“Si se valoran los últimos 50 años en su conjunto, las oportunidades para las mujeres en el ámbito laboral han aumentado. Sin embargo, durante la década pasada, dicho progreso se detuvo”, afirma Sara Sanford, Directora Ejecutiva de Gender Equity Now. Lo cuenta en una conferencia TED, durante la que relata experiencias que demuestran que los hombres, a veces de forma inconsciente, tienden a no valorar algunas propuestas por el simple hecho de que las realizan mujeres.  

Cómo crear un ambiente empresarial sin sesgo de género

En esta charla TED que tuvo lugar en noviembre de 2018 en Seattle (Estados Unidos), Sara Sanford explica que queda mucho camino por recorrer para conseguir la igualdad real entre hombres y mujeres en el mundo empresarial. Más allá de la brecha salarial, las mujeres siguen estando infrarrepresentadas en las posiciones de liderazgo y acostumbran a tener menos oportunidades de vivir experiencias que les faciliten ocupar dichos puestos. Las razones principales que explican estas desigualdades, según Sanford, tienen que ver con el sesgo inconsciente y con la cultura organizacional.  
 
La Directora Ejecutiva de Gender Equity Now narra su propia experiencia dentro de una organización. Sara Sanford presentó una propuesta para reclutar a más mujeres en el sector financiero. Su iniciativa tuvo el apoyo de casi todo el equipo, excepto el de un hombre llamado Howard. A pesar de que ella contactó con él de varias formas, Howard no le respondía. Sara empezó a cuestionarse a si misma y a su trabajo: ¿Había empleado un tono inadecuado en sus comunicaciones? ¿No le gustaba su propuesta? La respuesta a ambas preguntas era negativa; se dio cuenta de ello cuando Howard se dirigió a ella para decirle que la idea que Tom, otro de sus compañeros, había tenido para reclutar a más mujeres era muy buena. El problema es que no se trataba de una nueva idea de Tom, era exactamente la misma propuesta que Sara había planteado antes. Sin embargo, Howard únicamente prestó atención a la iniciativa cuando tuvo a otro hombre como interlocutor.   

¿Qué hacen las organizaciones para evitar este tipo de situaciones? Hasta el momento, la solución por la que han optado mayoritariamente las empresas ha sido ofrecer formación. Sin embargo, esta es muy costosa y a menudo no da los resultados esperados. De hecho, Sanford explica que “algunas investigaciones apuntan que en ciertos casos ha llegado a ser contraproducente, puesto que algunos hombres que asisten a las formaciones sobre diversidad tienden a rebelarse contratando y ascendiendo a menos mujeres y a personas que forman parte de colectivos minoritarios.”  
 
Otra solución recurrente ha sido pedir a las mujeres que cambiaran su comportamiento para mostrarse más firmes, además de sugerirles que se formaran más. Sin embargo, no parece que la educación o las habilidades sean el problema, teniendo en cuenta hay más mujeres que hombres con títulos universitarios y que además ellas también demuestran tener grandes habilidades de liderazgo encabezando negocios exitosos.   
  
Es por eso que en su organización decidieron afrontar el problema de forma diferente. Por un lado, se dieron cuenta de que los espacios de trabajo deben ser objetivos desde su diseño. Para conseguirlo, identificaron más de 100 herramientas vinculadas a la cultura empresarial que se pueden aplicar para contrarrestar el impacto del sesgo de género. Por ejemplo, es recomendable que las empresas coloquen la casilla de género al final de los tests de competencias, teniendo en cuenta que se ha descubierto que si se le pide a una mujer indicar su género antes de hacer este tipo de pruebas su desempeño es peor que si no se lo han preguntado.  
 
Por otro lado, a la hora de hacer un seguimiento a los empleados recomiendan evitar las evaluaciones anuales, que ofrecen impresiones generales que fomentan el sesgo. En cambio, si se realizan evaluaciones más cortas y frecuentes se pueden evitar las impresiones basadas en sensaciones. Además, con el fin de que las empresas planteen estrategias de igualdad de género, desde Gender Equity Now crearon la primera certificación estandarizada para la igualdad de género que acredita a empresas de Estados Unidos.  
 
Estas son algunas de las opciones que tienen las organizaciones para eliminar la brecha existente entre hombres y mujeres. Tienen en su mano eliminar el sesgo y la desigualdad de oportunidades, solo depende de la voluntad.  
 
 
Acceso a la conferencia TEDxSeattle de Sara Sanford: https://www.ted.com/talks/sara_sanford_how_to_design_gender_bias_out_of_your_workplace?language=es

 

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.