirlas, como la creación de un departamento dedicado exclusivamente a impulsar la eliminación de la burocracia innecesaria.  

No siempre es fácil incorporarse a un nuevo puesto de trabajo y sentirse implicado en una nueva cultura organizativa. Por eso, es esencial gestionar correctamente el proceso de onboarding que, tal y como expone Fast Company, con el auge del trabajo en remoto derivado de la pandemia se está convirtiendo en algo cada vez más digital. 

Un equipo integrado es aquel que reconoce las diferencias entre sus miembros y las acepta. Transforma la amenaza de la diversidad en oportunidades y posibilidades para co-crear conjuntamente. Y se orienta al logro de unos objetivos compartidos. ¿Pero qué diferentes roles pueden desempeñar sus miembros y cómo favorecen o dificultan la efectividad del equipo?

La inversión en el desarrollo de los managers de primera línea a menudo es insuficiente y eso es grave, ya que son los mayores responsables de ejecutar las iniciativas planteadas por la alta dirección, de mantener a la fuerza laboral comprometida y de retener el talento. Así lo exponen desde Human Resource Executive Magazine a partir de las reflexiones de Katy Tynan, una de las ponentes del Spring HR Technology Conference & Exposition celebrado recientemente. 

Una nueva tendencia laboral está arrasando entre los menores de 34 años: el job hopping. ¿En qué consiste? En cambiar de empleo con frecuencia, lo cual se explica porque los nativos digitales tienen poco o nulo apego a las empresas. No sienten compromiso, no comparten el propósito de la organización, ni su política retributiva o de promoción. Eso les puede llevar a tener aumentos significativos en su salario en los primeros años. 

Son muchas las empresas que hasta ahora abusaban de la contratación temporal en España. Sin embargo, el pasado mes de febrero se puso en marcha el nuevo plan de choque contra el fraude en la contratación temporal. Como resultado de esta campaña, ya se han transformado unos 60.000 contratos temporales en indefinidos, según datos de la Inspección de Trabajo.

La interacción entre las personas y las nuevas tecnologías da lugar a la denominada fuerza de trabajo aumentada, un fenómeno que ya está cambiando la forma de trabajar en muchas organizaciones.

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.