Llibres

El nostre catàleg et permetrà identificar novetats editorials i, mitjançant el nostre cercador, tots aquells recursos bibliogràfics que et puguin interessar sobre qualsevol assumpte de RH
El despido interior El consultor Lotfi el Ghandouri examina en aquest llibre el procés de la desmotivació laboral. Parla sobre l '"acomiadament interior", un fenomen definit com "el resultat final d 'un llarg i complex procés de vivències negatives a la feina."

Artículo Desaparecidos en la empresa de La Vanguardia, 07/10/2007.


El consultor Lotfi el Ghandouri examina el proceso de la desmotivación laboral.

Aunque parezca una cuestión de actualidad, ya hace 25 años que en Alemania se comenzó a hablar del fenómeno del despido interior,definido entonces como "la renuncia a poner empeño en el trabajo". Ya en 2005 unos psicólogos del mismo país retomaron la cuestión del despido interior definiéndolo como "el resultado final de un largo y complejo proceso de vivencias negativas en el trabajo. El trabajador se distancia de sus funciones, sin llamar la atención y pasando inadvertido, evitando conflictos".

De tal modo que, afirma el consultor Lotfi el Gandhouri, uno está en despido interior cuando se rinde porque no encuentra solución a su desmotivación, frustración y malestar laboral. El afectado cree que no puede seguir adelante, que ha de aceptar lo que le pasa. Y para no sufrir ni castigar a la organización, huye hacia adentro, reduciendo al mínimo exigible el rendimiento e intentando pasar desapercibido.

Pese a que en los últimos años muchas empresas se han dado cuenta de que el camino hacia la innovación y la competitividad se logra a partir de las personas y han invertido en la gestión de su capital humano, los resultados no han sido los esperados. Según algunas encuestas, un 22% de los empleados europeos tendría un nivel de compromiso bajo con su organización. Quizá es un dato optimista, pero en cualquier caso para el autor el fenómeno del despido interior es una de las causas de esta situación, así que ha decidido abordarlo en un libro que mezcla el análisis con relatos cuyos protagonistas sufren este proceso.

Un proceso paulatino y silencioso que, explica, ha experimentado él mismo. En él se van descendiendo escalones, pasando de la entrega inicial en el puesto de trabajo a sólo el compromiso, esto es, a cumplir sólo con lo exigido. Y de aquí a tan sólo la participación, a dejar de tirar del carro y hacer lo mínimo imprescindible. El descenso aún puede seguir. La diferencia entre las expectativas y la realidad en el trabajo, especialmente intensas en personas con un nivel de autoexigencia alto, llevan a que si no logran resolver los conflictos que experimentan en la empresa continúen bajando escalones, y lleguen a los últimos peldaños del despido interior: la retirada - "nos retiramos para rebelarnos y castigar a la organización, intentando provocar el cambio desde nuestro entorno, convencidos de que la culpa de nuestra infelicidad laboral la tiene nuestra empresa y nos transformamos en rebeldes pasivos, viviendo con nuestro malestar y decepción a la espera de que nuestra situación mejore", dice el autor- y finalmente la resignación, cuando se asume que ya no se puede hacer nada para cambiar las cosas y preferimos seguir desaparecidos en el trabajo sufriendo lo conocido que arriesgándonos a lo desconocido.

El origen del proceso es el incumplimiento de tres necesidades básicas de los humanos, dice El Ghandouri: la realización, el reconocimiento y el sentimiento de contribuir a algo mayor que nosotros. Y los disparadores de la caída pueden ser externos - una estructura organizativa y una gestión de personas caduca en la empresa, desajustes entre el puesto y el talento-, pero también internos, que hacen que la persona sea más sensible a los externos: por ejemplo, dar la espalda a nuestros valores y principios, aparcar nuestros sueños o centrar la vida en el trabajo.

Los efectos negativos de este despido interior son graves para la persona - mentales, emocionales y físicos-, y para la empresa se traducen en absentismo y baja de productividad. Y las soluciones pasan por el propio cambio, ya que uno suele tener el poder de elegir, pero sobre todo por construir "organizaciones con alma", dice el autor, que comprendan que la felicidad laboral de sus empleados crea valor. Aunque sólo sea por eso.


´El despido interior´

"Después de un tiempo, el sentimiento de rebelión puede transformarse en culpabilidad que se diluye viendo que nadie reacciona a nuestro comportamiento de huida silenciosa, lo que deja todo el espacio a la complacencia. Para mantenerse en la fortaleza se necesitan justificaciones que validen y refuercen nuestro encierro. ´Excusas´ contra las que pensamos no poder luchar. Las excusas nos permiten justificar nuestra resignación porque les damos más peso y porque proceden del entorno al que intentamos convencernos de que estamos condenados: ´Si no fuese por mis responsabilidades familiares´, ´Si no fuese por el entorno´, ´Si no fuese por lo que soy´."

ISBN: 84-93562-66-3

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.