La Vanguardia La Fundació Factor Humà ha col·laborat amb La Vanguardia en aquest article sobre un nou estudi, realitzat entre 22.000 empleats de 22 països, segons el qual un de cada tres espanyols està "desencantat" de la seva empresa.

Poca gente cree ya en el amor para toda la vida. Esta máxima parece cumplirse en las relaciones personales en España hay casi tantos divorcios como bodas-pero también en las profesionales, donde cada vez más trabajadores rompen su relación amorosa con la compañía, incluso aunque sigan trabajando en ella. Así lo demuestra un estudio presentado esta semana por Towers Watson que demuestra que uno de cada tres españoles está "desencantado" de su empresa. El porcentaje de trabajadores que no se sienten comprometidos alcanza el 46% si se incluye también a los que se definen como "desmotivados".

"Entendemos por compromiso una conexión del empleado con la empresa que va más allá de la mera satisfacción: el trabajador comprometido es aquel que está orgulloso de pertenecer a su compañía, se siente parte del mismo barco y está dispuesto a ir incluso más allá de lo que la propia empresa le pida", explica Juan Carlos Olabarrieta, director de Towers Watson. Pero este tipo de empleado está en peligro de extinción: de hecho, sólo un 16% de los españoles asegura sentirse "comprometido" con su empresa.

Según el informe, elaborado sobre una muestra de 22.000 empleados en 22 países, 1.000 de ellos en España, el factor que más influye en el nivel de compromiso de un empleado con su compañía es el tipo de liderazgo que ejerza el equipo directivo de la empresa. "El desapego que se palpa en el estudio se explica fundamentalmente porque los trabajadores no encuentran lo que buscan en sus líderes", advierte Olabarrieta. Lo que buscan no son habilidades profesionales, sino aptitudes de carácter más personal: directivos que escuchen, que se muestren cercanos, que se preocupen por sus empleados y que demuestren ser dignos de la confianza de estos. Pero los directivos no obtienen buenas notas en estas cuestiones: por ejemplo, sólo un 31% de los españoles cree que la alta dirección de su empresa tiene capacidad para generar confianza y credibilidad entre sus trabajadores, y sólo un 26% cree que la dirección se preocupa por el bienestar de la plantilla.

La edad influye en el nivel de compromiso de los trabajadores. Según el estudio de Towers Watson, los que muestran un mayor nivel de desapego hacia la empresa y dudan menos a la hora de cambiar de trabajo son los jóvenes de entre 25 y 34 años. Este colectivo es también el más crítico con la dirección de la empresa y el que más reclama valores humanos a sus líderes.

Curiosamente, a pesar del escaso compromiso de los trabajadores con su compañía actual, el estudio de Towers Watson revela que un 53% de los españoles no tiene ninguna intención de dejar su empresa y otro 37% consideraría ofertas pero no busca trabajo. Sólo uno de cada diez empleados reconoce estar buscando trabajo activamente o tener ya planes para cambiarse de compañía. "Esto demuestra que las empresas tienen un problema, porque tienen una fuerza de trabajo que necesita estímulos", apunta el director de Towers Watson.

Conscientes de ello, la falta de compromiso de los trabajadores es un problema que lleva años preocupando a los directivos de recursos humanos, especialmente por los problemas que acarrea para la productividad y por la rotación excesiva. "Hay que aprender a gestionar ese desapego, y aquí es donde afloran las carencias de las organizaciones", señala Anna Fornés, directora de la Fundació Factor Humà. En su opinión, las empresas deberían "tomar la temperatura" periódicamente a su plantilla mediante encuestas de clima y otras herramientas específicas que valoren el nivel de compromiso de los trabajadores y tomar medidas que incluyan, por ejemplo, "comunicar mejor hacia dónde se dirige la empresa, pedir la opinión de los empleados, fomentar el diálogo entre equipos, potenciar el liderazgo y, sobre todo, escuchar a las personas".


Visión oscura del futuro del mercado

Según el estudio presentado esta semana por Towers Watson, sólo un 10% de los trabajadores españoles busca activamente un trabajo para abandonar su actual compañía, a pesar de su bajo nivel de compromiso con la misma. "No se plantean buscar otro trabajo porque su visión del mercado laboral es bastante oscura", explica Juan Carlos Olabarrieta, director de Towers Watson. Así, casi la mitad de los encuestados cree que el númerode ofertas de trabajo disponibles no cambiará en los próximos meses y otro 27% cree que la cifra de vacantes incluso disminuirá. Sólo uno de cada cuatro trabajadores se muestra optimista y augura un aumento de la oferta en los próximos meses. Una vez más, la edad matiza los resultados del estudio. En este sentido, los más jóvenes son los más optimistas y, a pesar de ser uno de los colectivos más afectados por la crisis, un 45% de los menores de 25 años piensa que la situación del mercado laboral va a mejorar en los próximos meses. Los mayores de 45 años, en cambio, son los más pesimistas y un 38% piensa que la situación no hará sino empeorar a medio plazo.

La Vanguardia

Acceso a más información sobre el estudio en la página web de Towers Perrin: http://www.towerswatson.com/global-workforce-study

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.