La empresa Edenred ha presentado el estudio "Influencia del Covid19 en las políticas salariales", elaborado por la Universidad de Granada, en el que se demuestra que el 25% de los empleados ha visto reducido su salario durante la crisis. Los principales motivos son la disminución del volumen de negocio o de la jornada laboral. Además, la crisis del coronavirus también ha puesto de manifiesto las diferencias salariales existentes entre las personas encuestadas. 

¿Cómo ha afectado la COVID-19 a nuestros salarios?

Desde Edenred acabamos de presentar recientemente el estudio “Influencia del Covid19 en las políticas salariales”, elaborado por la Universidad de Granada.

Unas de las principales conclusiones que nos hemos encontrado es que el 25% de los empleados encuestados ha visto reducido su salario en esta crisis, en concreto a un 7,7% se les redujo su salario fijo y a un 23,3% si hablamos del salario variable.  

Los motivos de esta reducción en el salario de los españoles se deben a la disminución del volumen de negocio, según un 55%. En el resto de casos, las personas encuestadas manifiestan que los motivos son una disminución de la jornada laboral, parcial o por un ERTE.

Pero además de la reducción de salario, las crisis sanitaria también ha puesto de manifiesto las diferencias salariales existentes. La franja salarial entre 20.000 y 30.000 euros netos anuales es la más frecuente entre las personas encuestadas (29,5%). De hecho, el 71,8% no superan los 40.000 euros de salario neto al año.

Uno de los factores que marcan las diferencias en el salario de los españoles es la edad, sumado a la antigüedad en el puesto y a la experiencia laboral, situándose en 46 años el intervalo salarial más alto, que es mayor de 50.000 euros. Esto parece confirmar que la responsabilidad se ve recompensada con salarios más altos y se trata de una tendencia generalizada en todo el tejido empresarial, aunque en las grandes empresas la horquilla salarial es mayor que en las pymes.

Beneficios sociales como parte de la retribución

Cada vez más personas reciben beneficios sociales como parte de su retribución.  De hecho, un 76,3% de los encuestados afirman que las empresas les ofrecen beneficios sociales como parte de la retribución, y de estas un 66,6% puede elegir entre una cartera de beneficios aquellos que más le interesen. El tamaño de la empresa influye tanto en la oferta de beneficios como en la capacidad de elección que permite a sus plantillas, siendo ambas mayores en las grandes empresas que en las pymes.

Actualmente, Ticket Restaurant, los seguros de salud y Ticket Transporte se colocan como los tres más utilizados. Tal y como refleja el estudio, los beneficios sociales cuentan con una amplia aceptación, ya que, cuando la empresa ofrece este tipo de retribución, un 90% de las personas encuestadas hacen uso de estas prestaciones.

Aumento de sistemas de retribución flexible

Otra de las grandes conclusiones de este informe es que el incremento de los sistemas de retribución flexible es muy notable. Los resultados muestran que casi un 60% de las personas que participan en el estudio y reciben beneficios sociales trabajan en empresas que ofrecen este tipo de sistemas.

La brecha salarial continúa siendo una realidad

En cuanto a la equiparación de salarios se observa que, incluso controlando diversas variables como la edad de las personas participantes o su antigüedad en la empresa, por término medio los hombres tienen salarios superiores a las mujeres. Más de la mitad de las mujeres cobran por debajo de los 30.000 euros anuales (un 53,9%) mientras que, en los hombres, solo el 33% se sitúa en esas cifras.

Esta tendencia se ve más presente en unos sectores que en otros, siendo el sector bancario, el industrial o el de servicios, los sectores con mayor desigualdad entre hombres y mujeres, y el sector de la hostelería y el de servicios públicos dónde las diferencias salariales son menos destacables.

Igualmente, las mujeres que trabajan en pymes tienen un salario inferior a las que trabajan en empresas grandes, hecho que no ocurre para el caso de los hombres.  

Satisfacción general con el salario

Entre todo el personal encuestado, un 51,1% declara estar satisfecho con su salario y en torno al 50% de los que reciben beneficios sociales manifiestan estar satisfechos con la cantidad y valor de los mismos.

Como dato curioso, la satisfacción con los beneficios es mayor cuando los costes son asumidos por la empresa, pero pone de manifiesto que muchos trabajadores y trabajadoras desconocen las ventajas que supone la retribución flexible como una alternativa a cuando el coste no lo asume la empresa.

 

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.